Internacionales / Noticias

31.Ago.2015 / 05:12 pm / Haga un comentario

Muchos pensaban que con la salida del chileno José Miguel Insulza como Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), se lograría una mayor apertura en las relaciones de este organismo con los países que buscan una salida nacionalista, progresista o socialista, y que dichas relaciones mejorarían y se establecerían mecanismos democráticos. Pero la realidad ha mostrado que la OEA es una estructura burocrática, donde los funcionarios se arrogan derechos casi colonialistas, tratando de mandar a las naciones latinoamericanas y caribeñas, sin comprender que ellos solo deben armar las reuniones como los encuentros, pero no imponer normativas.

De esa manera el actual Secretario General, el uruguayo Luis Almagro, se equivocó en sus funciones y quiere imponer sus criterios, y no las del organismo en el marco de una asamblea. Y es por esta actitud que el Consejo Nacional Electoral (CNE) publicó un comunicado en el cual rechazó las “declaraciones injerencistas” de Almagro, las que el ente calificó de “violatorias de los principios y propósitos” de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Derecho Internacional y de la Constitución Nacional.

“EE.UU presiona al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, pero esta nación es un miembro más, no es un virreinato, no son los latinoamericanos marionetas porque ya no son el patio trasero del imperialismo”.

Además, el comunicado señala que Almagro, Secretario General de la OEA, ha heredado “el desprestigio y desconfianza de vieja data, que despierta esa organización en las naciones libres e independientes”, para luego considerar que la OEA busca “sustituir los poderes legítimos y autónomos venezolanos”.

Mediar sin la autorización de Panamá

El gobierno de la República Dominicana rechazó el informe de una misión técnica de observación de la Organización de Estados Americanos que visitó este país y Haití recientemente, por entender que “no existe correspondencia” entre su contenido descriptivo y el conjunto de conclusiones y propuestas que plantea. Sin embargo, el documento señala: “La República Dominicana reafirma que no ha solicitado ni requiere la intermediación de la Secretaría General de la OEA por entender, primero, que no existe actualmente un conflicto entre ambos países que amerite tal cosa. Segundo, que la política migratoria dominicana y sus mecanismos de aplicación son de la exclusiva competencia de nuestro Estado y no son objeto de negociaciones”.

Inmiscuirse en el Esequibo

Da la impresión que en la agenda intervencionista de la OEA está la búsqueda de controlar el tema del diferendo entre Venezuela y Guyana, tratando de desvirtuar el trabajo de Unasur y la Celac, organismos creados por los latinoamericanos, inspirados en el Comandante Hugo Chávez, para resolver los conflictos entre nuestras naciones, a través del diálogo.

La paz debe ser el camino de Nuestra América, no podemos caer en la tentación que nos imponen las políticas imperialistas, las agresiones del presidente de Guyana, como los ataques del hoy senador Álvaro Uribe, con sus grupos paramilitares, que tratan de desestabilizar a Venezuela y derrocar al presidente Nicolás Maduro a través de la violencia y la guerra económica.

No podemos borrar la historia u olvidar los golpes de Estado en el Cono Sur a través del Plan Cóndor, golpes que fueron aprobados en la OEA. Tampoco podemos olvidar la expulsión de Cuba, la aplicación de la imperialista carta democrática a varias de nuestras naciones, así como no prever los conflictos entre nuestras naciones, ya que las mismas han sido impulsadas por EE.UU y las burguesías para repartirse los recursos naturales, las riquezas, el petróleo, el agua, los ajustes económicos y las décadas de desarrollo perdidas a finales del siglo XX.

Triste papel

Hoy Almagro juega su papel de secretario de EE.UU, ya que realmente debería entender su papel, y la OEA debería ser un foro y no un mecanismo de coerción hacia las naciones que la integran, seguramente EE.UU presiona al Secretario General, pera esta nación es un miembro más, no es un virreinato, no son los latinoamericanos marionetas de las naciones que integran la OEA, porque ya no son el patio trasero del Imperialismo.

Da pena ver cómo Almagro, que fue Canciller del presidente José “Pepe” Mujica, no haya aprendido nada de diplomacia, de respeto a las naciones latinoamericanas y caribeñas, porque pese a que apenas fue elegido en febrero, ya tiene dos conflictos: con Venezuela y República Dominicana. Como va en su gestión superará a Insulza en su incapacidad como mediador, cómo pretende buscar soluciones al conflicto del Esequibo, cómo trata de buscar salidas a las elecciones de Venezuela si apoya a Capriles en sus propuestas, no se puede ser abanderado de la objetividad y la unidad si se está parcializado con la oposición y EE.UU.

cuatrofdigital.info.ve / Diego Olivera Evia

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve