Memorias / Noticias

25.Jun.2016 / 12:51 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

El 25 de junio de 1825 el Libertador Simón Bolívar hizo su entrada en la población del Cuzco, ubicada en la franja cordillerana del Perú. De acuerdo a su Edecán Daniel Florencio O’Leary, quien le acompañaba, la del Cuzco sería la más impresionante de las entradas triunfales del héroe caraqueño, tanto por la cantidad de personas congregadas a su paso, como por las demostraciones de alegría, adorno de las calles y los obsequios.

El cuzco 

Situada a 3.400 metros sobre el nivel del mar en la vertiente oriental de la cordillera de los Andes -cuenca del Huatanay- el Cuzco fue en la época prehispánica capital del imperio de los incas. Durante la Colonia fue una de las ciudades más importantes del virreinato del Perú. El portento de sus monumentos y arquitectura incaica, motivaron que en 1983 la ciudad fuese declarada por Unesco Patrimonio de la Humanidad. Ya en tiempos de Bolívar era legendaria su fama; y en cartas y discursos el héroe caraqueño ensalzaba su señorío.

Año de apoteosis

1825 constituyó el lapso con mayor cúmulo de satisfacciones políticas y morales al Padre de la Patria: terminaba la guerra contra los españoles en el continente, y aún no afloraba el separatismo de la Cosiata en Caracas ni las maniobras antibolivarianas del partido santanderiano de Bogotá, como tampoco las ambiciones del prelado F J Luna Pizarro ni José de Lamar en Lima. Pudo así Bolívar convocar el Congreso Anfictiónico de Panamá, asegurar al Gran Mariscal Antonio José de Sucre como Presidente de Bolivia y proyectar la expedición libertadora sobre Cuba y Puerto Rico, así como crear escuelas, derogar el régimen semiesclavista que oprimía a los indios y abolir la esclavitud en Bolivia, para dar concreción al sueño de libertad con igualdad.

Entradas triunfales

Refiere O’Leary en sus Narraciones, que Bolívar conoció vítores triunfales espectaculares a su entrada en Caracas en 1813 tras la Campaña Admirable; en Quito en 1822; a su retorno a Lima en noviembre de 1824, tras la victoria de Junín. Y también en Arequipa y Potosí. Y sin embargo que en localidades como Arequipa le fue obsequiada una palangana con alhajas, y en varios puntos se le tributó con caballos aderezados con adornos en metales preciosos, la recepción de el Cuzco superó toda proporción.

Víctores y medidas

Desde su salida de Lima en marzo de 1825, para hacer el recorrido hasta la naciente Bolivia, el Libertador preguntaba en cada pueblo, sobre las necesidades locales y el modo de remediarlas, el estado de la administración y las leyes. Y sin poder rechazar los costosos regalos por no desairar, sí dispuso estudiar la costa del Pacífico peruano para la construcción de un nuevo puerto, abrir caminos, abolir el pechaje de la mita, los privilegios del cacique, el cura, el jefe civil y el hacendado sobre los indios, la derogatoria de leyes expoliatorias y un régimen impositivo de mayor proporcionalidad.

Correo del Orinoco

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve