Noticias

26.Sep.2016 / 01:24 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Andrés Rafael Barrios Pantoja.- El fantasma de la desestabilización, los paros y las guarimbas parece no querer abandonar el accionar de la derecha venezolana que a pesar de no haber podido derrotar a la Revolución Bolivariana en estas casi dos décadas de gobierno, aún no se ha dado por vencida.

La mayoría de los venezolanos quieren paz para el país y se encuentran esperanzados, por lo menos así lo dicen las encuestas. Según el Monitor País sobre Clima Socio-Emocional, con fecha del 13 de septiembre de 2016, 56% de los venezolanos se sienten “optimistas” ante el escenario nacional, esta cifra representa un incremento de 8 puntos porcentuales con respecto al mes de junio del año en curso cuando tan solo 48% de los venezolanos albergaban este sentimiento positivo.

Sin embargo, a un pequeño sector de la oposición venezolana parece no importarle esto, y de hecho han trabajado durante todo el año 2016 para crear un clima de ingobernabilidad en la nación, apoyándose de la difícil situación económica que enfrenta el país.

La caída de los precios del petróleo venezolano que llegó a rondar los 20 dólares por barril, sumado a la victoria electoral de la oposición en las elecciones parlamentarias y el desabastecimiento inducido hizo pensar a la derecha que el escenario en el país estaba dado para finalmente derrotar, revocar o tumbar por algún método al presidente Nicolás Maduro y con él al socialismo bolivariano

De hecho gran parte de la crisis social que enfrenta el país no es casual, sino causada por la derecha que intenta calentar las calles, con paros de transporte, movilizaciones como la llamada “Toma de Caracas” del 1 de septiembre que quiso emular “La marcha sin retorno” del año 2002 y promoviendo un referendo revocatorio que no se podrá realizar este año.

Referendo como catalizador de violencia

Justamente la promoción del RR ha sido el principal ícono de la oposición para justificar movilizaciones y protestas con las que le venden a la opinión internacional la imagen de que en Venezuela se vive una situación de represión gubernamental.

La verdad es que el RR no se podrá activar durante el año 2016 por culpa de la oposición que no quiere respetar los tiempos mínimos establecidos para la activación de esta figura electoral, además de haber incurrido en una serie de ilícitos durante la recolección de firmas, hecho que en reiteradas oportunidades han denunciado los dirigentes del Gobierno y del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El pasado 21 de septiembre el Consejo Nacional Electoral anunció el cronograma aprobado de la recolección del 20% de solicitudes para activar el referendo revocatorio y este proceso se realizará los días 26, 27 y 28 de octubre.

Sin embargo, la oposición ha manifestado su rotunda aversión para respetar los tiempos establecidos por el órgano electoral e insisten malcriadamente en que el referendo revocatorio se debe realizar este 2016.

Ante unas declaraciones emitidas por el alcalde de Caracas y dirigente del PSUV, Jorge Rodríguez, en la que afirmó que el referendo revocatorio no se dará ni este año ni durante el próximo, el secretario nacional de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Jesús Torrealba dijo que: “el revocatorio será en el 2016 y lo será por la lucha del pueblo venezolano”.

Por su parte, el partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, publicó un comunicado con fecha de 22 de septiembre en el que expresaba que “debemos activar con esfuerzo unitario un Gran Movimiento Nacional de Lucha Cívica que tuerza el brazo a la dictadura para que el r e f e r e n d o revocatorio pueda concretarse este 2016”.

La activación del referendo revocatorio durante el año en curso es unas de las principales metas de la derecha internacional de hecho José Miguel Insulza, exsecretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), indicó amenazadoramente que la crisis en Venezuela “será mayor” si no se realiza este año el referéndum revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

De hecho, el mismo imperio norteamericano decidió meter sus manos para que sea finiquitada esta empresa, es así como el portavoz La cancillería venezolana rechaza enérgicamente las declaraciones de John Kirby” La mayoría de los venezolanos quieren paz para el país y se encuentran esperanzados del Departamento de Estado, John Kirby, publicó un comunicado el pasado jueves 29 de septiembre en el que describió a las condición del CNE para el 20% como “parte de un paquete de acciones que refuerzan nuestras preocupación es sobre la imparcialidad del proceso”.

De igual forma el comunicado rezó que “las condiciones del CNE, las continuas restricciones a los medios de comunicación y otras acciones que debilitan la autoridad de la Asamblea Nacional privan a los ciudadanos venezolanos de la oportunidad de diseñar el futuro de su país”

Estas declaraciones fueron rechazadas por la cancillería venezolana que “rechaza enérgicamente las declaraciones de John Kirby, que constituyen una intromisión inaceptable (…). Venezuela exige respeto al gobierno de los EE.UU y apego absoluto al Derecho Internacional Público, ampliamente vulnerado con su intromisión”.

También fueron rotundamente rechazadas por el PSUV que durante unas declaraciones emitidas por Jorge Rodríguez el pasado viernes 23 de septiembre las calificó como “injerencistas, insolentes e ignorantes” de igual manera denunció que EE.UU. “al creerse con hegemonía del planeta se inmiscuye en temas que solo le competen a los venezolanos”.

Todas estas acciones forman parte de un plan para desestabilizar al país que más que generar una crisis circunstancial es una situación de guerra con la patria venezolana. Así lo definió acertadamente el periodista Aurelio Gil Beroes en su reciente artículo de opinión titulado ‘No es Crisis, Es Violencia’ en el que cuestionó: “¿Por qué estamos en guerra? Porque el imperialismo nos amenaza; porque quiere nuestro petróleo; porque no quiere el mal ejemplo de la Revolución en el Gobierno, porque quiere derrocar a la Revolución en alianza con sus socios internos, con quienes desarrolla planes sediciosos; porque apura la guerra psicológica y el sabotaje; porque impulsa planes paramilitares en áreas claves del país; porque quiere postrar a nuestro pueblo por el hambre. Eso es guerra, eso no es crisis”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve