Noticias

20.Abr.2017 / 05:17 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

A 3 mil 300 kilómetros de esta capital venezolana, cuna del hombre más grande del continente, el Libertador Simón Bolívar, se gesta la más grande conspiración contra aquellos que defendemos su obra y pensamiento.

Tras la emisión de la orden ejecutiva de Barack Obama que declara a nuestro país una Amenaza Inusual y Extraordinaria a los intereses de los Estados Unidos, la posibilidad de una intervención militar estadounidense contra Venezuela es una espada que se balancea sobre nuestras gargantas. No hay bombas inteligentes que disciernan entre aliados de Washington y bolivarianos.

4 de abril, Caracas

Los principales aliados de los Estados Unidos estuvieron el día 4 de abril en las calles de Caracas. Veamos:

Imagen de previsualización de YouTube

La oposición se concentró en tres focos en la ciudad de Caracas: dos de ellos en la avenida Libertador y, posteriormente, se desplazaron hacia la autopista Francisco Fajardo.

Imagen de previsualización de YouTube

La doctrina de la Responsabilidad de Proteger

La agenda de la oposición en las calles se corresponde a los planes de Washington de aislar internacionalmente a Venezuela utilizando como instrumento la OEA. Un primer intento fallido ocurrió la semana pasada cuando a solicitud de Luis Almagro se discutió en el seno de la organización la llamada “situación de Venezuela”. Las calles permanecieron en paz. Sin embargo, la propia canciller Malcorra, en el seno de la OEA, y representando de modo inédito a los países del Mercosur en una sesión ilegal, habló del “tutelaje” a la democracia venezolana.

La matriz internacional de un supuesto “autogolpe” va orientada a erigir un discurso según el cual la comunidad internacional tiene la Responsabilidad de Proteger (R2P, sus siglas en inglés) a Venezuela y actuar, incluso, militarmente. Esta doctrina ya ha sido aplicada en el pasado por los Estados Unidos contra Libia.

En el caso de Venezuela, decisiones independientes de los poderes públicos fueron mercadeadas como medidas de una dictadura que repentinamente trasmutaba a dictadura.

fake_news_venezuela1_0

En primer lugar, tenemos sendas sentencias del Tribunal Supremo de Justicia: una de ellas planteaba que la máxima instancia de justicia del país, en cuyo epicentro se encuentra la principal intérprete de la Constitución, la Sala Constitucional, cubriría la omisión legislativa del parlamento venezolano que persiste en desacato.

La indisciplina (de la AN) tiene un objetivo: amparar a tres ciudadanos acusados de obtener una curul en la Asamblea Nacional tras cometer delitos electorales entre los que destaca la compra venta de votos.

De esto poco o nada se dice en los medios internacionales, aunque Julio Borges, diputado a la Asamblea Nacional -y según la oposición su presidente- festejara como logro del diálogo con el gobierno nacional un objetivo que ha planteado el PSUV desde diciembre de 2015: nuevas elecciones en Amazonas para conseguir reemplazar a los ciudadanos que incurren en usurpación de funciones.

La sentencia del Tribunal Supremo de Justicia tiene antecedentes. No es la primera emitida sobre el gravísimo vacío institucional generado por una AN que deliberadamente insiste en mantenerse al margen de lo legal y de lo legítimo. En Venezuela se vive tal independencia de poderes que, a pesar de lo expuesto, la Fiscal General de la República denunciaba la ruptura del orden constitucional tras la publicación de las sentencias 155 y 156.

Nicolás Maduro, en su condición de Jefe del Estado, y en aplicación del artículo 323 de la Constitución, convocó al Consejo de Defensa de la Nación para resolver las controversias entre la Fiscalía y el TSJ. A la reunión se convocó a la Asamblea Nacional y sus representantes se negaron a asistir.

Los resultados del Consejo fueron hechos públicos en un comunicado emitido a medianoche. El TSJ explicó el alcance de las sentencias y la Fiscal posteriormente visitó al Presidente en Miraflores. Guste o no, la figura del Jefe de Estado existe en democracia y no se cuestiona en ningún país; excepto en el caso de Venezuela.

La OEA sacrificó su propia legalidad como organismo multilateral para satisfacer la agenda del Departamento de Estado. Un grupo de representantes de algunos gobiernos, subvirtieron el orden de la organización, despojaron ilegalmente a Bolivia de la Presidencia del Consejo Permanente y a Haití de la Vicepresidencia, para colocar a Honduras y así efectuar una sesión contra Venezuela. La paradiplomacia del gobierno de los Estados Unidos en Venezuela, es decir, las ONGs se esmeraron en revestir de legitimidad lo que fue una agresión sin precedentes a la institucionalidad de la OEA.

La resolución dice textualmente lo siguiente: “Las decisiones del Tribunal Supremo de Venezuela de suspender los poderes de la Asamblea Nacional y de arrogárselos a sí mismo son incompatibles con la práctica democrática y constituyen una violación del orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. A pesar de la reciente revisión de algunos elementos de dichas decisiones, es esencial que el Gobierno de Venezuela asegure la plena restauración del orden democrático”.

Conclusión: saben que es una grosera intromisión, pero además reconocen que se accionaron los mecanismos de nuestro país frente a la controversia, lo que nos conduce a una sola lectura: la OEA montó un show mediático para encender las hogueras inquisitoriales contra Venezuela.

El Ministerio de las Colonias ha convertido en propaganda de guerra el funcionamiento de los poderes públicos y apuestan por la intervención antes que al diálogo en la resolución de cualquier controversia.

El mito de “viene el coco”

La actuación desmedida y violenta de la oposición en las calles es un requisito ineludible de la agenda de la intervención. Lilian Tintori denunciaba el ataque de colectivos en la autopista. Así fue desmentida por la periodista Madeleine García en su cuenta en Instagram:

Respaldando la conspiración, Luis Almagro difundió un comunicado en el que rechazaba enérgicamente la “represión” en Venezuela contra los manifestantes:

Toda la estrategia entra en correspondencia con el manual de golpe a mecha lenta o las llamadas revoluciones de color de Gene Sharp. Muestra de ello las fotografías de manifestantes posando frente a decenas de cámaras para convertir un foco de protesta en una visión mediática, parcial y limitada de una realidad mucho más compleja.

El circo continuó con el número de la Asamblea Nacional. Aprobado por la unanimidad que les dan darse palmaditas en el hombro entre ellos, elAcuerdo sobre la ruptura del hilo constitucional y la permanencia de la situación de golpe de Estado en Venezuela.

Iniciaron activación del “proceso de remoción” de los Magistrados del TSJ por su responsabilidad en ruptura del orden constitucional.

La constitución es muy clara.

Los diputados opositores NO cuentan con las dos terceras partes y el Poder Ciudadano no ha iniciado procesos ante faltas graves.

Además, la Asamblea Nacional, el 14 de julio del 2016 ya había “destituido” ilegalmente en plenaria a los Magistrados. Y en enero de este año, declararon el abandono del cargo del Presidente también en un procedimiento ilegal. Este mar de contradicciones e ilegalidades no reciben explicaciones de los sesudos analistas y políticos de oposición. Tampoco reciben el castigo que merece. ¿Acusará la mediática internacional a la Asamblea de estar dando un golpe de Estado? O una vez más, ¿serán cómplices de sus señorías imperiales?

El verdadero golpe
“Todo ladrón sueña que lo están robando”, dice Diosdado Cabello, diputado a la Asamblea Nacional y vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela. La misma oposición que denuncia un golpe de Estado con la mano derecha lo ejecuta.

En el programa Con el Mazo Dando se difundieron varios audios de implicados en un intento de golpe de Estado planificado para los próximos días.

En los planes se contempla el ataque con misiles AT-4, Carl Gustav y explosivos C4 en varios fuertes militares, y el financiamiento y participación de 98 hombres pagados, cuyas funciones no son especificadas. Esto serviría como señal para el envío de una “misión humanitaria” del gobierno estadounidense con hombres armados, que ingresaría a través de la base aérea de La Carlota. Según la denuncia, Roberto Enríquez y Oswaldo Álvarez Paz, dirigentes del partido socialcristiano Copei, están implicados.

Imagen de previsualización de YouTube

El tuit del Comando Sur
El Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, Kurt Tidd, habría asegurado el día 6 de abril del 2017 que la inestabilidad en Venezuela afecta a la región, según se desprende de un tuit emitido en la cuenta certificada del Comando Sur.

Desde hace varios años, en Venezuela, se ha denunciado de modo constante una gran conspiración del Comando Sur de los Estados Unidos para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro.

Medios de comunicación estatales venezolanos y otros aliados comunicacionales han analizado el tema en extensos trabajos investigativos que se sustentan en documentos secretos del propio Comando Sur. El Gobierno estadounidense jamás se ha pronunciado desmintiendo las acusaciones.

La Operación Freedom Venezuela I fue iniciada por el Jefe del Comando Sur anterior, el General John Kelly, hoy Secretario de Seguridad Nacional de la administración Trump. El documento cuenta con una secuela, la Operación Freedom Venezuela II, elaborado por el Comando Sur de los Estados Unidos al momento de la transición de mando de John Kelly a Kurt Tidd. Describe la aplicación de la Guerra No Convencional circunscrita a una zona territorial específica.

En ese documento se reconocía la complicidad con la MUD y la ejecución de un plan con acciones callejeras y violentas para derrocar a Maduro en un lapso de seis meses. Y todo, como matriz inicial, se articularía desde la orden ejecutiva de Obama.

La activación del plan implicaba la aplicación de la Carta Democrática de la OEA contra Venezuela, como un mecanismo de aislamiento contra este país e impacto político antibolivariano a nivel regional.

El ex ministro de Defensa de Uruguay denunció que Luis Almagro, Secretario General de la OEA, ha conspirado con el gobierno norteamericano para atacar a Venezuela.

Los Ministerios del Poder Popular para las Relaciones Exteriores y el de Defensa emitieron un comunicado conjunto en el que expresan su rechazo a los conceptos emitidos por el jefe del Comando Sur: “La República Bolivariana de Venezuela rechaza y protesta categóricamente los conceptos emitidos por el Almirante Kurt Tidd, Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos de Norteamérica, que prefiguran una agresión sobre Venezuela, al amparo de la falaz doctrina de seguridad colectiva regional.

“El jueves, 6 de abril del 2017, el almirante Kurt Tidd declaró que: ‘…la creciente crisis humanitaria en Venezuela podría acabar exigiendo una respuesta a nivel regional’. Esta afirmación, cuyo propósito es crear incertidumbre e inestabilidad en el país, se enmarca en el concierto intervencionista del grupo de gobiernos que hostigan y acosan a Venezuela mediante la construcción de falsos supuestos acompañados de operaciones mediáticas y fraudes procesales en el marco de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“No es, pues, nada nuevo. Es exactamente el mismo guión que han venido repitiendo los voceros y ejecutores regionales del plan de intervención contra Venezuela para justificar sus codiciosas pretensiones sobre nuestros recursos, amenazando gravemente la paz de nuestra Patria.

“Tal como lo hiciera su predecesor, el general John Kelly, a finales de 2015, este alto oficial emite opiniones capciosas sobre la situación política, económica y social del país, que sin lugar a dudas forman parte del bien conocido libreto de intromisión y provocación para justificar, alegando razones humanitarias y mediante el subterfugio de ‘la respuesta a nivel regional’, una futura intervención bélica en nuestro territorio, cuyo objetivo real no es otro que el derrocamiento del gobierno legítimamente constituido.

“Resulta muy preocupante que tales declaraciones lleguen en este momento, cuando se ejecuta una feroz arremetida internacional contra Venezuela a través del Secretario General de la OEA y una alianza de países afines al gobierno norteamericano, por lo cual no queda la menor duda que forman parte del mismo oscuro plan de dominación que viene desarrollándose en contra de nuestro pueblo.

“Alertamos a la comunidad internacional que está en marcha un plan para socavar la soberanía e integridad territorial de Venezuela, contraviniendo la Carta de las Naciones Unidas y sus principios y propósitos. Es un llamado a los pueblos de Nuestra América ante los graves acontecimientos contra nuestra Patria.

“La República Bolivariana de Venezuela repudia este nuevo acto de injerencia, contrario al principio de autodeterminación de los pueblos, y ratifica el irreductible compromiso de las Instituciones de la República Bolivariana de defender la libertad, la soberanía y la independencia de la Nación, como parte del legado histórico de nuestros libertadores”.

¿No y que es el capitán?
Julio Borges, uno de los principales convocantes de las marchas opositoras, salió del país el día 5 de abril.

La retórica de la oposición consiste hoy en arrebatar al chavismo de nociones políticas para confundir a la opinión pública internacional. Así intentan arrebatar conceptos como “el golpe de Estado continuado”.


La apuesta ¿por un bombardeo humanitario?

Ni la denuncia de Diosdado Cabello ni el tuit del Comando Sur detuvo los planes de la oposición. Los sectores violentos salieron a la calle el día 6 de abril.

La movilización opositora denominada “El Trancazo contra el golpe” tenía como destino final el distribuidor Altamira en la autopista Francisco Fajardo de Caracas. No obstante, dirigentes de la MUD instruyeron a sus simpatizantes para movilizarse hacia la Defensoría del Pueblo, en el centro de la capital, de forma ilegal e irresponsable y poniendo en peligro la vida de cientos de personas: en la zona también se efectuaba una marcha de sectores revolucionarios en contra de una intervención militar extranjera y en apoyo al presidente Nicolás Maduro.

Mientras el lobo posa disfrazado de oveja en los United States, las células fascistas se activaban en distintos focos del país. Así lo evidencian las imágenes exclusivas del equipo de LaIguana.TV, donde se pueden ver jóvenes encapuchados lanzando bombas de fabricación casera contra efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). También se les ve lanzando piedras como acto de provocación.

La dirección de las confrontaciones las asumió el diputado Freddy Guevara, militante del partido de ultra derecha Voluntad Popular:

Imagen de previsualización de YouTube

De la camorra también participaron diputados del partido de derecha Primero Justicia.

El gobernador Henrique Capriles acompañó a la marcha opositora en su tránsito no autorizado. Cuando arribaron al punto más álgido de la concentración se retiró víctima de un presunto desmayo.

Según declaraciones del vicepresidente de la República Tareck El Aissami, el gobernador del estado Miranda Henrique Capriles habría fingido un desmayo durante la manifestación que se desarrolló este jueves 6 de abril en Caracas,  para “escabullirse” de las responsabilidades por la convocatoria violenta y desestabilizadora.

Ataques a medios y periodistas
Las represalias de los grupos de derecha no se hicieron esperar. Después de la difusión de los videos, se difundió la imagen del reportero Luis Hugas, perteneciente al equipo de La Iguana TV, acusándolo de ser un agente al servicio de las autoridades venezolanas.

Existen otros trabajos que documentan la violencia fascista desatada la tarde de ayer en focos pequeños pero muy violentos en el país.

No es el primer ataque que reciben los medios públicos o aliados comunicacionales de la Revolución Bolivariana. El diputado Freddy Guevara esta misma semana había protagonizado un escándalo por ofrecer golpes a Pedro Carvajalino, conductor del polémico programa Zurda Konducta.

Otros ataques
El día martes, un grupo de opositores atacó la sede del Partido Socialista Unido de Venezuela en Barcelona, estado Anzoátegui.

El jueves, autobús que transportaba a fiscales del Ministerio público fue atacado en el estado Carabobo.

Así mismo atacaron la sede de Pdvsa Mercado Nacional ubicada en Carabobo.

Inspirados en un extraño concepto de la democracia se efectuaron dos ataques realmente inusuales en protestas antigubernamentales. El primero de ellos ocurrió en la sede de una tienda deportiva en la ciudad de Maracaibo.

También el Liceo Gustavo Herrera, ubicado en Chacao, fue saqueado y desvalijado con la intención de utilizar los pupitres de los estudiantes como barricadas, lo que nos hace recordar aquella tristemente célebre máxima del fascismo: muerte a la inteligencia.

Para terminar con este dossier, la noche de ayer fue asesinado en Altos Mirandinos un joven en circunstancias aún sin esclarecer.

 Misión Verdad/Larissa Costas

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve