Noticias / Opinión

1.Ago.2016 / 07:35 am / Haga un comentario

Carola Martínez

Columna Poesía y Sociedad

Por: Carola Martínez

I

Como todos los días, imágenes acompañadas de brevísimos textos y tendencias en las redes sociales, forman el Parte de Guerra, “El Mago de la cara de vidrio”, que se ha reproducido en millones de caras portátiles, celulares y tabletas, que a modo de nueva obsesión acompañan a millones de personas desde el amanecer hasta en sus sueños, pudiendo estar debajo de la almohada o en la mesita de noche, así es la vida moderna para gran parte de la población. En ese mar de noticias, una en especial llama mi atención, donde una periodista inglesa afirma en un reportaje, que durante su estadía en Caracas, pasó una semana viendo solamente el canal de noticias VTV. Reflexiono y pienso, Chávez en mi mente con su pedagogía política, recordando a Alfredo Maneiro “nos asiste la razón histórica, pero debemos construir la fuerza para defenderla“. En nuestro mundo dehoy, esa fuerza pasa por los medios tecnológicos que comunican e informan, pero también se convierten en “neosicarios 2.0“, en ejecuciones sumarias a través de millones de imágenes que hablan de realidades a medias verdaderas, falsas y también complejas, es la nueva hoguera de la inquisición política de los pueblos, las Redes mal llamadas Sociales, conexiones del Imperio.

II

Vamos al territorio de guerra, la persistente sed en los reales escenarios de combate acompañados del olor a pólvora, humaradas intensas y gritos humanos, abandono, muerte, destrucción, y en medio de la confusión esa realidad es reflejada en las medios de comunicación para supuestamente informar y manipular las tragedias humanas, originadas por los mismos creadores y dueños de los medios de comunicación de todos los tiempos. Las razones de las guerras, son reservadas para densos ensayos, las imágenes se difunden veloz y masivamente, son las que intentan justificar las razones de los poderosos, con el paso de los meses la neblina de la guerra, también dificulta la comprensión del caos mundial, la orfandad de la invasión criminal aparece en escena, miles de familias a modo de multitudes errantes caminan por Europa, son testigos del horror de un Imperio que no sólo destruye su mundo, ahora les devora sus almas, sus únicos haberes después de la guerra. Siria, Libia e Irak, los pueblos mas recientes, pero son muchas las culturas azotadas por los Inquisidores del Capital, intentan presentarnos sus crueles creaciones, con sus nuevas innovaciones tecnológicas que en formas de redes que impactan al mundo y forman la opinión publica, imágenes de hombres, mujeres y niños crucificados por la tragedia justificada por la ambición, son presentados como crisis de refugiados, desplazados, hambrunas, escolares sin escuela, campesinos sin tierra. Las tragedias sociales de hoy, similares a las ocurridas en siglos pasados, cuando con sangrientas invasiones arrasaron culturas milenarias. Pero hoy, el poder mediático mundial se encadena día y noche, todos los días, por todos los medios, para justificar de madera edulcorada las tragedias, las cuales en breves imágenes se nos presentan, con otras donde observamos ejércitos extranjeros invadiendo pueblos libres en búsqueda de recursos naturales pero justifcadas en defensa de la libertad de esos pueblos, la vida de las elites, artistas sin arte a sueldo de los poderosos, falsas reinas de bellezas olorosas a silicona, ciudades con calles limpias pero repletas de discriminación racial y consumo de drogas, presidentes preocupados por la crisis de refugiados que ellos mismos han originado, nos muestran a los terroristas con barbas, a los hombres buenos con corbata y a las mujeres buenas con vestidos tipo Chanel, a Reyes buenos matando a elefantes malos, son imágenes de laboratorio, a los pobres de la tierras los muestran como parte de la voluntad de Dios o como flojos y sin deseos de superación, falsos positivos de la comunicación, creados para engañar a las grandes mayorías, y seguir imponiendo su Hegemonía, la dominación y la usurpación de los pueblos

III

De nuevo en Venezuela, territorio libre y soberano, con las criticas de la periodista inglesa, quizás enviada por un gesto democrático de la Reina de Inglaterra, recibimos el ansiado Parte de Guerra, noticias que circulan por el mundo, no sólo en las redes digitales, Venezuela está en la escena política con el telón siempre arriba, periódicos, programas de TV, radio, conversaciones en la calle, en restaurantes, su nombre Omnipresente en el debate sin fin, recibimos un mar de noticias donde con falsos positivos de la comunicación intenta explicar nuestra compleja realidad, un país libre amenazado por la Guerra No Convencional declarada por el Imperio y sus países aliados. Con angustia millones de Bolivarianos y Chavistas en Venezuela y en el mundo nos preguntamos.¿ Que hacer? ¿Cómo desafiar el imperio del terror y sus comunicaciones? ¿Cómo construir nuestra verdadera opinión pública? si nos asiste la razón histórica …… De nuevo Chávez, con él aprendimos el valor de comunicar e informar, sentir la necesidad de abrazar al pueblo y explicarle, darle argumentos, razones históricas, mirar nuestra comunidad y asumir el desafío, la vida social de nuestra comunidades tienen una mixtura de necesidades de información, en nuestras Bases de Misiones la comunicación es muy diferente a las de los Urbanismo de la GMVV y a los centros de estudios de las Misiones Educativas, así nos paseamos por toda nuestra geografía. Las empresas privadas con fines de lucro, que desarrollaron las redes digitales de comunicación, atienden practicas culturales capitalistas, ciertamente comunican al mundo, pero no a todo el mundo, a cuantas comunidades has visitado y ves el rostro colectivo del pueblo que necesitan es un abrazo y ser escuchados por horas, sus realidades no es para enviar un tuit, ni una foto en el feisbu, ni mucho menos una en el istagram, así como tampoco saben cual es  la etiqueta del día y las tendencias, sus necesidades de información pasa por comprenderlos y asumirlos en la gran tarea de crear la conciencia política para construir la fuerza y defender nuestra razón histórica. Así comprendernos que en Europa no hay ni crisis de refugiados ni ola de terrorismo y en Venezuela tampoco ha fracasado el Socialismo, son fenómenos sociales complejos que expresan con contundencia la secular decadencia del orden mundial impuesto por la Hegemonía Capitalista y su Terrorismo de Estado. Levantemos la bandera de la esperanza, un pueblo comunicador en todos los espacios de lucha, en las nuevas formas de comunicación y también en las mas antiguas, así construiremos, como dijo Simón Bolívar, la primera de todas las fuerzas, la fuerza de la opinión pública, para desmontar los falsos positivos que acechan y amenazan este proceso histórico de emancipación y construcción de un mundo mas humano y mas justo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve