Noticias

24.May.2014 / 11:47 am / Haga un comentario

Foto: archivo

El Libertador Simón Bolívar ya había proclamado su sueño de una gran patria latinoamericana durante la gesta independendista. Ese sueño, en 1826 tuvo su mayor expresión en el Congreso Anfictiónico de Panamá, al que convocó con el objeto de buscar la unión de los Estados de América.

Años antes, parte de ese anhelo lo había manifestado por escrito en su célebre Carta de Jamaica, escrita tras la caída de la Segunda República venezolana en 1814. “Yo deseo más que otro alguno ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riquezas que por su libertad y gloria. Es una idea grandiosa pretender formar de todo el mundo nuevo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo”, resaltó en la misiva.

Hugo Chávez, el líder de la revolución venezolana, plantado sobre las ideas bolivarianas, fue un defensor de esta tesis. Por ella trabajó incansablemente, y tuvo en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) uno de sus principales frutos.

“La única manera en que nos podemos insertar con dignidad y en condiciones justas en el mundo postmoderno, el mundo del siglo XXI, es la integración del bloque de naciones o, como hemos dicho, una nación de repúblicas”, expresó en abril de 2006, en una rueda de prensa conjunta con sus colegas de Bolivia (Evo Morales), Paraguay (Nicanor Duarte) y Uruguay (Tabaré Vásquez) desde La Asunción.

Un año después, en la I Cumbre Energética Suramericana celebrada en la isla de Margarita, Venezuela, los mandatarios de la región acordaron el nombre de Unasur para identificar esa unión. “Más que nombre, es un concepto, Unasur, es el concepto sur que nos integra en la unidad, que es lo que planteaba Bolívar, la unión de las naciones de las república suramericanas”, dijo el mandatario venezolano entonces.

Finalmente, el organismo es una realidad en 2008, justamente el 23 de mayo, cuando se acuerda su tratado constitutivo en Brasilia, para agrupar a Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Sus acciones están dirigidas, de acuerdo con su documento fundacional, a la construcción de una identidad regional, apoyada en una historia compartida y bajo los principios del multilateralismo, la vigencia del derecho en las relaciones internacionales y el respeto de los derechos humanos y los procesos democráticos.

Este viernes, justo cuando se cumplieron seis años de su nacimiento, la Unasur refrendó estos principios al acordar una resolución por la paz en Venezuela y en repudio a la iniciativa legislativa de Estados Unidos que pretende sancionar a funcionarios venezolanos y obstaculizar el diálogo en cuna de Bolívar.

Los cancilleres latinoamericanos reafimaron “su convicción de que el diálogo que se está desarrollando entre el Gobierno y sectores de la oposición es prioritario y necesario”. Sostienen que la propuesta del Congreso estadounidense “vulnera el principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados, lo cual afecta negativamente este diálogo y es un obstáculo para que el pueblo venezolano pueda superar sus dificultades con independencia, en paz y democracia”.

Desde su creación, Unasur ha dado fuertes manifestaciones de apego a sus principios de independencia y unión regional. Su primera gran acción fue la cláusula democrática que implantó en Ecuador, luego del intento de golpe de Estado del 30 de septiembre de 2010 contra el presidente Rafael Correa.

Luego, ante el golpe de Estado Parlamentario en Paraguay, la instancia regional reafirmó su solidaridad con el pueblo de ese país y el respaldo al mandatario elegido constitucionalmente Fernando Lugo. En aquel entonces, Unasur recalcó la importancia del pleno respeto de las cláusulas democráticas del organismo, del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), tal como indica una nota de prensa del organismo.

Este camino recorrido en apenas seis años la han llevado a mostrarse como un espacio sólido de unión de los pueblos latinoamericanos, capaz de hacer frente a las agresiones de potencias imperiales. Se cumplen las apuestas de Bolívar y Chávez.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve