Ana Elisa Osorio / Opinión

26.May.2014 / 08:20 am / Haga un comentario

El III Congreso del PSUV es una extraordinaria oportunidad para reafirmar el legado de Chávez, para revisar algunos de sus últimas enseñanzas así como para releer las críticas que le hizo a nuestro partido y corregir lo que sea necesario corregir. Nunca deberemos soslayar el espíritu de la crítica y la autocrítica.

En el documento que nos dejó nuestro Comandante Eterno “Líneas estratégicas de acción política” de enero 2011 nos hace una serie de advertencias y críticas:

“…podemos verificar, en mayor o menor medida, algunas actitudes o desviaciones características de los partidos tradicionales, tales como el burocratismo, el oportunismo, el sectarismo, el nepotismo y el gradual alejamiento de la base social bolivariana, resultantes de la persistencia de la “cultura capitalista” en el seno de la sociedad”.

Más adelante el Comandante Chávez afirma:

“Esta cultura (la capitalista) es reproducida a lo interno del Partido, y se expresa en que algunos sectores lo conciben como un medio para el “ascenso social” de los y las militantes con responsabilidades de dirección a distintos niveles. Algunos camaradas se consideran lideres absolutos e indiscutibles en sus espacios, y asumen la discrecionalidad de excluir del Partido, y hasta de la Revolución, a quienes se atrevan a diferir o a disentir de ellos y ellas”.

En el mismo documento Chávez nos propone transformar el partido maquinaria en un partido en movimiento y al respecto escribió:

“Sin embargo, debemos reconocer que en el PSUV, se ha venido produciendo una imposición de la lógica de la maquinaria, donde se concibe el hecho electoral como un fin en sí mismo, y no como una tarea en la lucha por democratizar radicalmente la sociedad venezolana. La amplia base social de la Revolución termina instrumentalizada bajo la forma de “masa de maniobra” electoral en cada proceso, y lo que es peor, con formas organizativas que cada año se redefinen en función del mismo, perdiendo por ende su condición de sujeto de la Revolución”.

La militancia del PSUV debe aprovechar la oportunidad de participar en los encuentros que se realizan semanalmente para discutir los distintos documentos referidos a:

1.- El marco ideológico de nuestro partido para reforzar lo concerniente a la transición al Socialismo y el rol de las y los militantes.

2.- El área internacional para consolidar nuestros lazos solidarios y de cooperación con los partidos y movimientos sociales del planeta y seguir avanzando en el proceso de integración latinoamericana y caribeño y en la conformación de un mundo multipolar como lo soñó Chávez.

3.- El tema organizativo donde propondremos acciones dirigidas a incrementar el ejercicio de la democracia participativa y protagónica a lo interno del partido tal como es el mandato constitucional en su art. 67: “Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de asociarse con fines políticos, mediante métodos democráticos de organización, funcionamiento y dirección. Sus organismos de dirección y sus candidatos y candidatas a cargos de elección popular serán seleccionados o seleccionadas en elecciones internas con la participación de sus integrantes”.

Por otra parte el artículo 5 de nuestra Constitución es muy claro y el PSUV y sus autoridades no pueden quedar al margen del mandato constitucional: “La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejerce el Poder Público…”

Nuestra proposición es que todas las discusiones, sobre la organización de nuestro partido y de sus estatutos, deben ceñirse estrictamente al precepto constitucional.

El PSUV debe ser modelo para nuestra sociedad en el ejercicio de la democracia participativa y protagónica desde el o la militante de base pasando por todos los niveles de dirección, inclusive su Congreso que representa la máxima autoridad de nuestro Partido (artículo 28 del estatuto).

Planteamos a la militancia del PSUV hacer una revisión exhaustiva de nuestro Estatuto. Al respecto formulamos algunas propuestas para la discusión del mismo.

1- Artículo 5 sobre los métodos de la democracia interna

a) El método por excelencia debe ser la elección directa, universal y secreta.

b) Cualquier otro método debe aparecer como un parágrafo del artículo que solo se aplicaría en situaciones excepcionales de calamidad pública de orden político, social o ambiental. Esta proposición responde a los artículos 5 y 67 de la CRBV.

c) Para nuestras elecciones internas debe incorporarse mecanismos que garanticen la equidad de género. Poe ejemplo listas paritarias, alternancia, etc.

2- Artículo 14 Sobre la distribución territorial de los órganos del Partido

a) Se deben mantener la organización del partido tal y como se propone en este artículo sin detrimento de incluir cualquier otra instancia tal como las UBCh.

b) Es importante ratificar los equipos políticos comunal, parroquial, municipal y estadal para garantizar la participación democrática a todos los niveles y el ejercicio del centralismo democrático.

3- Artículo 20 Sobre la tipología de las patrullas socialistas

a) Tanto las patrullas territoriales como las sectoriales elegirán un vocero o vocera en su seno y lo notificaran a su instancia inmediatamente superior.

b) Las patrullas sectoriales deberán organizar a las y los trabajadores en cada institución, empresa, fábrica pública o privada donde haya al menos 5 militantes del partido.

c) De manera similar se organizaran las y los estudiantes en los liceos, institutos educativos y universidades.

d) También se podrán organizar patrullas sectoriales al interno de sectores sociales como mujeres, profesionales y técnicos, personas de la tercera edad, etc.

e) El partido abrirá un registro donde cada patrulla territorial o sectorial se inscriba y este se actualizara periódicamente.

4- Artículos 21, 22 y 23 Sobre los equipos territoriales

a) La elección de las directivas de los equipos políticos del PSUV se elegirán de acuerdo al artículo 5 modificado.

b) La coordinación de cada equipo recaerá en el militante más votado

c) En ningún caso la coordinación podrá recaer en el alcalde, alcaldesa, gobernador o gobernadora.

5- Artículo 24 Sobre la organización regional

Los vicepresidentes regionales serán de libre nombramiento y remoción por parte del presidente ejecutivo del PSUV. Los mismos serán escogidos en el ámbito de la Dirección Nacional y no estarán en ejercicio de cargos de alto nivel del Ejecutivo (Ministros, alcaldes o gobernadores).

6- Artículo 26 Sobre la Dirección Política Nacional

a) La Dirección Politice Nacional debe ser elegida de manera directa, secreta y universal tal como lo dicta el artículo 5 modificado.

b) La Dirección política Nacional nombrará un comité de revisión de credenciales que evaluará, según el Código de Ética y el perfil del militante, a cada uno y cada una de los militantes que sean postulados para ser miembros de la Dirección. Sera requisito indispensable tener al menos 3 años de militancia en el PSUV.

c) La Dirección política Nacional se elegirá cada 4 años y sus integrantes podrán ser reelectos.

d) Los integrantes de la Dirección política Nacional serán en un número de 30

7- Artículo 29 Sobre el Presidente o Presidenta del Partido

a) En el III Congreso del PSUV se proclamará al Comandante Hugo Chávez Frías con Presidente Eterno del PSUV.

b) Cada 4 años el Congreso del Partido elegirá a un Presidente o una Presidenta Ejecutiva.

8- Artículo 32 Sobre las cotizaciones

a) Es deber de todas y todos los militantes cotizar regularmente a las finanzas del Partido. Las instancias organizativas de la base deberán desarrollar mecanismos para estimular y garantizar las cotizaciones de la militancia.

b) La Dirección política Nacional definirá las alícuotas que se le entregarán a los equipos políticos parroquiales, municipales, estadales y al nacional, de manera de garantizar el funcionamiento mínimo del partido (casa del partido, publicaciones, etc)

c) Las distintas instancias de dirección del Partido rendirán cuenta de estos recursos a la Dirección Política Nacional y a la militancia.

9- Artículo 34 Sobre el Tribunal disciplinario

a) La Dirección Política Nacional elegirá a los miembros del tribunal disciplinario, de los 5, al menos 3 serán miembros de la Dirección Nacional.

b) Ningún miembro del Tribunal Disciplinario deberá ejercer cargo de alto nivel del ejecutivo nacional, estadal o municipal.

Finalmente quiero insistir en el tema de la ética y la lucha contra la corrupción, el burocratismo y la ineficiencia.

Nuestra militancia debe ser modelo de solidaridad, honestidad, trabajo, eficiencia, estudio. Este es el legado que nos dejó nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez, nosotras y nosotros (militantes del PSUV) somos los llamados a defenderlo y no dejar que muera. Así y solo así Chávez vivirá en nosotros y la Revolución Socialista Bolivariana y Chavista seguirá su curso para el bienestar de nuestro Pueblo y las futuras generaciones.

Independencia y Patria Socialista

¡Chávez Vive!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve