Eduardo Piñate / Noticias / Opinión

24.Mar.2019 / 03:37 pm / Haga un comentario

Foto: @EduardoPinateS

Foto: @EduardoPinateS

Por Eduardo Piñate R.

El pasado 20 de marzo, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, presentó ante los miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, su “Informe Oral de Actualización sobre la situación de derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela”. Aunque en uno de sus párrafos dice casi sin querer que “…me preocupa que las recientes sanciones sobre las transferencias financieras derivadas de la venta de petróleo venezolano en Estados Unidos puedan contribuir a agravar la situación económica, con posibles repercusiones sobre los derechos básicos y el bienestar de la población”, en el resto de su informe no hace sino repetir la batería de mentiras que sobre nuestro país y nuestro gobierno han construido los laboratorios de la manipulación mediática y la guerra psicológica en el mundo, con la finalidad de construir el expediente de crisis social y autoritarismo  que les permita justificar la intervención –incluso militar- en nuestro país.

En dicho informe no se lee nada de la guerra económica, ni del bloqueo económico y financiero, nada se dice de la violencia foquista e insurreccional de la ultraderecha fascista en 2013, 2014, 2015 y 2017, en la cual destruyeron infraestructuras, asesinaron cientos de personas y hasta quemaron vivos a 29 ciudadanos por “parecer” chavistas. Por ejemplo, cuando habla del reciente “apagón”, dice que “simboliza los problemas de infraestructura que afronta el país”, o sea, desconoce la denuncia fundamentada del gobierno en el sentido que dicho apagón fue el resultado de una operación de sabotaje de alta tecnología desde los EEUU. Y aunque en el último párrafo de su informe señala la necesidad de “una solución política para todos los interesados”, el contenido no hace sino llevar agua al molino de la intervención, la violencia y la guerra contra nuestra Patria y nuestro pueblo.

La señora Bachelett olvidó hace tiempo la historia de su país y la de ella misma (su padre fue asesinado durante el golpe de Estado contra Allende el 11 de septiembre de 1973 y ella misma fue torturada por la dictadura de Pinochet), pero nosotros estamos hechos de otra materia, la de Bolívar y Chávez y vamos a defender con todo nuestro derecho a la paz y a la vida con soberanía y justicia. Seguimos venciendo.

Caracas, 23 de marzo de 2019

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve