Ildegar Gil

  • Una buena noticia contra la corrupción

    En cada institución pública deben ser reforzados los controles para evitar el germen y consecuente desarrollo de la corrupción. La motivación se me viene a propósito de la experiencia vivida la semana anterior por la colega Yuleidys Hernández, en la oficina del Saime ubicada en Parque Central, Caracas.

  • ¿Será verdad esto que dice Guaidó?

    Si mi memoria no me falla, la última vez que Juan Guaidó (conocido como Leandro en los bajos fondos de la conspiración antivenezolana), asumió la responsabilidad de algún acto suyo, fue cuando se peló las nalgas en plena vía pública en medio de una dizque protesta sifrinoide, imitadora del peor estilo de las primaveras árabes.

  • Lamento su muerte y también lo que planificaba para asesinar a otros y otras

    Toda muerte es lamentable. Toda. El cambio de plano no garantiza –lamentablemente-, boleto con retorno a la dimensión que ocupamos.

  • Las pocas cosas buenas de Bachelet (Y ojo: no me apedreen)

     Ciertamente, nadie con cuatro dedos de frente iba a esperar cariño, compresión y respaldo solidario de Michelle Bachelet hacia la Revolución Bolivariana. Tales rasgos los ponen en duda sus propios compatriotas chilenos, visto el silencio ¿cómplice? que guarda –por ejemplo-, ante el atropello del que es víctima el pueblo mapuche.

  • Hablando de transparencia, le tomo la palabra a Juan Guaidó

    Ildegar Gil ildegargil@gmail.com @ildegargil El tsunami moral (¿o inmoral?) baña los predios de Juan Guaidó. El oleaje de corrupción alrededor de los fondos destinados para asistir a los desertores traidores que en febrero lo siguieron huyendo a Cúcuta, encharca a su propia firma, pues, fue él quien el 24 de febrero designó a Rosanna Barrera y Kevin […]

  • Historia del fracaso de la trampa con Alex D´Castro en la Cota 905

    Levanto la mano izquierda y juro que mi espacio de esta ocasión estaba reservado para los encuentros que han tenido lugar en Noruega, entre Gobierno y ultraderecha violenta. La ocasión, como escucho desde niño, la pintaban calva.

  • La vileza de la derecha en el deceso de infantes

    La guerra, cualquier guerra, es indeseable. Va más allá de ser “la política por otros medios”.

  • Fascismo contra Venezuela y el mundo: 2002 y 2019

    No es mentira que en Venezuela se define el antes y el después de la barbarie o la civilidad. Captarlo no suele tan obvio, debido a la vertiginosa carrera diaria a la que estamos impelidos e impelidas a responder –entre otras cosas-, víctimas de la emboscada urdida desde los centros mundiales de poder (alias imperialismo), decididos justamente a desmembrar la red humanista que tejemos en Venezuela desde que en 1998 asumimos el poder político en aras del bienestar colectivo universal.

  • Justicia ante el brazalete de color azul muerte

    Confío plenamente en la justicia venezolana. Entiendo, por otra parte, la ansiedad que amenaza invadir el espíritu de compatriotas cuando el reloj de la ley parece avanzar con las agujas del retraso.

  • La lección de las madres humildes en la marcha

    Asuntos de salud me imposibilitaban participar en las marchas convocadas a objeto de defender la Revolución Bolivariana y la Constitución nacional, de la amenaza planteada por el imperialismo y sus peones dentro del tablero geoestratégico que hoy es nuestro país. Parcialmente restablecido, el sábado 6 de abril hice presencia en una de las tres rutas diseñadas hasta el Palacio de Miraflores.