Memorias / Noticias

13.Ago.2015 / 12:02 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Prensa PSUV.- Una y otra vez, Fidel Alejandro Castro Ruz el compañero Fidel, como el mismo prefiere ser llamado  impresiona al mundo… Ahora por cumplir 89 años de vida, pese a los malos augurios de la mafia rancia y enquistada de ascendencia bastitiana que aún sigue pataleando en Miami, y de los deseos a veces esquizofreniantes  de la clase conservadora del imperio más poderoso que haya existido jamás. 89 años de vida, pese a una juventud dedicada a la militancia política, a la guerra, el exilio, la cárcel y más de 600 intentos de asesinatos…

Su vida que ha servido desde muy temprano, y por suerte nuestra, para combatir con firmeza las injusticias y llenar el mundo con los mejores anhelos y deseos de esperanza para la humanidad. Lo cierto es que Fidel tiene más de tres cuartos de siglo impresionándonos.

Niño inquieto, rebelde, curioso. De familia latifundista, padre gallego y madre criolla, que vio la alborada en aquella casa campestre de Birán, en la oriental provincia cubana de Holguín. Adolescente deportista, entusiasta e irreverente. Famoso por pronunciar los discursos más largos e impactantes de los últimos tiempos. Personaje ya universal, fundador del primer estado socialista de América. Intelectual agudo y sin dudas uno de los más grandes estadistas que hemos tenido el privilegio de conocer.

Egresado de la Escuela de Derecho de la Universidad de La Habana en 1950, pronto se convirtió en referencia nacional en el Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo, liderado por el célebre político Eduardo Chibás, cuyo suicidio en pleno programa de radio impactó enormemente al joven Fidel.

Unificador de la lucha política nacional patriótica contra la corrupción y los gobiernos entreguistas, Fidel se convirtió en el líder aglutinador del movimiento estudiantil, obrero, intelectual y partidario, cuyo ascenso en las elecciones del año 52 fue frenado por el artero Golpe Militar perpetrado por el Coronel Fulgencio Batista con el beneplácito de Estados Unidos, el 10 de marzo. Quedaba cerrada la vía institucional democrático-burguesa como medio de lucha por el poder.

Obligado a sumergirse en la lucha clandestina cuando sobrevino la persecución y la represión, organizó un movimiento de vanguardia que luego asaltaría los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes con el objetivo de conseguir armas para una insurrección popular. Tras el revés militar, convertido después en victoria política, su célebre alegato de autodefensa, en el que de acusado se convirtió en acusador: La Historia me Absolverá.

Dos años de cárcel fecunda y un feroz movimiento popular empezó a alimentarse en las calles, irrumpiendo en la vida política del país hasta obligar la amnistía y el exilio de los principales cuadros del movimiento a México. Ahí conoce al joven médico argentino Ernesto Guevara de la Serna, entrena y perfecciona el Movimiento 26 de Julio, que se convierte en Ejército Rebelde tras el desembarco de 82 hombres en las costas de Cuba para dar inicio a la lucha armada que definiría la historia de nuestro continente.

La Revolución Cubana abrió una nueva época para el Mundo Occidental, demostrando que un país pequeño con un pueblo heroico podía regir su propio destino y construir su modelo de sociedad, aún bajo las narices del Gigante de las Siete Leguas. Demostró gran gallardía durante la Crisis de Octubre, cuando el mundo se vio al borde de una guerra nuclear entre dos potencias mundiales, la URSS y los EE.UU. Nunca brilló tan alto un estadista, como más tarde señalaría el Che en su carta de despedida.

Ejemplo de dignidad y solidaridad entre los pueblos, Fidel y Cuba, Cuba y Fidel, imposible separarlos, convierte a la Mayor de las Antillas en quizá la nación más solidaria de la historia de la humanidad. Llevando salud a cambio de nada material a los lugares más olvidados del planeta, alfabetizando los rincones oscuros, apoyando casi todos los movimientos de liberación nacional de los países colonizados.

Fue el gran responsable por la independencia de Angola, Namibia y de la derrota del régimen fascista de África del Sur apoyado por EE.UU, el Apartheid.

Aún con la catástrofe que representó la caída del Este Europeo y de la URSS,Fidel se mantuvo incólume enarbolando las banderas del Socialismo, la independencia y la dignidad, cuando muchos declaraban el Fin de la Historia, y otros se apresuraban en saltar la talanquera. Guió su pueblo en la heroica resistencia en los años del Período Especial, cuando la isla perdió de la noche a la mañana 85% de su comercio exterior, sumado al recrudecimiento del cruel y genocida bloqueo comercial, económico y financiero imperial, sin tener que claudicar en sus ideales.

Visionario siempre, como quien ve lo que sucede a la vuelta de la esquina, recibió en La Habana con todos los honores de un jefe de estado al Teniente Coronel Hugo Chávez, recién salido de la cárcel tras la fallida rebelión militar del 4 de febrero de 1992. Entablaron pronto una fructífera y amena amistad, una verdadera relación de padre e hijo, como el mismo Comandante Supremo Hugo Chávez la calificara.

De Chávez, Fidel dijo que fue el mejor amigo que tuvo el pueblo cubano. Fidel es, sin dudas, el mejor amigo que ha tenido el pueblo de Bolívar. Ambos, los mejores amigos que han tenido la humanidad.

No nos dejes de impresionar Fidel, eterno Comandante.

!Feliz cumpleaños!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve