Noticias

2.Ago.2015 / 02:02 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Durante la emisión número 113 del programa dominical Aló Presidente, transmitido el 28 de julio de 2002, el comandante Hugo Chávez hizo un llamado a profundizar el proceso revolucionario para garantizar mejoras en la calidad de vida del pueblo venezolano.

“Seguimos adelante en lo político: democracia participativa, equilibrio político, participación comunitaria, vamos todos, unidos. Nadie podrá contra Venezuela. Nadie. En lo social, allí vamos: protegiendo el trabajo, el ingreso, la familia, viviendas, políticas sociales, elevando el nivel de vida”, expresó, en el espacio transmitido desde la población de Sabaneta, municipio Alberto Arvelo Torrealba, del estado Barinas.

Ese día, el líder revolucionario cumplió 48 años de edad, y el programa dominical fue el escenario propicio para recordar parte de las anécdotas de sus primeros años de vida en esta región llanera, que lo vio nacer en la madrugada del 28 de julio de 1954.

“Yo nací en la madrugada (…) Mamá dice que a las cuatro de la mañana y no había reloj, pero era, ¿no, mamá? ¿Cómo sabes tú que eran la cuatro de la mañana?”, preguntó el comandante a su madre, doña Elena Frías de Chávez, a lo que ella le respondió: “Bueno, hijo, porque después que di a luz, que te arreglaron y a mí también, entonces tuve tiempo de dormir un rato y desperté tempranito, amaneciendo ya, entonces pensé que sí eran las cuatro”.

Durante su alocución en el Aló, Presidente 113, el líder socialista manifestó su orgullo por haber nacido en la localidad barinesa y destacó la importancia de estar en contacto con las raíces y valores sembrados en el hogar.

“Me siento orgulloso de haber nacido en este pueblo, orgulloso de ser un campesino, un indio, un soldado, y un amigo de ustedes. Me alegro de visitar Sabaneta 48 años después, por haber sido parido por Elena, y engendrado por Hugo y Elena, en un hogar muy humilde de campesinos y soñadores y aquí seguimos siendo lo mismo. Porque algo importantísimo es no perder nunca la conciencia de las raíces; aquí me siento como el pez en la propia agua en donde nació, a la orilla del madre vieja del Bonocó, entre el Boconó y el Masparro, muy cerca del viejo hato San Fernando, La Marqueseña o del Marqués del Pumar y aquí empujando hacia el Apure mirando lejos”, expresó.

Indicó que en esta tierra de horizontes abiertos, en donde históricamente “una raza buena ama, sufre y espera”, gracias a la Revolución Bolivariana, esta misma raza puede luchar, avanzar y construir” junto a Venezuela un camino hacia un futuro mejor para todos”.

Durante el espacio televisivo, Chávez recordó el ambiente de su ciudad natal, durante las décadas de 1950 y 1960: “Estamos hablando de hace casi medio siglo cuando Sabaneta era un caserío de tres calles todas de tierra, en invierno no pasaban carros sino un rolero que le ponían cadenas y les voy a echar un cuento, había una vez dos carros en Sabaneta y chocaron en la esquina de la plaza”.

También se refirió al Chávez niño, que jubaga beisbol con sus amigos, “los peloteros de Sabaneta”, y a su primer amor, la maestra Egilda Crespo, que tenía “unos ojos verdes que venían de ahí, de Libertad de Barinas, una muchacha, tendría como 18 años, una despampanante llanera”.

De sus años escolares también recordó su reacción y la de sus compañeros frente al asesinato del presidente de Estado Unidos John Fitzgerald Kennedy, el 22 de noviembre de 1963.

“La maestra Lucía Venero llegó en la mañana preocupada y entonces nos habló de que habían matado a un presidente por allá, lejos, en los Estados Unidos, que se llamaba Kennedy, y nos explicó quién era él, dónde estaban los Estados Unidos y que lo habían matado, pues. Pero aquello se me quedó a mi grabado para siempre”, relató.

En sus recuerdos, el comandante Chávez hizo mención, además, a la facultad de su abuela Rosa Inés de predecir la lluvia: “Ella sabía cuándo iba a llover y cuándo no iba a llover y algo le quedó a uno”.

El Aló, Presidente 113 fue transmitido a pocos meses de los sucesos del 11 de abril de 2002, cuando sectores de la derecha venezolana, apoyada por agentes externos, ejecutaron un golpe de Estado contra el gobierno del comandante Hugo Chávez y que fue derrotado por la unión cívico-militar, que logró restablecer el orden constitucional y democrático menos de 48 horas después.

Por este motivo, la niña Génesis Jhan se presentó en este programa para declamar una poesía que recogió la valentía del líder socialista para afrontar la acción golpista y salir victorioso de la mano de su pueblo.

Un Chávez conmovido y emocionado tras los versos tomó a Génesis en sus brazos y le dijo: “Esta revolución es tuya, y tú eres parte de ella. Tú eres Venezuela, así de hermosa, tú eres la revolución bonita, tú eres el futuro. Esta revolución es de ustedes y para ustedes, y nosotros los que estamos ya a 48 (años) como yo, hoy, entonces lo que tenemos que hacer es seguir abriendo el camino y dejándoles a ustedes una patria linda”.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve