Noticias

10.Dic.2014 / 01:59 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

El 10 de diciembre de 2001, el comandante Hugo Chávez firmó de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario para profundizar la lucha contra el latifundio, recuperar los predios del Estado ocupados por terratenientes y promover la inclusión de los campesinos al aparato productivo nacional.

“La Ley de Tierras y Desarrollo Agrario maneja un nuevo concepto de latifundio, el cual ya no es sobre la base del número de hectáreas sino la productividad de la tierra” , expresó el líder socialista, durante su programa Aló, Presidente, número 219.

Con la aplicación de esta Ley, se han recuperado hasta la fecha más de 3,7 millones de hectáreas, y otras 10,2 millones han sido regularizadas y se encuentran bajo la administración de empresas socialistas, de los campesinos y de las comunidades organizadas.

De igual modo, se ha garantizado el financiamiento y acompañamiento oportuno a pequeños y medianos productores, y se han alcanzado máximos históricos en la producción de rubros agrícolas como el azúcar, el café, el arroz y el maíz.

Esta normativa se unió a la promulgación de la Ley Orgánica de Hidrocarburos para abrir paso a la construcción de la plena soberanía petrolera, así como a la Ley de Pesca, que planteaba la reivindicación de los pescadores artesanales.

Con la Ley de Hidrocarburos se elevaban las regalías que debían pagar las transnacionales al Estado venezolano y se recuperaba el control de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Se incrementaban en 30% los tributos que debían cancelar las transnacionales por las actividades de extracción de crudo y en 51%, como mínimo, la participación del Estado en las sociedades mixtas con empresas extranjeras.

Este instrumento incluyó además la recuperación de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), la fuente de reservas de hidrocarburos más grande del mundo con una extensión de 55.314 km2 y un área de explotación actual de 11.593 km2.

Por su parte, la promulgación de la Ley de Pesca y Acuicultura eliminaba la pesca de arrastre, en un área de seis millas marinas, desde la costa, para preservar el ecosistema marino y proteger la labor de los pescadores artesanales.

La oligarquía declaró la guerra

Estas leyes, que formaron parte de los 49 instrumentos legales promulgados vía Habilitante por el Ejecutivo, despertaron la oposición de la oligarquía local, que centró sus esfuerzos en tratar de derrocar al Gobierno constitucional de Hugo Chávez.

De este modo, la patronal Fedecámaras convocó un paro nacional por 24 horas el 10 de diciembre de 2001, como medida de rechazo a las leyes que afectaban sus intereses de dominio económico sobre el país.

Este paro del 10 de diciembre fue el primer antecedente de una serie de acciones desestabilizadoras contra el Gobierno y que afectaron la seguridad y tranquilidad del pueblo venezolano.

Le siguió el 11 de abril de 2002, cuando se produjo el golpe de Estado contra Chávez, quien fue depuesto por horas y usurpado por el autoproclamado Pedro Carmona, quien justamente se encontraba la cabeza de Fedecámaras.

Gracias a la resistencia heroica del pueblo y el apoyo de las Fuerzas Armadas el comandante Chávez fue devuelto al poder el 13 de abril.

Posteriormente, entre diciembre de 2002 y enero de 2003 la oligarquía venezolana desarrolló el sabotaje petrolero, que nuevamente intentó deponer el Gobierno democráticamente electo con la paralización de la principal industria de la Nación: Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Esta acción ocasionó pérdidas al país por el orden de 2.598 millardos de dólares por crudo no exportado, 267 millardos de dólares por ventas internas no realizadas, y otros 841 millardos de dólares por importación de combustible.

Luego de 13 años, el pueblo no ha vuelto a verse sometido ante los antojos de la oposición, que se ha visto derrotada en varias oportunidades, como el Referendo Revocatorio de 2004, las elecciones presidenciales de 2006 y más recientemente los comicios presidenciales del 7 de octubre de 2012, las regionales del 16 de diciembre de 2012; la elección del presidente Nicolás Maduro el 14 de abril de 2013 y las municipales del 8 de diciembre de 2013.

 

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve