Memorias / Noticias

28.May.2015 / 11:59 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Juan Jacinto Lara Meléndez nació el 28 de mayo de 1778, en la población de Carora, estado Lara, actual capital del municipio Torres, en la entidad que lleva su nombre desde 1881.

Este héroe batalló al lado de Francisco de Miranda, Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, los tres héroes fundamentales de la Independencia venezolana y suramericana. También luchó bajo las órdenes de José Antonio Páez y Rafael Urdaneta.

Antes de que la llama de la libertad prendiera su corazón, de joven se dedicó a la agricultura y a la ganadería en los llanos venezolanos del estado Barinas.

Fue uno de los venezolanos del siglo XVIII que se inspiró en las ideas de la independencia y la libertad sembradas por Miranda, cuando éste izó por primera vez, el 13 de agosto de 1806, el pabellón nacional en La Vela de Coro, estado Falcón.

El arrojo de Miranda de invadir la Capitanía General de Venezuela con un grupo de aventureros, procedentes de Haití, con el objeto de iniciar el proceso independentista de su patria y de América Latina, sirvió de estímulo a Lara.

Cuatro años más tarde, en 1810, se adhirió a los jóvenes revolucionarios de la Sociedad Patriótica de Caracas, quienes lograron, el 19 de abril, dar el primer paso hacia la emancipación nacional, al destituir al encargado de la Capitanía General de Venezuela, Vicente Emparan.

Batalló al lado de los más grandes

En 1811, al declararse la guerra, Lara entró en combate bajo las órdenes de Miranda en la batalla de Cerro del Morro, contra los insurrectos de la ciudad de Valencia, en el centro-norte del país.

En 1812, Juan Jacinto Lara fue nombrado teniente coronel y pasó a servir bajo las órdenes de Bolívar. Al año siguiente, tomó parte en la Batalla de Cúcuta.

Junto al Libertador, participó en la gloriosa Campaña Admirable, que consiguió la liberación del Occidente venezolano, como parte de la instauración de la Segunda República.

Destacó en el país en los combates de Niquitao, Los Horcones, Taguanes, Puerto Cabello y Trincheras, entre otros.

En 1814, pasó a las órdenes del general Rafael Urdaneta en el oeste del territorio, y también luchó al lado de Páez, con quien participó en los episodios de El Yagual y Mucuritas, en el estado Apure, en los llanos del país. En 1815, destacó en la toma de San Antonio de Apure.

En reconocimiento a las acciones emprendidas durante la conquista de la provincia de Guayana, fue ascendido a general en 1817.

Acompañó a Bolívar en la derrota del realista Pablo Morillo en Calabozo, en los llanos centrales, en 1818, y al lado del general Francisco de Paula Santander venció al coronel español Carlos Tolrá, en Casanare, Colombia.

En 1822 fue trasladado a Perú, ya como general de brigada, para participar en la Campaña del Sur, junto con el general Manuel Valdés, como integrante de la división colombiana auxiliar de la nación inca.

Dos años más tarde, participó bajo las órdenes de Sucre en la Batalla de Junín, decisiva para la independencia peruana.

Fue ascendido a General de División de retaguardia del Ejército y participó en la batalla de Corpahuaico, Perú, que le convirtió en héroe al salvar a los batallones Rifles, Vencedor y Vargas.

El 26 de enero de 1827, Lara fue arrestado en Lima, donde ejercía el cargo de Comandante de la División colombiana auxiliar de Perú.

Fue depuesto y arrestado al triunfar un movimiento antibolivariano promovido por el entonces Vicepresidente de la Gran Colombia, Santander.

Permaneció en la prisión de El Callao, en Perú, hasta el 30 de enero, cuando fue enviado a Venezuela. Allí ejerció los cargos de Intendente y Comandante General de los departamentos de Zulia y Orinoco, en 1828.

Después de la división de la Gran Colombia, se retiró de la vida pública en 1831, aunque aceptó la Gobernación de su provincia natal, Barquisimeto, en 1843. Dejó el cargo cuatro años más tarde. Murió el 25 de febrero de 1858 en la capital de la entidad, a los 81 años de edad.

 

RNV

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve