Noticias / Opinión

20.May.2017 / 10:32 am / Haga un comentario

Foto: Con el Mazo Dando

Foto: Con el Mazo Dando

En San Antonio, la “dictadura madurista” no gobierna, se vive bajo los preceptos de la democracia opositora. Esta semana, por ejemplo, en respeto a lo establecido al Crbv y la Lopnna, los niños, niñas y adolescentes del municipio fueron exonerados de pasar horas en sus salones de clase.

Una madre decía hace rato por ahí, que ya su hija estaba que caminaba por las paredes, es decir, miren que hasta hacen que los niños desarrollen poderes especiales. Los míos todavía no llegan a tanto, pero no me extrañará verlos como el abuelo monster guindados del techo en cualquier momento.

Hoy, benevolentes, nuestros gobernantes de facto (perdón, nuestros héroes por la libertad) han permitido a los negocios abrir parcialmente, sin abrir las puertas, en horario de 8 a 10 am. Ayer, los amenazaron con “cerrarles” de manera pacífica con candela sus negocios. Las colas eran enormes. Uno en ellas, por supesto, sin querer queriendo “coge lenguas”, como se decía hace unos 100 años atrás.

La gente habla, claro los que tienen la libertad política para hacerlo, es decir, los que defienden esa democracia ejemplar que se ha conquistado en San Antonio de los Altos. Una señora, que su hija estudia en la misma escuela de mis hijos, que era una de las conserjes de nuestra urbanización hasta hace unos meses, pero ahora vende café y cigarros en el sector, hablaba maravillas de nuestros libertadores, de esos muchachos que se meten su bebidas energizantes para aguantar, decía que se moría de la rabia porque la gente no salía a ayudarlos más.

Ella se enorguellecía de contar que dejaba a su hija de 10 años para irse a la avenida hasta la noche a brindar apoyo a la resistencia al rrrrégimen de Maduro. Decía que ella no quería este futuro (del país) para su hija, supongo que le gusta un futuro que refleje el presente de este momento en el municipio.

Otros demócratas decían en su estruendo en la cola para poder comprar lo que hubiese, que había que matarlos (a los chavistas, claro), y una cadena de insultos que no voy a repetir acá. Yo, como soy un tipo autoritario que trabaja, además, para la tiranía, hice uso de mi maldad profunda, de mi mente criminal y me callé. Leí y leí poesía tratando de ignorar tanto espíritu democrático y pacífico.

Una señora tuvo el atrevimiento de decir que a una amiga casi le queman el carro porque quiso pasar a rescatar a su madre enferma. ¡Imaginen, cómo se iba a querer sacar de este reino de paz, de este territorio libre y democrático a su madre para llevarla al otro lado del muro! También contó que a un señor que vende plátanos, le mandaron a que se fuese, porque si no, le iban a purificar el carro, quemándolo también.

Yo solo le dije a la vecina, que mejor ejerciera su derecho democrático a permanecer callada, porque cuando los demonios del fascismo andan sueltos, nadie sabe lo que puede pasar.

Bueno, a ustedes, los que viven en territorios donde todavía no ha llegado la libertad y la democracia, les envío mi muestra de profunda solidaridad. Acá ya estamos en la Sexta República, somos gente en el futuro, ustedes siguen en el pasado.

Con el Mazo Dando

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve