Noticias

23.Abr.2015 / 05:12 pm / Haga un comentario

Foto: AVN

Las misiones sociales, creadas durante los últimos 12 años, han sido un mecanismo fundamental para erradicar el hambre en Venezuela, destacó el representante de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) en Venezuela, Marcelo Resende, al analizar la política de alimentación de un país que revirtió el índice de subnutrición y logró que más de 3.000.000 de personas que antes no tenían acceso a los alimentos, ahora coman hasta tres veces al día.

En entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias, Resende manifestó que a través de las misiones sociales la distribución de la riqueza ha sido más equitativa, al ser estos programas herramientas para la inversión social que creció de 37% en 1999 a 60,7% en 2014.

“Venezuela tiene una distribución más equitativa, una mejor distribución de la renta. La riqueza en Venezuela no es concentrada es más distribuida. Un papel muy importante fue crear las misiones como instrumento, mecanismo para eso”, señaló, al tiempo que recalcó que Venezuela es el segundo país de América Latina y el Caribe, que más ha disminuido la desigualdad social.

Explicó que la distribución de la riqueza es clave porque “combatir el hambre es la capacidad que tienen las personas para obtener los alimentos, que tengan recursos financieros para comprarlos”.

Y es que las más de 30 misiones sociales que funcionan en el país han abordado a alrededor de 20 millones de personas, lo cual ha contribuido de manera significativa en esta reducción del hambre, que llevó a Venezuela a cumplir con las metas del milenio, establecidas por la Organización de Naciones Unidas (ONU), en materia de seguridad alimentaria.

Resende hizo un repaso por varias misiones que son, en lo fundamental, programas sociales de atención y protección social en áreas como alimentación, educación, salud, seguridad social, deporte, cultura, vivienda, transporte y recreación.

Subrayó las pensiones otorgadas por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), a los trabajadores mayores de 50 años.

El número de pensionados pasó de 475.514 trabajadores en 1999 hasta registrar 2.509.975 en 2013, con la meta de llegar a los 3.000.000. El crecimiento exponencial de la seguridad social obedece a la política de democratización que se ejecuta a través de la Gran Misión En Amor Mayor, un programa creado por el comandante Hugo Chávez para incluir a pescadores, taxistas y amas de casa que a pesar de haber trabajo durante años, no pudieron cotizar en el seguro.

“El Programa de seguridad social, eso es un tremendo ejemplo. Es un programa muy fuerte para la distribución de la renta en el país”, expresó Resende.

También las misiones educativas, como Robinson (dedicada a la alfabetización y educación básica), Ribas (educación media y bachillerato) y Sucre (educación universitaria), han permitido que sectores excluidos de la población fueran reinsertados en los distintos ámbitos de la vida nacional.

La política de distribución de riqueza ha sido importante para la creación de más de 3.000.000 de empleos que permitieron disminuir el índice de desocupación a 7,9%, el más bajo en la historia del país.

Además de las misiones educativas, otros programas dirigidos a garantizar la salud pública, prestar atención a sectores, como madres de comunidades populares, entre otros, han sido vitales para que en los últimos años el índice de subnutrición llegara a menos de 5%. Es por ello que la FAO, organismo internacional encargado de acompañar a los países en su lucha por la erradicación del hambre, ha hecho amplios reconocimientos a Venezuela por sus esfuerzos en la materia.

Seguridad alimentaria

En este sentido, Resende destacó que la Misión Alimentación, sumada a los demás programas sociales, potencia el acceso a los alimentos.

Creada en el año 2003, luego del golpe de Estado al comandante Chávez y del sabotaje petrolero que dejó pérdidas entre 18.000 y 21.000 millones de dólares al país, esta misión abastece de alimentos a la red pública nacional integrada por más de 22.000 establecimientos comerciales, entre abastos, supermercados y bodegas populares.

Se calcula que el 75% de la población venezolana adquiera al menos un producto en esta red que ha sido muy importante en la batalla contra la guerra económica que libra en la actualidad el pueblo venezolano.

La Misión dispone de Casas de Alimentación establecidas en zonas populares a las que acuden personas en situación de calle.

Resende valoró que la Misión Alimentación realice todos los fines de semana operativos y ferias que llevan los alimentos directamente a los municipios de la nación, con la particularidad de ofrecer productos de primera necesidad a precios justos.

“Venezuela está muy bien posicionada con el tema de la seguridad y soberanía alimentaria en la región”, expresó el representante de la FAO al tiempo que recalcó que aunque los países latinoamericanos y caribeños han hecho esfuerzos, el tema venezolano es especial porque es uno de los pocos países que mantiene la política aun después de cumplir la meta de erradicar el hambre.

Si bien para la FAO el primer paso para combatir el hambre es la priorización política, el caso venezolano ha sido particular. Tal como expresó Resende, en este proceso, la convicción política del presidente Chávez fue fundamental.

Y el primer paso para que en la actualidad Venezuela haya logrado reducir el hambre fue haber consagrado, en la Constitución Nacional, la alimentación como un derecho universal, decisión que permite ubicar al país entre las naciones que ya no padecen hambre en el mundo.

“En el Gobierno venezolano hay un compromiso muy fuerte con lo social, hay un compromiso muy fuerte para combatir el hambre”, añadió Resende.

Precisamente, ese compromiso político para reducir la desigualdad en Venezuela es lo que ha llevado a la FAO a reconocer el esfuerzo venezolano en la materia. Por ello, en 2012 el país recibió el primer reconocimiento de esta organización.

A esto se le sumó otro en 2013 por ubicarse en el grupo de 15 países que habían logrado “progresos excepcionales” en la reducción de la subnutrición, que pasó de 13,5% en el período 1990-1992, a menos de 5% en el lapso 2010-2012.

En 2014, la Misión Alimentación también mereció un reconocimiento por su condición de programa social que distribuye alimentos a precios justos para el pueblo en los 22.000 establecimientos comerciales de la red pública nacional.

El más reciente es de abril de este año, pero además, en julio próximo, en Roma, Italia, el presidente de la República, Nicolás Maduro, recibirá otro reconocimiento por los avances venezolanos en la reducción del hambre.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve