Elías Jaua / Opinión

8.Feb.2015 / 03:10 pm / Haga un comentario

En 1998, durante la campaña electoral, rumbo a la victoria de la Revolución Bolivariana del 6 de Diciembre de aquel año, en los masivos actos populares que levantó el huracán Hugo Chávez por toda la inmensidad patria, lo escuche decirnos como pueblo una y otra vez“Ustedes llevan en la sangre y en el alma la herencia y el coraje de los libertadores de todo este continente y yo los convoco a refundar la República mediante una Asamblea Constituyente originaria”. Ese era el momento de mayor emoción colectiva del pueblo congregado frente a su naciente líder, así lo sentí en cada mitin de aquella hermosa y vibrante jornada de liberación que fue la campaña de 1998 y que tuve el privilegio de presenciar a su lado.

Después de cada una de estas apasionantes concentraciones, yo reflexionaba sobre por qué el pueblo empobrecido, hambreado y explotado de aquel entonces, se emocionaba tanto con aquella frase, sin que mediara ninguna oferta populista a la que era sometido en cada carnaval electoral convocado por la democracia burguesa.

Años después, ya en el gobierno, le conté de mis reflexiones al Comandante y me preguntó que a cuál conclusión había llegado. Le respondí, es que Usted logró presionar un resorte que habíamos guardado en nuestra memoria colectiva e hizo que nos pusiéramos de pie y sacáramos el profundo orgullo de ser hijos de Bolívar, de Miranda, de Sucre, de Zamora, el orgullo de ser venezolanos y venezolanas y de nuestra grandeza libertaria.

Hoy cuando extrañamos tanto su entrañable presencia, recordamos el sacrificio de nuestro Comandante Chávez para sacarnos de la indigna oscuridad donde nos habían sumergido y tenemos que ponernos la mano en el corazón para no permitir que su esfuerzo y el de tantos y tantas no se pierda. Sigamos de pie, sintámonos cada díaorgullosos y orgullosas de lo que hemos logrado y no permitamos que nos degeneren a la condición de un bachaco. No somos un pueblo de contrabandistas, corruptos, narcotraficantes ni bachaqueros, somos un pueblo de libertadores, somos los venezolanos y venezolanas. Somos Bolivarianos ¡Que es decir mucho, carajo!

Caracas, 8 de Febrero de 2015

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve