Noticias / Opinión / Roberto Malaver

10.Sep.2017 / 08:56 am / Haga un comentario

turistas

Después de apoyar guarimbas, quemas de venezolanos, destrozos de bienes públicos y privadas, cobradores de peaje y más, Julio Borges y Freddy Guevara, se fueron de viaje alrededor del mundo.

Leyendo en su computadora, que tenía sobre la mesa de la unidad, las noticias de la gira de Julio Borges y Freddy Guevara alrededor del mundo, el diputado Henry Ramos Allup se decía: “Estos carajos si han llegado lejos. Han llegado lejos viajando, porque políticamente no avanzan, se estancaron”. Siguió viendo la foto de Borges con Tony Blair, y siguió diciendo: “Estos lo que fueron al exterior fue a tomarse selfies con esta gente, que también son unos trúhanes, como nosotros”. Estaba ensimismado con las noticas de la gira, cuando escuchó: “Llegaron los vendepatrias, los que piden invasiones, los arrastraos”. Allí también pensó el diputado: “Carajo, este de al lado insulta más que yo”. Entonces se decidió a volver la vista para ver quiénes habían llegado, pero ya estaba seguro de quiénes era, y en efecto, eran: Luis Florido, William Dávila, Ismael García, Omar Barboza, Edgar Zambrano y Andrés Velásquez. Ramos Allup siguió pensando. “Y por lo visto no se peló, el tipo este”.

Romualdo Salazar, el jefe de los mesoneros de la tasca Puerto de Palos, donde siempre hay un Colón, se acercó a los visitantes y les dijo: “Buenas tardes, tenemos nuevos comensales”. Y los llevó hasta la mesa de la unidad que tenían allí reservada, y donde los esperaba Ramos Allup, el expresidente de la Asamblea Nacional en desacato.

“Aquí tiene el cuórum, Dr.”– le dijo Romualdo Salazar al diputado Ramos, y una vez que se sentaron, Romualdo siguió diciendo: “Voy a buscarles el bebestible y después les traigo el comestible, para que sigan vendiendo, perdón, defendiendo la patria”.

Después que los diputados, y Andrés Velásquez, tomaron asiento, Ramos Allup le preguntó a Luis Florido: “¿Cómo está esa campaña que estás haciendo en Washington por la gobernación de Lara?”  Todos sonrieron, y el diputado Florido dijo: “Es verdad que yo me la paso en Washington con el amigo Almagro pidiendo que nos aplique la Carta, pero Julio y Freddy, se pasaron, yo pedí la Carta contra el país, pero estos están pidiendo todo contra el país”. Volvieron a reír, y Ramos Allup dijo: “Que no te escuche Henry Falcón, porque te lo saca, y puedes perder la candidatura por Lara”. Y Omar Barboza aprovechó para decir: “Lo que sí es cierto, es que no se puede decir que sean unos vendepatria, porque esos dos no pueden vender lo que no tienen”. Luis Florido se puso de pie y dijo: “Eso merece un aplauso, Omar”

El diputado Ismael García tosió un poco, para hacer notar que estaba presente y dijo: “Esos dos carajos, son dos turistas en desacato, porque además, no le consultaron ese viaje a nadie, y eso no es democracia”. “Y ¿Cuándo hemos respetado nosotros la democracia, Ismael?”– dijo William Dávila, y todos sonrieron, y el diputado Ismael García volvió a decir: “Tú estás tranquilo, William, porque la comisión interamericana de derechos humanos te protege, y esa vaina da caché”.

Llegó Romualdo Salazar con la botella de Buchanans, y mientras servía, preguntó: “Y qué pasó que el Marciano de Mercurio no los llevó a la gira en Europa. ¿No los invitó?”. “No. Y te callas”– dijo García. Y Romualdo siguió sirviendo los tragos: “Con agua aquí, aquí, y aquí”. Y cuando le fue a servir a Ismael García dijo: “Y aquí con lástima”. Y se marchó.

Y volvió Ramos Allup a tomar la palabra: “Amigos, que no se le ocurra a nadie crear una comisión para ir a esperar a esos dos turistas en desacato, como muy bien dice mi candidato a la gobernación de Aragua. Dejemos a esos carajos que se quemen solos”. Ismael García volvió a tomar la palabra y dijo: “Además, ustedes creen que la Mercal, o la Merkel, no sé cómo se llama esa señora, conoce a Julio y a Freddy Guevara, esa mujer los atendió pro no dejar”“Tampoco Macron, ni Rajoy, y mucho menos Tony Blair, lo importante es la foto, y allí nuestros medios se están portando como siempre, excelentemente bien. Bridemos por nuestros medios de comunicación”.- dijo Florido.

Y desde la barra, Romualdo Salazar, el jefe de los mesoneros de la tasca, se los quedó viendo, y le comentó a Genaro Romaña, uno de los que atiende la barra: “Por quién estarán brindando esos locos, ojala que no sea por los turistas en desacato”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve