Eduardo Piñate / Noticias / Opinión

5.Sep.2017 / 09:27 am / Haga un comentario

Foto: Referencial

Foto: Referencial

Nuestra democracia, la bolivariana, la socialista, la chavista, es participativa y protagónica. Está basada en el ejercicio directo del Poder por parte del pueblo, como está establecido en el artículo 5 de nuestro texto Constitucional. Nuestra democracia es superior al modelo democrático liberal burgués, hegemónico en el mundo a partir de la Revolución Francesa, el cual durante todo el siglo XX y lo que va del siglo XXI, fue impuesto ideológica y culturalmente por la burguesía como la única forma de democracia posible. Así, cualquier intento de un Estado, un gobierno o un pueblo para salirse de ese esquema, fue estigmatizado como totalitarismo o dictadura.

No quiere decir que no hayan existido y existan regímenes abiertamente totalitarios. ¿Qué otra cosa son las monarquías de Arabia Saudita, Qatar o Kuwait? ¿Cómo puede calificarse el régimen sionista asesino de Israel? Todos ellos son aliados y “puestos avanzados” del imperialismo estadounidense en esa región del mundo para contener los procesos políticos que se desarrollan con independencia de los intereses de los yanquis y la Unión Europea.

En Venezuela entramos al siglo XXI recuperando la independencia y la soberanía, y construimos con Chávez un modelo político que no concibe la democracia como un acto que se realiza cada cuatro, cinco o seis años, cuando vamos a los procesos electorales (aunque en 18 años hemos realizado 22 elecciones, más que cualquier país en el mundo); sino como un proceso cotidiano de debate, planificación y construcción colectiva, desarrollado en todos los espacios de lucha, vida, estudio y trabajo de nuestro pueblo a través de los órganos del Poder Popular construidos en 18 años de revolución. Esta concepción se corresponde con la democracia económica –también establecida en la CRBV- cuando se plantea lograr una justa distribución de la riqueza (art. 299).
Una tarea del Poder Constituyente Originario en esta etapa, es perfeccionar nuestra democracia para darle más Poder al pueblo. Seguimos venciendo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve