Noticias

12.Oct.2015 / 11:43 am / Haga un comentario

Foto: AVN

Pasaron siglos para colocar a la luz de todos la verdadera historia de los pueblos indígenas de América, en la que un día como hoy, pero en 1492, los nativos de estas tierras fueron víctimas de la violencia, de la humillación y del despojo por parte de colonizadores españoles.

Día del Descubrimiento o Día de la Raza, fue el concepto que rondó por años los textos escolares y que los medios de comunicación difundían e invitaban a “celebrar”, a pesar de ser el genocidio más grande ocurrido en el mundo.

Llegó el Comandante Hugo Chávez en 1999 y, a través de la Constitución Bolivariana, visibiliza a los originarios y declara la condición multiétnica y pluricultural de Venezuela, nación que cuenta con una población indígena que supera los 700.000 habitantes, según el censo de 2011.

Tres años después, en 2002, para honrar la firmeza, el aguante, la tenacidad y la lucha de los pueblos originarios del país y para hacer visible su historia, el presidente Chávez, con ese compromiso por los sectores que por tiempo fueron invisibilizados, opacados y olvidados, decretó el 12 de octubre del Día de la Resistencia Indígena.

“Nosotros aún estamos aquí resistiendo. El proceso revolucionario nos ha dignificado, nos reconoce y eso se lo debemos a (Hugo) Chávez. (…) Sabemos que todavía hay problemas por resolver, los cuales vamos en camino para solventarlos”, expone Noelí Pocaterra, exconstituyentista y actual secretaria de Comunidades y Pueblos Indígenas de Zulia, quien afirma que gracias al camino del reconocimiento se ha logrado superar la vergüenza étnica que arropaba a la mayoría de los habitantes originarios.

La historia que no se contaba

Hace no más de 15 años, la historia venezolana contaba que América fue “descubierta” por Cristóbal Colón, quien con sus acompañantes “permitió a los habitantes de estas tierras obtener una lengua y acceso a la civilización”.

Cuentos de conquista y coloniaje. La verdad es que la llegada de los europeos trajo a tierras americanas -para quedarse por largo tiempo- esclavitud, sometimiento y masacre, los cuales fueron enfrentados por el coraje indígena de Guaicaipuro, Terepaima, Tiuna, Tamanaco, Chacao, Catia, Mara y Nigale, entre otros.

La superioridad bélica de los conquistadores ante la de los pueblos originarios es indiscutible. Los segundos se enfrentaron con arcos, flechas y cuerpos desnudos, a la maldad de los primeros, quienes estaban provistos de pólvora, cañón y armaduras de protección.

Miles de bajas de indígenas, la instauración de la esclavitud, de la transculturización y del inicio del capitalismo, dejaron el mal llamado descubrimiento.

La batalla continuó y los pueblos resistieron en defensa de sus vidas, de su cultura y su territorio, tras 200 años.

Logros para la dignidad

“Cuando Chávez habló de refundar, se refirió a retomar a los más originarios, que son nuestros indios, para hacer justicia. Chávez entendió que quienes tienen derecho sobre las tierras son los indígenas, a quienes los despojaron de ellas, quienes fueron maltratados, humillados, discriminados. Chávez hizo justicia”, resalta Pocaterra.

Una Constitución con un capítulo completo dedicado a los pueblos aborígenes del país, más de 11 leyes, entre las que cuentan la de Pueblos y Comunidades Indígenas, la de Patrimonio Cultural, la de Idiomas Indígenas y la de Demarcación y Garantía de Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas, muestran el cumplimiento del compromiso de Chávez, de dignificar a los primeros habitantes de estas tierras, y de la batalla del presidente Nicolás Maduro, para continuar el proceso revolucionario con su participación protagónica.

Asimismo se suman la creación de la Misión Guaicaipuro y del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, con las que Venezuela rinde homenaje a diario a la resistencia de los pueblos originarios.

Misión Guaicaipuro

Fue el 12 de octubre de 2003 cuando el Líder de la Revolución Bolivariana, en su programa Aló Presidente número 167, anunció la creación de la Misión Guaicaipuro, con la que se busca devolver el respeto a la dignidad de los pueblos originarios, haciendo honor a las gestas históricas de resistencias.

“En todas partes, donde haya un indio, ahí tiene que llegar la mano de la Misión Guaicaipuro, en homenaje al gran cacique”, expuso en ese momento el Comandante Chávez.

La titularidad colectiva de las tierras, para honrar la deuda histórica; el plan de atención integral a las comunidades y el etnodesarrollo, son los ejes de esta misión, que ha atendido más de 2 millones de personas, ha restablecido títulos territoriales y derechos humanos a comunidades ancestrales del territorio, ante agresiones de sectores que luego de más de 500 años pretenden continuar con la brújula del coloniaje.

 

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve