Noticias

6.Jul.2016 / 09:00 am / Haga un comentario

Foto: Misión Verdad

Foto: Misión Verdad

Demagogias, estrategias fracasadas, metidas de pata monumentales y situaciones propiciadas directas al barranco son algunas de las peripecias del señor de la voz de gañote flemático y legendario verbo adeco desgastado y engañoso.

Sin duda hay entre la derecha quienes se preguntan si “el año de oportunidad para la oposición” no ha sido, por el contrario, el año del desperdicio de las oportunidades de la oposición gracias a sus dirigentes. De fracaso en fracaso, muchas culpas terminan centralizándose sobre Ramos Allup, teniendo que lidiar hasta con la glamorosa y floja lengua de su esposa, la señora D’Agostino, quien como integrante de la aristocracia italiana no se ha aguantado el clasismo insoportable parecido al de una infanta de Borbón sacada de la revista Hola.

Razones para el taburete

10. Sobre las colas. A sólo minutos de ser electo diputado -y en una transmisión televisiva en vivo-, Ramos Allup dijo que la oposición “nunca prometió acabar con las colas”. Rompió récord en desmentirse a sí mismo y tirar al suelo una promesa electoral, a sólo minutos de haber sido elegido, pudiendo asombrar a mentores como Lusinchi o Carlos Andrés, quienes tardaron meses en tirar al piso sus promesas de campaña. No sabemos si colocar eso como una cagada o como una expresión al mérito del perfecto adeco.

9. Sacar cuadros y la polémica de la imagen de Bolívar. Un dirigente que hacía semanas antes le hablaba a los chavistas para pedirles su voto, se mandó a grabar haciendo expresiones denigrantes sacando cuadros de Chávez y del Libertador de la sede del parlamento, con la afirmación de “llévenle los cuadros a la viuda” y que Bolívar no era Bolívar sino “un dibujito en computadora”. No sólo desnudó lo que la MUD en realidad es en contraposición a sus labias electorales. Lo que Allup expuso claramente ante el país sería el inicio de una clara oleada de arrogancia, irrespeto, intolerancia, odio y revanchismo político que ha tenido lugar desde que la derecha tomó un poder del Estado. Anunció lo que vendría.

8. “Nunca dijimos que seis meses”. A finales de mayo y apostando a una memoria colectiva de menos de medio año, negó haber dicho alguna vez la afirmación que hizo en enero, de que sacarían a Maduro en seis meses. Negar frases para ellos es una brillante forma de anticiparse a una incumplida promesa de golpe y una forma de excusarse ante sus seguidores de su fracaso. Pareciera que desempolvaron el viejo manual adeco-copeyano de hacer política frente a su gente incauta. No hay petimetres, lechuguinos ni mariposones que puedan con el hijodeputismo ilustrado de don Henry.

7. Todas las fórmulas al mismo tiempo. Una cagada de proporciones idénticas a un diluvio bíblico fue la encerrona de la MUD para “ponerse de acuerdo” para emplear “un solo método” para sacar a Maduro, para luego pelearse, diferir los anuncios y luego anunciar que emplearían todos los métodos para sacar a Maduro evidenciando que no lograron ponerse de acuerdo en uno solo. Que si la Enmienda, que Maduro es colombiano, que está ausente en el cargo, que forzarlo a la renuncia, que el revocatorio, que lanzarle un traqui-traqui, que tirarle una gallina negra degollada en la puerta de la casa, etc. El adefesio adeco salió junto al otro espantajo que llaman “Chúo” a hacer el trágico anuncio, que según muchos, devino en una dispersión táctica, en pérdida de tiempo y en pérdida de oportunidades para una derecha que venía triunfal desde diciembre. Asco y vergüenza ajena, tanta leguleyería para encubrir un desplazamiento político aupado por ansiedad de poder en esa manada de politiqueros profesionales que llaman la MUD. Ahora la MUD lidia con el tiempo encima para hacer un revocatorio en 2016 que debieron procesar desde enero.

6. Enmienda a la Constitución. Ramos Allup fue uno de los que propuso, siendo abogado, enmendar la Constitución para recortar el mandato de Maduro. Habrase visto a un abogado obviando que las leyes no son retroactivas y que cambiar la Constitución para acortar el período presidencial sólo sería aplicable al próximo período presidencial y no al que está en curso. Aseguró que esa sería “la vía más rápida” para sacar a Maduro. Algo tuvo que haber salido mal, o así parece, al día de hoy. Da para pensar que al igual que Blanca Ibáñez, el impresentable también compró el título universitario.

5. Captar la atención. Aparecer rodeado de medios, centralizar la dirección de la derecha, regir el parlamento, irse a hacer mercadito para parecer un tipo de las clases populares, etc. A este payaso o lo están asesorando mal o los humos se le están yendo a la cabeza al punto en que el cree que proyecta una buena imagen de líder político o líder necesario para la oposición y el país. ¿Agenda presidencial particular? No lo sabemos. Pero la autopromoción persistente del desvencijado en cuestión es retrato de una derecha que no es capaz de renovarse y que ahora más bien idealiza tiempos adecos pasados que siguen “vigentes”, dicen ellos. El retrato político de ese hazmerreír en un podio al menos hace lucir a la derecha como lo que es, una casta de pranes metidos a la política y donde “el chivo que más mea”, aunque sea un impresentable, es el que manda y es el que sale. Viejos relegando jóvenes, no hay relevo, hay es reedición de lo viejo.

4. Las leyes majunches. Una seguidilla de leyes propuestas por los actores de la MUD obedeciendo a grupos de poder fueron vetadas por inconstitucionales. La ley de amnesia, ley estafa inmobiliaria de Misión Vivienda, ley de referéndum, ley de enmienda, ley de privatizaciones dizque para la producción, entre otras. Sin duda fueron fracasos. Pero lo trágico de esas iniciativas legislativas para los seguidores de la derecha, es que ninguna era prioridad, ninguna tenía que ver con las promesas económicas de campaña y ninguna tenía vínculo con las expectativas de la misma gente que sufre el desmadre económico y que puso esperanzas en ellos. Les dijeron en su cara a sus seguidores que en la MUD son beneficiarios políticos de la guachafa económica empresarial. El mamarracho adeco más bien puso a Nacho a hacer discursos y a Chataing a decir chistes en el parlamento. Circo sin pan.

3. El Taburete. “Maduro, Delcy y Bernardo: apriétense los cinturones y péguense del taburete que vamos con todo a la OEA”. Con esta frase en Twitter, el decrépito emprendió una desafiante y denigrante jornada de solicitud de aplicación de la Carta Democrática contra Venezuela, cosa que terminó en fracaso. No logró hacer uso del derecho de palabra que tanto pregonó que haría. Como buen trampero acostumbrado a querer voltear la situación a su favor, volvió al Twitter para decir: “Decidimos pasar agachados adrede para no entorpecer la decisión que tambaleó al régimen”. Patético. La única decisión fue dejar que Almagro leyera un informe que luego fue desestimado, sin votación y sin aplicación de carta alguna.

2. Maduro no es colombiano. Luego de meses de dirigir una cruzada, una investigación que según él, tendría como resultado la comprobación definitiva de que la presidencia de Maduro es espuria porque “es colombiano”, a Ramos Allup le dirige una carta la Viceministra de Relaciones Exteriores de Colombia, Patti Londoño, donde, según Londoño y de acuerdo a datos de la Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia, no hay dato alguno que dé cuenta de que Maduro sea un nacional colombiano. La carta agrega que “Nido ‘e paloma” debe considerar esa respuesta, como respuesta también de otras instituciones colombianas, el Congreso y la Registraduría, dejando tácito que la respuesta sería la misma por parte de esas instituciones a las cuales Allup también acudió para comprobar el origen “parcero” de Maduro. Un ridículo monumental.

1. La alianza que hizo la momia con Voluntad Popular.El zaperoco interno de la MUD se basa en sus pugnas por el poder. Ramos Allup hizo un acuerdo con Voluntad Popular al hacerse de la jefatura del parlamento en detrimento de Julio Borges y Capriles. Recordemos que la momia fue elegida para presidir la AN en una reunión interna de la MUD a puerta cerrada donde el voto fue secreto. Al ser electo como Presidente, el jurásico Ramos Mamut acudió de inmediato al apoyo de la Ley de Amnistía para sacar a Leopolvo Golpe quien cuenta con sentencia firme por sus crímenes. La idea era sacar a Leopolvo por la Ley de Amnistía, para con ella borrar su prontuario policial y levantar su inhabilitación, pues según nuestra Constitución no es elegible para Presidente quien esté inhabilitado, quien esté sujeto a interdicción civil (por condena penal) o esté sometido a condena mediante sentencia definitivamente firme (Artículo 20).

La derecha, que no ha podido ni podrá cambiar al actual CNE por vía parlamentaria, sabía que este CNE no admitiría una eventual candidatura de López por no cumplir con los requisitos que lo harían elegible. De ahí que al beneficiarlo con la Ley de Amnistía le harían borrón y cuenta nueva. Este acuerdo dio al traste con iniciar los trámites del revocatorio a inicios de año, lo dilataron, no querían (excepto Capriles) ir a revocatorio con Leopolvo preso y apostaron por la aplicación de su amnistía, para luego concentrarse en sacar a Maduro.

Por eso la amnistía fue el primer debate parlamentario. El resultado de esa alianza fue la pérdida de tiempo valioso con el que la MUD ahora está lidiando para hacer el revocatorio en 2016 y por otro lado, la Ley de Amnistía fue vetada por el TSJ por ser lesiva a nuestra legislación por propiciar el autoperdón de crímenes contra la paz, la estabilidad nacional y la vida de las personas. Ni han sacado a Maduro, ni Leopolvo es libre ni elegible para la Presidencia.

Los peligros de la frustración

Ramos Allup no es un tipo definitivamente idiota. Más bien es un sujeto audaz sin ningún tipo de ética al que le han salido las cosas muy mal y que ahora lidia con una frustración enorme, según muchos, liderando a la derecha venezolana a un abismo.

Digamos que el espantapájaros de la Cuarta subestimó a la dirigencia chavista. Digamos que no ha tenido la talla política para medirse en espacios como la OEA contra la consolidada diplomacia bolivariana. Es probable que no haya sopesado las dimensiones reales de la fortaleza institucional del chavismo. Su inteligencia en el verbo no cala como un factor contundente y determinante que cambie el hecho político, pues tiene habituados 17 años a la labia pendenciera y mediocre y eso no siempre genera resultados concretos. El adeco eterno en los parlamentos tiene que lidiar ahora con el fracaso sucesivo en medio de su propia ansiedad de poder y fuerte presión por sus factores “aliados”, lo que lo hace de cuidado. Siempre ha sido y sigue siendo un tipo peligroso.

La frustración puede llevar a la derecha venezolana por derroteros violentos. Ya la momia habla abiertamente legitimando la posibilidad de un golpe de Estado si el revocatorio no se realiza en 2016, teniendo claro ellos que tal cosa no sucederá. Considerando el “talento sin probidad” de Allup, que ciertamente es un azote, no habría de extrañarnos que la derecha aspira y espera alcanzar el poder por vías violentas, propiciando el enfrentamiento, el estallido y generar un caos para su beneficio político.

De algo podemos estar seguros: que esa élite miserable a la que Allup sirve y de la cual se sirve, acostumbrada históricamente a usurpar el poder a sus anchas, no va a desistir, no cesará jamás en su intento por destronar al chavismo. Así que vasallos politiqueros profesionales como el decadente no faltarán para cumplir una labor. A todos ellos debemos darle el mismo destino: derrotarlos.

Por: Franco Vielma

Misión Verdad

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve