Memorias / Noticias

26.Ago.2016 / 09:15 am / Haga un comentario

Julio Cortázar

Foto: Archivo

El 26 de agosto de 1914 nació en Bruselas (Bélgica) Julio Florencio Cortázar, novelista, cuentista, ensayista y traductor argentino, así como figura destacada del llamado realismo mágico y el boom suramericano. Entre sus producciones más renombradas destacan Rayuela, Cronopios, la colección de cuentos Bestiario y Fantomas contra las multinacionales.

Primeros pasos

De niño se radicó con su familia al sur de Buenos Aires. A partir de 1951 se estableció en París, permaneciendo en dicha ciudad hasta el final de sus días con periódicas salidas a otros países de Europa y Latinoamérica. En 1981 optará por la nacionalidad francesa, en protesta contra la Junta Militar que dominaba su país. Ya a sus 9 años había leído a Víctor Hugo, Edgard Allan Poe y Julio Verne, así como repasado el Pequeño Larousse, que le entretenía por horas y era motivo de contravenciones hogareñas; a esa edad comenzaría a escribir sus primeros cuentos. Cursó estudios de maestro normalista y luego como profesor de Letras.

Experimental

Otros autores se integran al llamado boom literario latinoamericano con la problematización de realidades autóctonas como Miguel Ángel Asturias y Los ojos de los enterrados, y Gabriel García Márquez dando, en Cien años de soledad, lenguaje y entorno fabulesco a las guerras civiles y personajes de la Colombia agraria de inicios del siglo XX. Cortázar por su parte inspira el título de su obra más difundida en el juego infantil de la rayuela, mediante el cual niños provistos de tiza marcan en el piso un contorno de 10 cuadros para recorrer a saltos empujando una piedra, evitando que se salga, para llevarla al último cuadro y regresar del mismo modo.

Rayuela

La obra contempla tres partes, y se puede leer de principio a fin, o secuencialmente a partir del Capítulo 73, de acuerdo a un ‘tablero de dirección’ que el autor ofrece al inicio de la obra. Los personajes centrales de la primera parte, que reflejan las grietas de la existencia, son Horacio, la Maga y Gregorovius, cuya trama principal transcurre en un apartamento de París. La segunda parte se da en Buenos Aires e integra a Traveler y Talita; y la tercera parte contiene pasajes que contribuyen a despejar las dos primeras.

Conciencia crítica 

En tiempos en que intelectuales como Jorge Luis Borges, Octavio Paz y Mario Vargas Llosa se desmarcaban de la Revolución Cubana y los movimientos de liberación del continente para asumir posturas liberales y antisocialistas, Cortázar mantuvo su acercamiento con aquella tendencia histórica. Cortázar formaría parte del Tribunal Internacional Russell, creado en 1966 para el patrocinio de la denuncia y el juicio moral y político contra Estados Unidos por las atrocidades cometidas durante la Guerra de Vietnam, así como contra otros sujetos del Derecho Internacional violadores de los DDHH.

(Recuadro)

“ERA NADA MENOS QUE FANTOMAS…”

“… El astuto narrador había comprendido ya que el muchacho … era nada menos que Fantomas (la nena rubia lo ninguneaba de nuevo sumida en los graves problemas financieros de Aristóteles Onassis). Ocho días de trabajo en el Tribunal Russell, con una última reunión hasta la madrugada, horas y horas escuchando a relatores y testigos que aportaban pruebas sobre la represión en América Latina y el papel de las transnacionales en el pillaje de las economías…la tortura, la persecución, las cárceles en Chile, Brasil … y no pare de contar. Como un símbolo…la sombra ensangrentada del Estadio Nacional de Santiago, y el narrador creía escuchar…la voz de Carmen Castillo narrando ante el Tribunal, la muerte de Miguel Enríquez (…) Al salir, un cómodo tren, un número de Fantomas, un cigarrillo negro” [Julio Cortázar, Fantomas contra las trasnacionales / En: http://biblio3.url.edu.gt/].

Correo del Orinoco

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve