Antonia Muñoz / Opinión

24.May.2016 / 06:44 pm / Haga un comentario

La arremetida del imperio norteamericano contra Latinoamérica es verdaderamente preocupante, y no hay duda que es una respuesta al proyecto bolivariano integracionista impulsado y liderado por el Presidente Chávez desde que llegó al poder en febrero de 1999. Como todos recordarán a este proyecto se fueron sumando paulatinamente Presidentes latinoamericanos como Kirchner en Argentina, Inacio- Lula-  Da Silva en Brasil, Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador, Daniel Ortega en Nicaragua, Fernando Lugo en Paraguay, José- Pepe- Mujica en Uruguay,  José Manuel Zelaya en Honduras; Salvador Sánchez Cerén en El Salvador.  La posición nacionalista de Fidel Castro es harto conocida, así como es conocido que éste fue el primer Presidente aliado del Comandante Chávez en Latinoamérica y el Caribe. Definitivamente,  demasiados líderes nacionalistas juntos para los gustos colonizadores de los Estados Unidos.

 El ponerse de acuerdo tantos líderes del continente que encabezaban gobiernos progresistas o nacionalistas se tradujo en la concreción de organizaciones como ALBA, UNASUR, CELAC, Petro Caribe, TELESUR  que favorecen la integración de los iguales que creen y luchan  por su AUTO DETERMINACIÓN, que no es otra cosa que luchar por su SOBERANÏA. Sin lugar a dudas todo lo anterior configura una nueva geopolítica en el continente americano alejada de los designios y el yugo de Washington, quienes se creen predestinados para controlar y gobernar al continente americano y al mundo. Por eso, los gobiernos norteamericanos se llevarán por delante a quien sea necesario con tal de asegurar los recursos que le permitan mantener subyugados a los pueblos y mantener los niveles de satisfacción de su sociedad altamente consumista. La cúpula norteamericana nunca aceptará haber perdido parte de su patio trasero, de donde extraen todo tipo de materia prima,  producen parte de sus alimentos y donde colocan  los excedentes de su producción. Para sus propósitos, los gringos nos necesitan importadores.

Es bueno recordar que los Estados Unidos también tienen sus aliados de la derecha en otros continentes  y en el nuestro. Por eso se habla del eje Washington-Madrid-Bogotá. Podría hablarse del eje USA- Europa- Latinoamérica. No en balde el presidente Barack Obama el  09 de febrero del 2015 expresó públicamente que le  torcerían el brazo al país que no hiciera lo que Estados Unidos quisiera. La última incursión  en nuestro  continente se trata de la grosera injerencia de los Estados Unidos  en Brasil, a través de la actuación de la derecha de ese país;  quienes con un acoso incesante a la presidenta Dilma Roussef, y usando para sus acusaciones de corrupción pruebas muy débiles, el 12 de mayo de 2016 la desalojaron del poder por 180 días; lapso de investigación que utilizarán para terminar de preparar la patraña que justifique ante el mundo su derrocamiento definitivo del cargo de Presidenta que le otorgaron unos 54 millones de brasileros y brasileras.  El cargo de Presidente fue ocupado por  el actual  Vicepresidente, un individuo con pruebas de corrupción en su contra y quien obtuvo un apoyo menor  al  1% del electorado; pero quien sin ninguna duda  abrirá  de par en par las puertas de Brasil  al voraz  imperio norteamericano.

 Rogamos a Dios que los venezolanos no tengamos que sufrir en carne propia lo que han vivido los afganos, irakíes, libios y sirios, por mencionar los nacionales de los últimos 4 países que han sido destruidos por el imperio norteamericano en su empeño de establecer su hegemonía política para conseguir sus objetivos geoestratégicos y económicos. También rogamos a Dios sabiduría y discernimiento para   los venezolanos que le permita no  dejarse engañar por el discurso del cambio ofrecido por la derecha. Así mismo, no es casual que se mantenga el mismo acoso contra otros dos gobiernos progresistas como son los gobiernos de  Bolivia y Ecuador. Recordemos que hace unos pocos años lograron su objetivo en Hondura cuando derrocaron a Zelaya y en Paraguay cuando destituyeron de su cargo al presidente Fernando Lugo con la argucia de un golpe parlamentario. No permitamos que la suela insolente del imperio norteamericano mancille el suelo sagrado de la patria venezolana. I Ojalá que los venezolanos nos miremos en el espejo de Argentina y recordemos a Bolívar en el Congreso de Angostura: “POR EL ENGAÑO SE NOS HA DOMINADO MÁS QUE POR LA FUERZA”.

Finalmente, porque pensamos primero en la Patria y en su sagrado derecho a la independencia y  autodeterminación, es que llamamos a realizar los cambios en revolución.  En este contexto recordamos que se peca por acción y por omisión. También hace falta  recordar que las y los revolucionarios verdaderos siempre llamamos a lo bueno bueno y a lo malo malo, nunca somos conformistas, ni individualistas, y menos alcahuetes; por eso jamás nos colocamos del lado de la corrupción ni de los corruptores.. Además, estamos llamados a ser eficientes y si no sabemos ni podemos, debemos apartarnos porque estorbamos el proceso que es de todas y todos los venezolanos y no de un grupito. ¡CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA SIGUE!.

Guanare, 24 de mayo de 2016

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve