Richard Canan

  • AN

    El Circo de Allup en la OEA

    La derecha venezolana desplegó en la OEA todos sus recursos y artimañas mediáticas para magnificar una nueva puesta en escena de su macabra telenovela para intentar romper el hilo constitucional.

  • Foto: Archivo

    El embajador Allup

    No escarmienta ni aprende nunca la derecha golpista. Ya se le olvidó al protoprócer Ramos Allup que la exdiputada Mariacori perdió su curul en la Asamblea Nacional por andar “representando” a otros países en organismos internacionales. La soberbia y los disparates de esta esclarecida apátrida, la convirtió brevísimamente en embajadora alterna de Panamá ante la mismísima Organización de Estados Americanos (OEA). Entre sus locuras todos recuerdan sus pálidas canillitas posando sonriente y besando la mano del sulfuroso presidente Bush. De nada le ha servido el jalabolismo pitiyanqui, porque no la quieren ni en su casa ni en la MUD.

  • Foto: Archivo

    Capriles Natural Born Killer

    Ya Capriles se va pareciendo demasiado al despiadado y sanguinario Mickey Knox, el irreverente asesino de la película de Oliver Stone, Natural BornKillers. No hay diferencias, Capriles está convertido en un enajenado obsesionado por asaltar el poder, aún a costa de miles de vidas y de la paz de los venezolanos. Su agenda de acción política se ha convertido en una aventura endemoniadamente violenta y perversa. Ha florecido su odio y sus tendencias maniacas depresivas, las cuales ya no puede ocultar.

  • Foto: Archivo

    Almagro y su carta desgraciada

    Ya dijoPepe Mujica sobre Almagro: “Lamento el rumbo por el que enfilaste y lo sé irreversible, por eso ahora formalmente te digo adiós y me despido”. Parecen las estrofas de un tango, pero revela magistralmente que este personaje hace rato perdió el camino.

  • Foto: Archivo

    Neocolonialismo español o Rajoy en campaña

    Está en marcha el escalamiento de la campaña internacional de la derecha mundial en contra de Venezuela. Han sincronizado sus alharacas mediáticas incrementando la presión. Por eso,han hecho coro, como un disco rayado, la agonizante administración Obama, los politiqueros del vetustoreino españoly hasta figuramos en losCoffe Break del G7 (mega potencias capitalistas que pretenden dominar al mundo con su poderío económico y militar). Casi nada.

  • BRASIL

    El espejo Dilma

    Los disociados de la derecha criolla hacen parilla y se frotan las manos añorando con vehemencia que en nuestra patria se repitan los sucesos conspirativos acontecidos recientemente en Brasil contra la Presidenta Dilma Rousseff.

  • AN

    La derecha maldiciente

    Que terrible debe ser para la fauna opositora tener que soportar la mamarrachada de liderazgo que pretende dirigirla. Más allá del griterío de la derecha histérica, enferma hasta el paroxismo por derrocar al gobierno revolucionario, no hay mensaje, proyecto de país o plan de gobierno que estos disociados se atrevan a hacer público en momentos […]

  • papers

    Panamá Papers, la doble moral

    En el cuento de los Panamá Papers hay un evidente juego de doble moral. Un doble rasero. En los primeros tiros, la derecha histérica y sus medios purulentos se engolosinaron y se esmeraron en retratar varios casos de evidente enriquecimiento ilícito y de corrupción realizado por unos despreciables exfuncionarios públicos.

  • Foto: Archivo

    El Acueducto de Ocariz

    Nos encontramos en medio de la más severa situación climática que haya atravesado el país en muchos años, motivado principalmente a las bajas precipitaciones en las cuencas de nuestros grandes embalses (hay quienes siguen creyendo que el cambio climático es juego, el Niño no es juego).

  • Foto: Archivo

    Los Cabezas Rapadas (Skinhead) de la extrema derecha

    Durante las guarimbas y ataques terroristas la derecha actuó bien coordinada, seleccionando estratégicamente sus objetivos. En sus maquiavélicos planes se concentraron en atacar oficinas gubernamentales y destruir todos los espacios públicos a su alcance. La acción política de la derecha se concentró en la guarimba, el vandalismo y en el asesinato selectivo.