Héctor Navarro / Opinión

8.Jun.2014 / 11:13 am / 2 Comentarios

Nacimiento y dificultades en el PSUV.

Se puede señalar como fecha de nacimiento del PSUV, aquella en la cual se reunió por primera vez la Comisión Promotora designada por el Comandante Chávez, esto es el 15 de enero de 2007.

Del acta de esa reunión, para cuya fecha obviamente no estaba definido ni el nombre del partido, se extrae lo que transmitía el camarada Jorge Rodríguez según instrucciones del Presidente Chávez:

“¿Qué partido queremos construir? El Presidente se inclina hacia la conformación de un partido de bases. Se inclina también hacia el correlato político de la estructura social, representado en el Estado comunal. En este sentido, no debería confundirse la estructura del consejo comunal con la estructura del partido.”

Estas recomendaciones nos hablaban (y nos hablan) de un partido profundamente vinculado al pueblo y a sus necesidades, vinculado al desarrollo del poder popular y a la nueva democracia revolucionaria pero de ninguna manera cooptándola, asfixiándola, tutelándola…

El Primer Congreso Extraordinario (en su momento se adoptó esa denominación) realizado a mediados de 2010 aprueba los tres documentos fundamentales del Partido Socialista Unido de Venezuela: La Declaración de Principios, Las Bases Programáticas y los Estatutos. De este último, en su Artículo 1 leemos: “…El Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV se desarrolla en la estrategia que tiene al partido y al gobierno como brazos ejecutores del poder revolucionario del pueblo.”

Partido y gobierno, en esta visión, dos brazos que, como tales, operan independientemente pero no descoordinadamente y lo hacen bajo una dirección única que tiene que ser POLÍTICA.

En enero de 2011, habiendo transcurrido apenas cuatro años desde aquella primera reunión, sale a la luz un documento, con participación directa de nuestro Comandante Chávez, denominado “LINEAS ESTRATÉGICAS DE ACCIÓN POLÍTICA”, en el cual se efectuaban críticas muy duras, en realidad autocríticas porque así entendía el Comandante sus propias críticas, acerca de la forma en la cual se conducía el PSUV.

Es así como, en la sección 1 de ese documento titulada De la “cultura política capitalista” a la militancia socialista, expresa:

“…Sin embargo, a pesar de haber logrado preservar una amplia mayoría en la Asamblea Nacional en las últimas elecciones parlamentarias, los resultados pusieron en evidencia algunas fallas de funcionamiento del PSUV y su vinculación con la base social de apoyo de la Revolución.

Entre las posibles causas de esta situación, podemos verificar, en mayor o menor medida, algunas actitudes o desviaciones de los partidos tradicionales, tales como el burocratismo, el oportunismo, el sectarismo, el nepotismo y el gradual alejamiento de la base social bolivariana, resultantes de la persistencia de la “cultura capitalista” en el seno de la sociedad.

Esta cultura es reproducida a lo interno del Partido, y se expresa en que algunos sectores lo conciben como un medio para el “ascenso social” de los y las militantes con responsabilidades de dirección a distintos niveles. Algunos camaradas se consideran líderes absolutos e indiscutibles en sus espacios, y asumen la discrecionalidad de excluir del Partido, y hasta de la Revolución, a quienes se atrevan a diferir o a disentir de ellos y ellas.

De acentuarse este tipo de comportamiento, el PSUV podría terminar convertido en un partido/iglesia, una suerte de “guía de las masas incultas”, que considera a sus militantes y a las diversas formas de organización popular como simples correas de transmisión de la línea indiscutible de los nuevos “sacerdotes”. De seguirse este camino, estas prácticas debilitarán la base social de apoyo a la Revolución Bolivariana…”

Para ningún militante revolucionario o simplemente, para ningún simpatizante de la Revolución, es un secreto que las críticas (o más bien autocríticas) que se hacían en 2011, tienen hoy mucha o aun mayor vigencia. No hemos sido capaces de desarrollar el Partido democrático planteado originalmente y, consecuentemente, la premisa de que El Partido y el Gobierno se constituyan en los “brazos ejecutores del Poder Revolucionario del Pueblo” tampoco se ha cumplido, por el contrario, hemos retrocedido.

De allí la importancia suprema de este nuevo Congreso del PSUV en el cual deberemos tener la oportunidad de que, en el marco de la crítica y autocrítica revolucionaria, en el marco de la más amplia participación, libertad de opinión y respeto a los puntos de vista, se puedan hacer las necesarias correcciones de rumbo y, sobre todo ratificar la vigencia cada vez mayor del legado antiimperialista, socialista, comunero y democrático del Comandante Hugo Chávez.

La desaparición física del Comandante, la muerte del padre de todo este hermosamente trascendente proceso de liberación de los pueblos en el Siglo XXI, socialismo en construcción, nos ha afectado profundamente pero allí está y debemos afrontarlo. Ahora más que nunca debemos expresar y cumplir con el mismo Chávez: TODOS SOMOS CHÁVEZ… ¡SI!… PERO TODOS JUNTOS, NO INDIVIDUALMENTE.

 

Comentarios

13.Jun.2014 06:01 am
Jorge Antonio (Aragua) dijo:

Estoy de acuerdo con Héctor, “no hemos sido capaces de desarrollar el Partido democrático planteado originalmente”. Me incluyo porque en mayor o menor medida, he permitido que el PODER CONSTITUIDO siga imponiendo a esos camaradas (?) que “se consideran líderes absolutos e indiscutibles en sus espacios, y asumen la discrecionalidad de excluir del Partido, y hasta de la Revolución, a quienes se atrevan a diferir o a disentir de ellos y ellas”. MEA CULPA.

13.Jun.2014 09:38 am
Darwins Henriquez (Carabobo) dijo:

Exelente articulo camarada Hector, es importante reconocer, como siempre lo hizo nuetro comandante eterno Hugo Chavez, los errores cometido y rectificar a tiempo, ya que proximamente tendremos elecciones parlamentarias y es importante mantener esa mayoria dentro de la Asamblea Nacional, es preocupante ver como en la actualidad a crecido el numero de personas que dejaron de creer en el proceso revolucionario, ya sea por cualquier motivo ejemplo: vivienda, vehiculos, creditos, etc. En el estado Carabobo nos critican la paralizacion del ferrocarril paradas desde el año pasado, el metro de Valencia obras emblematica del Comandante Chavez y el abandono de las tierras en complejo socialista tacarigua donde se aprecia un lote de terreno con estructura de siembras en ambiente controlado en total abandono, asi como el descontento general por la escases de alimentos y articulo de higiene en los supermecados, pero los buhoneros los tienen a vista de las autoriades al 500%, ojo pelao camaradas

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve