Héctor Agüero / Noticias / Opinión

27.Abr.2017 / 09:47 am / Haga un comentario

Foto: Referencial

Foto: Referencial

De nuevo, la oposición equivoca el camino para llegar al poder. Repite la metodología de años anteriores al pretender combinar diversas formas de lucha en el ámbito legal y subversivo, simultáneamente. Por supuesto, el resultado es catastrófico ya que termina atrapada en la espiral de violencia que raya en la locura, en la destrucción de bienes públicos y privados y lo más grave, en la muerte de venezolanos. Están más cerca de Mi Lucha (Hitler) y de Técnicas del Golpe de Estado (Curzio Malaparte), que de los textos constitucionales de Montesquieu.

Hasta ahora, el vandalismo ha destruido más de quinientos comercios. Ha eliminado el sustento de más de mil familias modestas, que vieron convertirse en cenizas su modo de vida.

En esa práctica de tierra arrasada, los vándalos encuentran la complicidad mediática local e internacional, que intoxica la red y con descaro omite saqueos, actos vandálicos y crea una imagen de una oposición, supuestamente pacífica, que no quiebra un plato y que es víctima de Maduro. Manipulan y niegan el derecho y el deber del Estado venezolano a ejercer la defensa y el mantenimiento del orden público, mientras que no objetan que las autoridades de países como Francia, España o Chile hagan lo mismo. Doble rasero que busca justificar el linchamiento internacional de la República Bolivariana de Venezuela.

Estos medios audiovisuales en sincronía con las redes, insisten en presentar a los saqueadores como jóvenes valientes y héroes. Es el mundo visto al revés. Pero, como la política es el arte de lo posible y del entendimiento, insistimos en que la vía para ofrecer la tranquilidad a nuestros compatriotas, pasa por el diálogo, por la conversa entre las partes. Reiteramos este planteamiento, porque consideramos que es la única opción sustentable para detener el caos y la anarquía que se cierne sobre la República.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve