Noticias / Opinión

2.Jun.2016 / 12:48 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Los avances políticos y sociales obtenidos durante estos 17 años de Revolución Bolivariana en nuestra Venezuela han levantado la ira del gobierno estadounidense y de las grandes transnacionales del mundo, de todos los partidos de derecha venezolana y mundial y de nuestra burguesía nacional apátrida. El presidente Chávez realizó una política importante, nacionalizando efectivamente nuestra industria petrolera, y promovió en América Latina y el mundo un nuevo sistema multipolar respetando la soberanía de todos los países, incluso con el mundo no occidental.

Chávez logró la unificación de la OPEP, el Alba, la Unasur y la Celac. Debido a que la muerte del Comandante no tuvo como efecto el desmantelamiento de estas estructuras, ahora también intentan derrocar al presidente Nicolás, y a todos los presidentes progresistas de nuestra América Latina como Raúl Castro, Daniel Ortega, Rafael Correa y Evo Morales. Es indudable que nuestra revolución ha cometido algunos errores que debemos rectificar, pero los aciertos han sido mayores que las fallas, para beneficio de los pobres e incluso de la gran parte de la clase media.

Los traidores a la patria organizados en la oposición venezolana no pueden exigirnos que nosotros en 17 años de gobierno, acosados por golpes y saboteos continuados provocados por ellos, resolvamos todos los problemas acumulados en Venezuela durante 200 años. La historia ha demostrado que los fascistas no respetan el derecho a la vida, ni siquiera de sus familiares, son capaces de todo con el fin de asaltar en poder político.

Todos los fascistas se están uniendo y con el apoyo del gobierno de los EEUU pretenden apoderarse de nuestro país y de todos nuestros recursos petroleros con una invasión militar. Como lo lograron en países del Asia, Medio Oriente y África, tales como Afganistán, Pakistán, Irak, Libia y Siria. Posteriormente, buscarán apoderarse de todos los recursos minerales y ambientales de América Latina.

Por tales razones, los patriotas de América Latina y de todo el mundo debemos también unirnos para combatirlos urgentemente, y así evitar que logren sus objetivos. Ante las graves amenazas que nos acechan, los verdaderos patriotas debemos controlar nuestros egos y ambiciones, unirnos todos y todas para salvar a nuestros países y América Latina. La amenaza actual es Venezuela, pero el plan estratégico es apoderarse de toda América Latina. No olvidemos la doctrina Monroe: “América para los americanos”.

Recordemos a Ho Chi Minh. El 19 de mayo de 2016 se cumplió el 126 aniversario de su nacimiento. Hurra al bravo pueblo vietnamita que venció a tres potencias mundiales: Francia, Japón y Estados Unidos. Sí se puede.

Por: Germán Saltron Negretti

Misión Verdad

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve