Héctor Rodríguez Castro / Noticias / Opinión

23.Oct.2017 / 11:43 am / Haga un comentario

Foto: Jesús Vargas

Foto: Jesús Vargas

Por: Héctor Rodríguez

Las revoluciones nunca han sido de aguas tranquilas, nunca han contado con vientos a favor. Las revoluciones son turbulentas, llenas de dificultades. Es por ello que necesitan corazones honestos y bravíos, necesitan mucho temple y convicción.

Los analistas nacionales e internacionales de la derecha insisten en analizar la historia y la actualidad venezolana desde lo superficial, desde las mentiras y la violencia; llenándose y llenando a la oposición de frustración e incomprensión.

Ese sector, que analiza con mirada corta y sectaria, dedujo que el pueblo le atribuiría a la Revolución Bolivariana las dificultades económicas que atravesamos, que el chavismo estaba condenado y que el 15 de octubre sufriríamos una gran derrota. Cuánta ignorancia, cuánto desconocimiento de la historia. Se olvidaron de incluir en el análisis a nuestros orígenes, recordar que somos hijos de las dificultades, que somos hijos de Bolívar, y que Hugo Chávez nos devolvió la dignidad y la conciencia.

Nosotros somos la fuerza de las luchas afrodescendientes, de las luchas de libertad y de soberanía indígena, nosotros somos la fuerza de las luchas libertarias. Somos el pueblo que jamás se rinde, el que se crece en situaciones adversas y se coloca a la altura para superarlas y conquistar las victorias.

Cada uno de los venezolanos hemos observado y escuchado, sabemos que tenemos dificultades, sabemos quiénes son responsables y cómo se han producido. La dirigencia revolucionaria ha reconocido con altura sus errores, claro que hemos cometido errores, claro que podemos hacer las cosas cada vez mejor y claro que estamos dispuestos a hacerlo. Mientras la derecha traiciona, miente, acusa, vende su Patria y nos desconoce, niega la existencia de quienes representamos a una de las más grandes fuerzas políticas de nuestra historia. Nosotros, el pueblo, hemos madurado y observamos, durante todo este tiempo lo hemos hecho.

Sin duda, el pueblo le dio la oportunidad a la derecha de gobernar la Asamblea Nacional, el estado Miranda y el municipio Sucre, uno de los más vulnerables de nuestro país. Lo que hicieron con esa enorme oportunidad fue demostrar su talante apátrida, lo que hicieron fue traicionar al pueblo y usarlo para intentar satisfacer sus caprichos, regando odio, violencia y muerte.

Para analizar los resultados electorales en esta jornada, hay que mirar dentro del corazón del pueblo. La victoria en Miranda es producto de un pésimo gobierno regional, conducido por dos de los más incapaces hombres del ala radical de la oposición. Pero esta victoria, es sobre todo, una lección que le da el pueblo al mundo entero, una lección de dignidad, de identidad, de amor por Venezuela.

Ahora nos toca con humildad hacer realidad este proyecto que construimos en conjunto. Ahora nos toca mirar a los ojos a cada mirandino y demostrar con hechos que en los revolucionarios no hay un ápice de miseria, de odio, de rencor. Nos toca cumplir con esta gran responsabilidad que se nos ha entregado con un inmenso y genuino amor. Como cantaba Bob Marley: “el amor nunca nos deja solos”. Así pasó y así seguirá pasando.

Mirandinos y mirandinas, sonriamos con el triunfo, celebremos, pero no nos distraigamos. Seguimos en el campo de batalla para alcanzar la más grande victoria, la del proyecto de Bolívar y Chávez.

Ciudad CCS

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve