Antonia Muñoz / Opinión

13.Oct.2016 / 02:58 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Por: Antonia Muñoz

Hoy utilizamos como título para nuestra reflexión semanal la última exhortación pública del presidente Hugo Chávez a su equipo de gobierno. En nuestra opinión, su angustioso reclamo también iba dirigido a sus equipos políticos en todo el país, quienes deberíamos ser los encargados de hacer la Contraloría Política al Gobierno Bolivariano en sus diferentes niveles, incluyendo el Comunal. Sin embargo, los partidos de la Revolución tienen dificultad para hacer Contraloría Política, porque la Crítica y la Autocrítica están muy mal vistas  por algunos personeros políticos. Igualmente, los militantes conscientes que en forma individual o colectiva pretendan hacer Contraloría Social serán irremisiblemente estigmatizados, criminalizados, descalificados y arrinconados, porque según algunas y algunos, se les da armas al enemigo. He ahí la primera gran falla de fondo de nuestra Revolución Bolivariana. Por lo tanto, por ahí debería comenzar el gran golpe de timón mi querido Aristóbulo.

 En la urgente revisión y rectificación que debemos hacer para reimpulsar la Revolución Bolivariana, es absolutamente mandatorio que toda la militancia de la revolución debata, internalice y ponga en práctica el contenido del documento “Las cinco líneas estratégicas de acción política”, la cual fue una tarea que nos encomendó el Presidente Chávez en enero de 2011. En esa oportunidad, desde febrero hasta principio de mayo realizamos por todo el país una discusión bien interesante. Sin embargo, el éxito  o el fracaso de una tarea se mide por los resultados; y en nuestra opinión, la permanencia de los mismos, deja mucho que desear. Aunque a algunos nos duela reconocerlo y a otros les moleste que se exprese públicamente, debemos admitir que el burocratismo, el sectarismo, el amiguismo y la corrupción… están vivitos, pero repudiados por el pueblo organizado y consciente.

El grito de “eficiencia o nada” lanzado por nuestro amado Comandante todavía retumba en nuestros oídos y en nuestra conciencia. Esta es una tarea aún pendiente, aunque día a mucha gente haga esfuerzo por cumplirla lo mejor posible. Por esa bendita ineficiencia, debida principalmente a falta de compromiso político, falta de conocimiento, falta de experiencia, falta de Seguimiento y Control y falta de valores, es que la derecha se puede llenar la boca diciendo que el modelo fracasó. Un ejemplo para hacernos entender mejor: el Presidente Chávez tenía claro que necesitábamos romper la dependencia con los grandes grupos económicos que tenían el monopolio de la producción avícola en Venezuela. Por eso pensó en instalar la línea completa de producción, donde lo único que faltó por atender, según la información que manejamos, fue el complejo sector de  la producción de  medicina veterinaria.

 El Presidente Chávez estaba en lo correcto y en consecuencia, para romper la dependencia en los renglones de producción de huevos y carne de pollo, aprobó la inversión para establecer producción avícola  en los estados Portuguesa y Guárico  por su gran potencial para producir maíz amarillo y sorgo, dos materias primas  energéticas que representan 700 gramos en un kilo de ABA. También se puede considerar como materia prima energética  el arroz de desecho, donde Guárico y Portuguesa son los dos estados que concentran la mayor producción del país. También se planificó montar en Anzoátegui  una planta de producción avícola.  Las 5 líneas de producción fueron: 1. Galpones para la producción de huevos de consumo y huevos fértiles (Gallinas con gallos). 2. Incubadoras para producir los pollitos bebés.3. Los machos iban para el área de producción de pollos de engorde y las hembras para la producción de reemplazos de las gallinas ponedoras y eventualmente para la venta a pequeños y medianos productores. 4. Área industrial para producir  Alimento Balanceados (ABA) (Insumo que representa aproximadamente el 70 % de los costos de producción). 5. Matadero para beneficiar la producción del complejo avícola y dejarla lista para ser adquirida por los consumidores. En Guárico se inauguró el complejo a inicio de octubre 2010 y con algunos problemas que nunca faltan ha venido funcionando. Por razones que desconocemos, en su momento no se instaló el matadero ni la planta ABA. Estamos seguros que si hubiésemos cuidado más  la eficiencia en el proceso, probablemente hoy en día un kilo de pollo no costaría Bs. 2000 y un cartón de huevo no anduviera volando por los Bs. 4000.

.Finalmente, en la eficiencia  de la  línea de producción  avícola en comento, también influye negativamente el negocio de la importación de maíz amarillo, soya y núcleo (Aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales). Siendo estas materias primas  tan baratas e importadas con dólares preferenciales (excepto el núcleo), no se puede explicar cómo las mismas llegan a precios tan elevados a los medianos y pequeños productores que preparan  ABA para el uso en sus propias explotaciones. Detectar lo que está pasando no es tarea difícil sólo hay que averiguar cuánto cuesta una tonelada de esas materias primas en su sitio de origen y a cuanto le llega a los agroindustriales (grandes, medianos y pequeños). Allí se le verá la “colita del fondo” a los importadores e intermediarios que son quienes encarecen la materia prima para hacer Alimento Balanceados para Animales (ABA).    Chávez vive la lucha por la patria sigue!

 

Guanare, miércoles 12 de octubre de 2016.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve