Noticias

Foto: archivo

Foto: archivo

En la edición número 207 del programa dominical Aló, Presidente, el comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, anunció una nueva fase para el manejo soberano del petróleo, a la que denominó Plena Soberanía Petrolera en favor de los intereses de la República.

“Hoy vengo a anunciar aquí a Venezuela y al mundo: hoy comenzamos la segunda fase de la verdadera nacionalización de Petróleos de Venezuela, del petróleo venezolano. La segunda fase vamos a llamarla Plena Soberanía Petrolera”, manifestó la tarde del 10 de octubre de 2004, en transmisión desde la Refinería de Puerto la Cruz, Anzoátegui.

De esta manera, el líder de la revolución daba el paso al proceso definitivo que ponía fin a la privatización de la industria petrolera, que se había iniciado durante la década de 1970, entrega que fue consolidada sobre la mentira y el engaño en pro de los intereses transnacionales.

A fines de 2003, cuando se produjo el sabotaje petrolero, se recuperó Pdvsa. Fue esa la primera fase de la soberanía petrolera, que permitió la apropiación de la materia prima petrolera nacional como recurso fundamental de la economía venezolana.

“¿De qué se trata esta segunda fase de Plena Soberanía Petrolera? De deshacer entuertos. Vamos a comenzar a deshacer los entuertos heredados de la vieja Pdvsa entreguista y apátrida, controlada por intereses transnacionales”, y de esa manera “desactivar mecanismos de dominación que fueron instalados desde hace mucho tiempo y todavía están allí instalados; vamos a comenzar a desactivarlos para recuperar la plena soberanía petrolera”, manifestó esa tarde.

Mencionó que la transformación de los impuestos por la explotación del crudo era una de esas desviaciones sobre las cuales había que trabajar sin quebrantamiento alguno.

La razón —explicó Chávez—  era que la República sostenía convenios de asociaciones estratégicas con empresas transnacionales firmadas por el último gobierno del Pacto de Punto Fijo y aprobados por el Congreso de entonces, con los cuales se avalaba la entrega del recurso estratégico, pues el impuesto que debían pagar a la Nación dichas empresas eran casi cero. Era este el primer entuerto en el que se debía trabajar.

Chávez anunció también aquella tarde “elevar de nuevo el impuesto de explotación ya rebajado hasta restablecerlo en su monto original, porque consideramos las supuestas causas que llevaron a esto ya no existen, si es que alguna vez existieron”.

“Ya debo decirle a las empresas trasnacionales que nos da mucho gusto que para su éxito en el arranque del proyecto y el éxito de Pdvsa hayan disfrutado de regalía casi cero, pero ya las causas desaparecieron, si es que existieron, socios”, expresó, y recordó que entre las causas esgrimidas en aquel momento para que las regalías fueran casi de cero eran: que precio del petróleo nunca iba a pasar de 20 dólares, la incertidumbre del mercado para los crudos sintéticos y la incertidumbre tecnológica.

“No hay ni causa de precio ni causa de incertidumbres en el mercado internacional ni causa alguna tecnológica para mantener la regalía en casi cero, así que, queridos amigos, a partir de hoy, señor ministro, tome usted las acciones, señor presidente, señores directivos, a partir de hoy comuníquenle a todas las empresas asociadas en la faja petrolífera que deben comenzar desde ahora mismo a pagar 16,6 % de regalía sobre cada barril de petróleo producido aquí en nuestro territorio”, informó.

Estas acciones se contemplaron en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007, en el cual el Gobierno Nacional se planteó promover auditorías técnicas y administrativas de los diferentes negocios de la industria petrolera y el análisis de nuevos negocios.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve