Memorias / Noticias

21.Feb.2015 / 10:32 am / Haga un comentario

Prensa PSUV.- Hoy se cumplen 50  años del asesinato de Malcolm X, líder revolucionario de la minoría negra norteamericana, quien fuera asesinado de 7 disparos en el Salón de baile Audubon de Manhattan, Nueva York, mientras daba una conferencia, el primer día de la Semana Nacional de la Hermandad.

Malcolm Nació en Omaha, Nebraska el 19 de mayo de 1925. Sus padres fueron Louise Norton Little, ama de casa, y Earl Little, ministro Baptista seguidor de Marcus Garvey, líder del Nacionalismo Negro.

El activismo de Earl por los derechos civiles provocó las amenazas de muerte de la organización de la supremacía blanca llamada Black Legion, forzando a la familia a trasladarse dos veces antes del cuarto cumpleaños de Malcolm.

Su infancia estuvo marcada por el acoso que sufría su familia debido al racismo contra los negros y otras etnias que defendía su padre y sus correligionarios. El Ku Klux Klan les acosaba y esto supuso el asesinato de su padre, lo que provocó que su madre fuese internada en un centro psiquiátrico y que él pasase cuatro años en un reformatorio. Posteriormente, fue adoptado por una familia de Michigan y a los diez años se trasladó a Boston con una de sus hermanas.

Estando en Boston, se hizo pandillero y en 1946 es condenado de 8 a 10 años de prisión por robo a mano armada. Mientras cumplía condena, en Charlestown, Prisión Estatal de Massachussets, dejó las drogas y empezó a estudiar por correspondencia. Allí se convirtió a la Nación del Islam (NOI), organización religiosa de carácter musulmán liderada por Elijah Muhammad.

La Nación del Islam

En 1953 cambió su nombre de Malcolm Little a Malcolm X, convirtiéndose en Ministro Asistente del Templo de Detroit de la Nación del Islam. Malcolm explicaba su nombre de la siguiente manera:

“Al adoptar la X uno adquiere cierto misterio, cierta posibilidad de poder a los ojos de amigos y enemigos… La X anuncia lo que has sido y lo que serás: ex-fumador, ex-bebedor, ex-cristiano, ex-esclavo”.

La X también corresponde al apellido desconocido de los esclavos de los que Malcolm descendía, en lugar de seguir usando un nombre que seguramente fue escogido por un dueño de esclavos. Esta lógica llevó a muchos miembros de la Nación del Islam a escoger sus propios nombres.

Poco a poco va extendiendo la influencia de la Nación del Islam por Detroit, Boston y Filadelfia llegando a convertirse en uno de los líderes nacionalistas negros más prominentes de Estados Unidos. Como líder militante, Malcolm X favorecía el orgullo negro, (apoyando el “black power” y defendiendo la creación de un estado independiente negro), la auto-suficiencia económica, y la política de la identidad. Al final llegaría a convertirse en un activista de los derechos humanos y la unidad negra transcontinental de renombre mundial.

Durante esta época fue investigado por el FBI tras declararse a sí mismo como comunista. En 1954 fue nombrado Ministro del Templo de Nueva York de la Nación del Islam. Cuatro años después, contrajo matrimonio con Betty X en Lansing, Michigan.

Muslim Mosque, Inc., La Meca y la OAAU

La tensión aumentó entre Malcolm y la Nación del Islam. Se dijo que algunos líderes de la Nación del Islam habían dado órdenes de “matar” a Malcolm; en la Autobiografía de Malcolm X, Malcolm reconoce que a principios de 1963, un miembro del Séptimo Templo le confesó haber recibido órdenes de la Nación del Islam para asesinarlo. A finales de año, debido a un artículo publicado en el que criticaba a la raza blanca coincidiendo con el asesinato de John F. Kennedy, la Nación del Islam ordena callar a Malcolm X.

Meses más tarde, en marzo de 1964, decide dejar la Nación del Islam y fundar una nueva organización, la Muslim Mosque, Inc. Después de eso, sus relaciones con Elijah Muhammad se volvieron cada vez más volátiles.

Ante las constantes amenazas diarias, Malcolm declaró públicamente que se defendería, hecho que indujo a la revista Life Magazine a publicar una fotografía en la que aparecía Malcolm X sujetando una M1 Carbine y corriendo las cortinas para mirar por la ventana.

Agentes del FBI, infiltrados en la Nación del Islam, avisaron a los oficiales de policía de que Malcolm había sido marcado para ser asesinado (uno de ellos había recibido el encargo de ayudar a colocar una bomba en el coche de Malcolm).

En abril de ese mismo año, viaja a Oriente Medio y Africa, visitando la Meca, en Arabia Saudí. Allí comparte sus pensamientos y creencias con gentes de diferentes culturas. Desde ese momento, Malcolm ya no hablará sólo para los afroamericanos sino que su mensaje se dirijirá a todas las razas. Cuando volvió decía que se había dado cuenta de que “podría llamar hermanos míos a los hombres rubios de ojos azules”. A su regreso, funda la Organización de la Unidad Afro-Americana (OAAU), un grupo político secular.

Asesinato y funeral:

La noche del 14 de febrero de 1965, su casa fue bombardeada. Malcolm y su familia sobrevivieron y nadie fue inculpado por este crimen. Una semana más tarde, el 21 de febrero, en la sala Audubon de Manhattan, Malcolm acababa de empezar su discurso cuando se produjo un disturbio. Un hombre gritó “¡Quita tus manos de mi bolsillo!”. Mientras los guardaespaldas de Malcolm se distrajeron con lo que estaba sucediendo, otro hombre le disparó en el pecho. Malcolm X falleció de 39 años. Norman Butler, Thomas Johnson y Talmage Hayer fueron condenados a cadena perpetua por el asesinato.

600 personas acudieron al funeral de Malcolm en Harlem el 27 de febrero de 1965. Ossie Davis describió a Malcolm como “nuestro brillante príncipe negro”. Malcolm fue enterrado en el Ferncliff Cemetery en Harstdale, Nueva York.

Hipótesis del asesinato

De acuerdo con el portal Terrorismo Made In U.S.A en las Américas, existen tres teorías sobre el crimen que segó la vida de Malcolm X

La sospecha de que el asesinato fue perpetrado por los propios Musulmanes Negros es alentada por el FBI en la información que contienen las investigaciones a que era sometida la Nación del Islam, de Elijah Muhammad, el antiguo maestro de Malcolm X. Evidentemente, estos tenían razones, medios y momentos, para hacerlo, sobre todo por la lucha interna y los celos políticos por el crecimiento de la figura de Malcolm X.

Otra hipótesis induce a sospechar de la mafia y los carteles de la droga, por la influencia de la prédica de Malcolm X sobre las comunidades negras de Estados Unidos en contra de las drogas. Por lo tanto, los narcotraficantes salían ganando con su eliminación física.

La última sospecha recae sobre los servicios de inteligencia norteamericanos, principalmente el FBI y la CIA. J. Edgar Hoover, director del FBI, tenía bajo seguimiento desde hacía mucho tiempo las actividades de Malcolm X y sus discípulos. Su principal temor era que se concretara una alianza entre éste y Martin Luther King Jr.

Para la CIA, la presentación que Malcolm X hizo en la ONU contra los Estados Unidos acusando al gobierno por la violación de los derechos humanos de los afroamericanos tenía implicancias en la política exterior norteamericana. Documentos desclasificados del FBI y la CIA, manifiestan la preocupación de estos organismos por la admiración de Malcolm X hacia Fidel Castro y Ernesto Che Guevara, así como con otros líderes mundiales. En la oficina de Planes de la CIA, la división comprometida en el derrocamiento y asesinato de diversos gobernantes del mal llamado tercer mundo, también estaban inquietos por Malcolm X y espiaron sus actividades hasta el mismo día de su muerte.

Como era de esperar, de estas tres sospechas, el FBI demostró las dos primeras. Luego de una investigación de 72 horas, concluyó que no hubo “implicaciones internacionales” en el asesinato de Malcolm X. Llegó a tal conclusión con la misma velocidad con que acusó a Lee Harvey Oswald, como único autor del crimen de John F. Kennedy y de que James Earl Ray, actuó en soledad al matar a Martin Luther King Jr..

Todas las conjeturas tienen lazos en común: las profundas diferencias internas en la Nación del Islam fueron fomentadas por una campaña de prensa e inteligencia (COINTELPRO, Programa de Contrainteligencia), dirigida por el mismo Hoover, para promover la división, incluyendo agentes encubiertos infiltrados en la organización. Hasta se sospecha que uno de los guardaespaldas de Malcolm X, presente el día del asesinato, era un agente del FBI.

El FBI y la BOSSI (Oficina de Servicios Especiales) del Departamento de Policía de Nueva York, infiltraron dos grupos fundados por Malcolm X en 1964: la Organización de la Unidad Afro-Americana y la Mezquita Musulmana Inc.

La CIA, la mafia y el narcotráfico, se asociaron en la invasión de Bahía Cochinos, en los intentos de asesinar al Presidente cubano Fidel Castro y en el atroz homicidio del líder congoleño Patricio Lumumba.

Su legado

A 50 años de su trágica muerte, las lecciones de su inflexible discurso, su filosofía y práctica tienen un valor incalculable para la actual generación de activistas negros, sobre todo en el ámbito de la organización de la comunidad de base, así como su comprensión innovadora del racismo estructural y la opresión.

“Malcolm fue subestimado como organizador sensacional… Él era alguien que podía explicar a la gente de una manera sucinta las diferentes formas de opresión y cómo afectan a nuestras comunidades”, Kamau Franklin K., activista y consultor legal, dijo a teleSUR Inglés. “Creo que Malcolm, como un organizador y un manantial ideológico, sigue siendo muy relevante sobre como nuestra comunidad y activistas tienen que proceder”.

Después de los sucesos de 2014 en el que el racismo estructural y la violencia contra los negros, una vez más se convirtió en el centro del debate político en los Estados Unidos, es inconcebible que las propias experiencias de Malcolm X no sean examinadas de cerca, sobre todo por la nueva generación de activistas y organizadores emergentes del movimiento contra la brutalidad policial.

Silvestre Montilla 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve