Internacionales / Memorias / Noticias

10.Ago.2015 / 09:57 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Cinco años han pasado de la histórica y memorable visita del presidente de la República, Hugo Chávez, a Santa Marta, Departamento de Magdalena, Colombia, donde por primera vez se reunió con su homólogo Juan Manuel Santos, y ambas naciones retomaron las relaciones bilaterales, tras ser fracturadas con el exmandatario Álvaro Uribe Velez.

Aquella tarde del 10 de agosto de 2010, Chávez llegó al Aeropuerto internacional Simón Bolívar de Santa Marta, donde fue recibido por la Guardia de Honor del Ejército de Colombia y la canciller de la nación neogranadina, María Ángela Holguín, a quien le regaló tres rosas rojas.

“Después de todos estos avatares, a pesar de todas estas tormentas, Colombia vengo a ratificarte mi amor que será eterno, el amor de un gran colombiano, el amor de un bolivariano, de un soldado de esta patria, soldado de la paz”, manifestó el presidente Chávez al arribar a la terminal aéreo, con la firme intención de retomar la unión entre Venezuela y Colombia, y abogar por la paz en la nación neogranadina.

Allí, tras recibir los honores correspondientes a su investidura, el máximo líder de la Revolución Bolivariana, vestido con pantalón negro y chaqueta deportiva con el tricolor nacional, emprendió la caravana presidencial rumbo a la Hacienda San Pedro Alejandrino, donde se reuniría con Santos.

El traslado del entonces Presidente de la República se vio interrumpido varias veces, no por violaciones a los protocolos de seguridad, tampoco por incidentes en la vía.

Fue una masiva manifestación de amor y de admiración del pueblo colombiano lo que motivó que en varias ocasiones Chávez dejara a un lado el protocolo, parara la caravana presidencial y se bajara del vehículo en el que se trasladaba para abrazar y besar fraternalmente a sus hermanas y hermanos caribeños, que se habían agolpado en las calles para darle una calurosa bienvenida.

Los rostros evidenciaban una emoción incontenible. Niños, jóvenes, adultos y personas mayores agitaban sus manos para saludar a Chávez, impulsor del proyecto bolivariano de unidad e integración regional.

Otros con cámaras en mano tuvieron la dicha de capturar aquel momento histórico junto al Comandante, que incluso saltó los dispositivos de seguridad para llegar al pueblo que lo recibía con emoción.

A lo largo de la vía hacia la Hacienda San Pedro Alejandrino sólo se escucha “Qué viva Chávez”, “¡Viva Chávez!, ¡Estamos con Chávez y lo que queremos es la paz para Colombia”, y “¡Viva Colombia!”.

“Esta es una sensación incomparable y yo no tengo palabras para explicarla”, expresó un joven con lágrimas en los ojos cuando el presidente Chávez se detuvo muy cerca de él, en la entrada La Gaira, un populoso barrio de la mencionada localidad colombiana.

Otro ciudadano de Santa Marta manifestó: “Nosotros pensábamos que iba a pasar de largo, sin que nadie lo viera, pero allí lo estamos viendo en carne propia”.

Después de saludar y conversar brevemente, Chávez abordó nuevamente su vehículo y siguió su recorrido por la troncal del Caribe, pero al llegar a la vía La Lucha, volvió a bajarse de su caravana para acercarse a los niños, hombres y mujeres que le pedían un saludo.

También cargó entre sus brazos a una bebé de unos nueve meses de edad, y entre la multitud que gritaba y lo aplaudía le dijo: “¡Hola mi niña!.

Aquel 10 de agosto de 2010, Chávez además, hizo una parada frente al Colegio Juan Miguel De Osuna, donde los niños salieron a recibirlo con un tricolor de Colombia que ondearon junto al mandatario venezolano.

“Es el espíritu de Bolívar que está vivo, el espíritu de la paz y del amor, somos el mismo pueblo y aquí lo estamos demostrando”, fueron las breves palabras de Chávez en el sitio, y siguió su rumbo a la Hacienda San Pedro Alejandrino.

Una vez en la hacienda, sitio histórico donde murió El Libertador Simón Bolívar, se encontró con el presidente Santos, quien con un apretón de mano lo recibió junto con el entonces secretario general de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), el argentino Néstor Kirchner.

Allí, se volvieron a rendir honores y se escucharon los himnos de las dos naciones, hijas del mismo padre: Simón Bolívar. Minutos después se dio inicio a la reunión privada entre los dos Jefes de Estado, sus respectivos cancilleres y el secretario general de la Unasur.

Luego del encuentro, ambos mandatarios acordaron no sólo retomar las relaciones bilaterales, sino que convinieron crear seis comisiones bilaterales para avanzar en la integración, la paz y la unión, particularmente en las comunidades de la frontera común.

 

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve