Antonia Muñoz / Noticias / Opinión

9.Mar.2016 / 02:47 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Cuando el Comandante Chávez por primera vez en 1998 aspiró  a la Presidencia de la República le planteó al país ir a CONSTITUYENTE como su gran oferta electoral, todo con el objeto de REFUNDAR LA REPÚBLICA. Con bastante entusiasmo y esperanza muchos chavistas y otros tantos de la oposición aspiramos a participar como  constituyentes; igualmente muchos sectores de nuestra sociedad participaron aportando sus valiosas ideas. Para el 15 de diciembre de 1999, a través de un Referendo, el pueblo aprobó la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Desde ese entonces, el Presidente Chávez se convirtió en el gran difusor del texto constitucional. Él sabía que en la medida que el pueblo conociera el contenido de su nueva Carta Magna se apropiaría de sus planteamientos, estaría dispuesto a cumplirlo y exigiría su cumplimiento. Adicionalmente, iría entendiendo que su participación activa le daría forma a la Democracia Participativa y Protagónica.

Sin embargo, nuestro amado Presidente Chávez sabía que no hay nada más difícil que “cambiar torre de control”. Él estaba claro que un obstáculo a vencer era la conocida resistencia humana al cambio, máxime con la irracional oposición que tenemos y que había mostrado sus uñas y  dientes para evitar que se concretara el NUEVO PROYECTO DE PAÍS. Además, nos atrevemos a pensar que él tenía en mente una de  las tantas advertencias de Bolívar en el Congreso de Angostura: “… Porque a veces son los hombres, no los principios los que forman los gobiernos. Los Códigos, los Sistemas, los Estatutos por sabios que sean son obras muertas que poco influyen sobre las sociedades: hombres virtuosos, hombres patriotas, hombres ilustrados constituyen las Repúblicas”.

El Presidente Chávez constantemente se refería a la necesidad de formar al hombre y a la mujer nueva,  y algunos erróneamente creyeron  que se trataba de formar a las niñas y a los niños por nacer o las generaciones venideras. Nos permitimos recordar que el Presidente Chávez se refería a todos los hombres y mujeres actuales de quien se esperaba cambios estructurales profundos, sobre todo a nivel ético, moral y espiritual para que pudiéramos entender, entre otras cosas, que: la única razón que tiene un revolucionario o una revolucionaria para buscar el Poder es para servir y no para ser servido. Que en una Democracia Participativa y Protagónica se gobierna con el pueblo: escuchándolo y obedeciéndole. Que la CRBV plantea  una Democracia Participativa y Protagónica donde el pueblo organizado y consciente puede y debe gobernar directamente a través de los mandatos y mecanismos que la misma establece. Que quienes gobiernan y usan el poder que le delega el pueblo a través del voto, son representantes del Estado y están obligados a facilitar la Participación y Protagonismo del pueblo (Artículo 62 de la CRBV) a través de la promoción  de la organización y formación de las ciudadanas y ciudadanos, por todas las vías posibles y legales.

Aunque después de 16 años de vigencia, todas y todos deberíamos conocer bastante bien los preceptos de nuestra adolescente Constitución, nunca está de más hacer un recordatorio sobre el origen de la Democracia Participativa y Protagónica y los mecanismos o herramientas que tiene nuestra CRBV para que el pueblo ejerza su participación y protagonismo. Comencemos por recordar el Preámbulo de nuestra Constitución: “El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios, el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los precursores y forjadores de una Patria libre y soberana; con el fin supremo de REFUNDAR LA REPÚBLICA  PARA  ESTABLECER UNA SOCIEDAD DEMOCRÁTICA, PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA…” El artículo 2 señala que “Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia…Es bueno tener presente el artículo 4 para recordar que uno de los Principios de la CRBV es la CORRESPONSABILIDAD, así que cuando le exijamos al Estado el cumplimiento de la Constitución y de las leyes, no  olvidemos hacernos la misma exigencia a nosotros mismos. Es necesario que repasemos con cierta frecuencia el artículo 5 de la Constitución, porque algunos tienen mala memoria y se les olvida que” la soberanía reside  intransferiblemente en el pueblo”.

Así mismo, es muy necesario revisar el Capítulo IV de la CRBV porque está referido a los Derechos Políticos y al Referendo Popular. Hoy sólo recordaremos la Sección Primera  sobre los DERECHOS POLÍTICOS de las y los venezolanos, la cual  comprende los artículos del 62 al 70. El artículo 62 establece el derecho que tienen las y los ciudadanos de participar libremente en los asuntos públicos (Formación, ejecución y control de la gestión pública) como vía para lograr el protagonismo. Art. 66: derecho de los electores a que las y los elegidos le rindan cuenta. Art. 70. Medios de Participación  y Protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía…Sabemos que la Constitución nos señala las líneas gruesas y que las Leyes del Poder Popular nos dan los detalles para que en la práctica se cumpla la Constitución. En nuestra opinión, parte de la rectificación que debemos hacer es promover y  aplicar más a fondo las Leyes del Poder Popular. La mejor forma de gobernar es con el pueblo y para el pueblo. ¡CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA SIGUE!

Guanare, miércoles 9 de marzo de 2016.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve