Noticias / Opinión

24.May.2018 / 09:08 am / Haga un comentario

Foto: Referencial

Foto: Referencial

“Estoy seguro que abriremos con nuestra lucha, perseverancia y lealtad los nuevos caminos de la historia para una nueva mayoría revolucionaria que vaya reverdeciendo. Es tiempo de renacimiento”. Con estas palabras culminó el Presidente Nicolás Maduro su intervención la noche del 07 de diciembre de 2015 al reconocer el triunfo de la oposición en las elecciones parlamentarias.

El año 2016, inició con la Asamblea Nacional controlada por la oposición, con los precios del petróleo, en su nivel más bajo en los últimos años y con el acecho del imperialismo norteamericano a través de una orden ejecutiva decretada por Barack Obama en 2015 en la que declaraba que Venezuela representaba una “inusual y extraordinaria amenaza para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”. Adicionalmente el fenómeno climatológico “El Niño” provocó una severa crisis del suministro de energía eléctrica en todo el país. El horizonte que tenía al frente el Presidente Nicolás Maduro y su gobierno era retador.

Ante la posición contumaz de la Asamblea Nacional opositora al no acatar sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), propiciando el enfrentamiento entre poderes públicos del estado. El Presidente Maduro maniobró de forma políticamente acertada y esta Asamblea Nacional opositora quedó inhabilitada  para legislar por su posición contumaz de desacato al TSJ.

Ante la afectación a la economía nacional a causa de la caída de los precios del petróleo, la principal fuente de ingresos para la nación, el Presidente Maduro impulsó la diversificación de las fuentes de ingresos para la economía nacional activando la Agenda Económica Bolivariana con quince (15) motores, logró un importante triunfo político a nivel internacional con la exitosa realización de la XVII Cumbre de los países No Alineados, con la participación de más de ciento (120) Presidentes y Jefes de Estado, entre los que se encontraban mayoritariamente todos los países que semanas después suscribieron un acuerdo de reducción de  las exportaciones petroleras OPEP y No OPEP que impulsó los precios del petróleo a final de año desde 24 $ a 445 $ por barril.

Ante el acecho injerencista del imperialismo norteaméricano, operativizadas por Luis Almagro desde la Secretaría General de la Organización de Estados Américanos (OEA), la dirección estratégica del Presidente Maduro de nuestra representación diplomáticaneutralizó una y otra vez la intención de aplicar la Carta Democrática Interamericanaque allanaría el terreno para una intervención extranjera en Venezuela.

Durante 2016 el Gobierno del Presidente Maduro no descuidó la protección social para el pueblo, la intensificó respondiendo a la escasez inducida impulsando la activación y despliegue a nivel nacional de una creación desde el seno del pueblo, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) para proveer alimentos básicos directamente a millones de hogares a precios subsidiados. En 2016 se construyeron 359 mil unidades de la Gran Misión Vivienda Venezuela y se remodelaron otras 335 mil viviendas con la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor. También se alcanzó el 90% de adultos mayores protegidos con pensión. Todas estas acciones involucradas en lasostenida inversión social que en 2016 alcanzó el 71,4% del presupuesto de la república.

El horizonte a  la vista para el Presidente Maduro y su gobierno, al igual que en 2016tampoco se vislumbraba sencillo a inicios de 2017.

La Asamblea Nacional, opositora en desacato decidió, el 9 de enero, desconocer al Presidente acusándolo de abandono de cargo. El gobierno de los Estados Unidos desde finales de 2016 con Donald Trump a la cabeza comenzaba a mostrar sus intenciones injerencistas y a partir del mes de abril de este año 2017  ayudó a la oposición de derecha a propulsar una ola de manifestaciones violentas conocidas como (guarimbas) en los estados más poblados de Venezuela. Por otra parte, la afectación negativa de la economía de la mayoría de la población es sustantiva no obstante las acciones de protección social del Gobierno Bolivariano.

Ante las primeras acciones de desestabilización política de la Asamblea Nacional de oposición, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el Gobierno Bolivariano, el Partido Socialista Unido de Venezuela  y el Pueblo organizado en diversas expresiones de Poder Popular, todos con el liderazgo del Presidente Maduro llevan a cabo los Ejercicios de Acción Integral Antiimperialista Zamora 200, mostrando cohesión visión y voluntad compartida en defensa del estado – nación. El 23 de enero el pueblo también se manifiesta masivamente llevando los restos del líder revolucionario Fabricio Ojeda al Panteón Nacional.

La violencia de las guarimbas inicia en el mes Abril y comienzan a dejar su nefasto y mortal saldo. Ante esta arremetida violenta de la oposición que perseguía lograr un clima de ingobernabilidad a lo interno del país y proyectar al mundo la imagen de un gobierno opresor y violador de los derechos humanos, el Presidente Maduro frente a la clase obrera el 01 de mayo en la Av. Bolívar convoca a todos los sectores políticos y sociales al más alto escenario de resolución de las diferencias políticas, consagrado en la constitución, la Asamblea Nacional Constituyente. Desde ese momento la oposición asume como objetivo de la violencia en las calles impedir la realización de las elecciones para elegir los integrantes de la ANC pautadas para el 30 de julio. En ese lapso la acción violenta de la oposición en las calles se cobra la vida de más de 170 personas, sin lograr responsabilizar al Gobierno del Presidente Maduro,  que prácticamente minuto a minuto desmontó comunicacionalmente todas las matrices impulsadas por los medios de comunicación privados nacionales e internacionales, desplegó un dispositivo de orden público de carácter casi absolutamente disuasivo e infiltró quirúrgicamente la dinámica de aprovisionamiento y organización de las guarimbas, para que el 30 de julio más de 8 millones de votantes apoyaran la elección de la Asamblea Nacional Constituyente y casi inmediatamente después se paralizaran de facto las manifestaciones violentas en Venezuela.

Luego de la instalación de la ANC ésta convocó elecciones para elegir gobernadoras y gobernadores el 15 de octubre, donde las fuerzas populares bolivarianas ganaron 18 gobernaciones y el 10 de diciembre para elegir alcaldes y alcaldesas donde también el pueblo logró 308 alcaldías de las 335 posibles más la gobernación del Zulia. También a finales de 2017 la oposición aceptó la reiterada propuesta del Presidente Maduro deiniciar un proceso de dialogo que inició con el auspicio del Gobierno de República Dominicana.

Durante 2017 al igual que en 2016 la injerencia desde el extranjero continuó con sus intentos de intervenir en nuestro país, las estrategias diplomáticas y geopolíticas del Presidente Maduro, garantizaron la solidaridad mayoritaria de los países de Latinoamérica y el Caribe en la OEA y el imperialismo norteamericano no pudo avanzar sobre Venezuela.

En el ámbito económico esta injerencia también incidió en contra de nuestro país exponiendo al pueblo al recrudecimiento de la escasez con alimentos y medicinas, y neutralizar las operaciones financieras internacionales de la república, tanto para adquirir estos insumos como para cumplir con acreencias y obtener nuevos recursos. También se intensificó una operación de ataque a la moneda nacional que incidió negativamente brutal en el manejo de efectivo de la población y en los precios de alimentos bienes y servicios. Ante estas situaciones adversas el Presidente Maduro logró una importante adquisición de medicinas desde la república de la India, creó y lanzó la criptomoneda “ElPetro” con la que comenzó a diversificar las posibilidades para nuestras operaciones financieras y acordó una restructuración y refinanciamiento de acreencias con países aliados como China, Rusia y otros de importancia en el mundo. En el 2017 el Presidente Maduro no dejó de lado la protección social al pueblo creando el Carnet de la Patria constituyéndolo en un mecanismo eficaz de articulación de todos los programas, planes, misiones y grandes misiones para garantizar la atención directa para satisfacer las más sentidas necesidades para millones de venezolanas y venezolanos.

A inicios de 2018 la Asamblea Nacional Constituyente atendió uno de los acuerdos del dialogo con la oposición en República Dominicana y convocó a elecciones presidenciales adelantadas para el 20 de mayo. El Presidente Maduro inició una intensa campaña electoral el 22 de abril, recorrió todos los estados del país e incluso en 8 estados estuvo en 2 oportunidades. Un mes antes del inicio de la  campaña electoral el Presidente Maduro entregó la vivienda 2 millones de la Gran Misión Vivienda Venezuela, días previos anunció la inclusión del niño 1 millón al Sistema Infantil y Juvenil de Orquestas Simón Bolívar y el alcance del 100% de cobertura de pensiones para adultos mayoresy durante la campaña incluyó al joven 1 millón atendido por el plan Chamba  Juvenil. Durante la campaña electoral el Presidente Maduro se comprometió a acabar con las mafias que propulsan la guerra económica y alcanzar la recuperación económica y alcanzar un futuro de paz y prosperidad económica para todas y todos en Venezuela.

Luego de la derrota electoral de las elecciones parlamentarias de 2015, al Presidente Maduro le correspondió durante los años 2016 y 2017 tramontar una empinada cuesta librando batallas titánicas contra la oposición de derecha intentando desestabilizar política y económicamente al país, contra los factores imperialistas norteamericanos afectando nuestra economía y planeando estrategias injerencistas para intervenir nuestro país, todo esto garantizando la protección social al pueblo.

En todas las arenas de combate el Presidente Nicolás Maduro asumió el liderazgo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, del Gobierno Bolivariano, del Partido Socialista Unido de Venezuela  y del Pueblo organizado en Poder Popular y tomó las decisiones y acciones acertadas y oportunas.

Por último, el Presidente Nicolás Maduro producto de su lucha, su perseverancia, su lealtad, recuperó la mayoría revolucionaria pérdida en 2015, alcanzando en las elecciones del 20 de mayo de 2018 una Victoria Épica con el apoyo de más de 6 millones 245 mil (68% del total de los votos emitidos) voluntades de venezolanas y venezolanos que reconocimos su lealtad al Pueblo y al  Comandante Hugo Chávez, en medio de una diversidad de circunstancias adversas y le dimos una vez más la confianza plena, como la luna llena, irrevocable, absoluta, total para que siga  liderando junto a nosotras y nosotros el pueblo siempre el tránsito hacia el futuro de paz y prosperidad para Venezuela como Presidente de la República para el período 2019-2025.

Rafael Rosales Benítez

rafaelsrb13@gmail.com 

@rafaelsrb

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve