Noticias

23.Nov.2016 / 08:43 am / Haga un comentario

Foto: Misión Verdad

Foto: Misión Verdad

JP Morgan al acecho

El banco de inversión estadounidense, JP Morgan, activó una –nueva- alarma de default contra el país por la supuesta postergación en el pago de los intereses de bonos con vencimiento en 2021, 2024 y 2035 de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), mediante de un informe falseado que fue filtrado a toda la prensa financiera internacional hace par de días.

La cifra no pagada, según el informe, asciende a los 404 millones de dólares. PDVSA desmintió a través de su presidente, Eulogio del Pino, que la totalidad de los intereses no hayan sido cancelados con prontitud y antelación a los tenedores de bonos. El pago de intereses del bono 2035 se encuentra en proceso normal de ejecución de acuerdo con los lapsos establecidos por la empresa.

“Se pone de relieve las dificultades de efectivo y la mala administración de PDVSA con respecto a sus pasivos”, afirmaron los analistas de JP Morgan.

Pero creerle a JP Morgan es un pésimo negocio, sobre todo tratándose de una organización criminal dedicada al fraude financiero.

Producto del engaño a agencias federales de EEUU, JP Morgan se vio obligado en 2014 a pagar 614 millones de dólares por la emisión de hipotecas riesgosas y fraudulentas que generaron pérdidas milmillonarias al sistema financiero estadounidense durante 2008. Una de las estafas más grandes de la historia según la prensa de ese país.

Ese mismo año tuvo que pagar una multa adicional de 1.700 millones de dólares por el fraude antes comentado, lo que terminó sumando 20.000 millones en multas e indemnizaciones por su participación en la crisis financiera de 2008 durante ese año, según The New York Times.

Una empresa procesada judicialmente por autoridades estadounidenses intenta socavar la credibilidad financiera de PDVSA y Venezuela internacionalmente.

Creerle es un mal negocio, eso lo saben bien el gobierno estadounidense y los inversores internacionales.

Citibank: aliado del Departamento del Tesoro y protagonista del bloqueo a otros países

El pasado 11 de julio el presidente Maduro anunciaba que el banco de inversión estadounidense, Citibank, había suspendido unilateralmente su servicio como corresponsal del BCV y Banco de Venezuela para la realización de transacciones comerciales a nivel internacional, justamente cuando arrancaba el plan de importaciones selectivas de la Gran Misión Abastecimiento Soberano.

Citibank, además, es el agente de pago por el cual PDVSA hace efectivo la cancelación de intereses y vencimientos de sus bonos. Según la estatal petrolera venezolana, esta relación contractual se mantendrá hasta el año 2017.

Este factor que le otorga un poder de decisión clave sobre todos sus aspectos técnicos.

El informe de JP Morgan se basa en Citibank para afirmar que PDVSA no ha realizado a totalidad sus pagos correpondientes. Es decir, el banco estadounidense es responsable de cualquier retardo, falla técnica o complicación con relación a los pagos.

Sin embargo, Citibank ha estado involucrado en agresiones financieras contra países que desafían el control político y económico de Washington y Wall Street.

Según The Wall Street Journal, a raíz de las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de EEUU contra Rusia en 2015, Citibank congeló 16,4 millones de dólares de bancos y empresas rusas con operaciones internacionales.

Por decisión del renombrado juez Thomas Griesa, Citibank bloqueó los pagos de bonos de externa de Argentina en 2015, ampliando así el cerco financiero internacional propalado por los fondos buitres del oligarca global, Paul Singer.

Igualmente en el año 2011, según filtraciones de Wikileaks, Citibank gestionó en el congelamiento de 32 millones de dólares depositados en el extranjero por parte de fondos públicos de Libia, con el beneplácito del Departamento del Tesoro de EEUU.

Con este prontuario detrás, no es descabellado pensar que Citibank estaría congelando los pagos de PDVSA –por orden del Departamento del Tesoro de EEUU, que mantiene supuestas investigaciones basadas en falsos positivos mediáticos contra PDVSA- para fabricar un default artificial en el corazón de la economía venezolana.

Objetivo que de concretarse traería graves consecuencias para el país, como la afectación del ingreso petrolero, la renegociación de la deuda en condiciones draconianas y el embargo de importantes activos petroleros y financieros a nivel internacional. El tan ansiado colapso de la economía venezolana.

Cuatro rápidas razones de fondo

  • Esta agresión surge inmediatamente después de que PDVSA suscribe acuerdos de financiamiento por el orden de los 10.708 millones de dólares con empresas chinas, rusas e indias, lo cual que deja en evidencia la necesidad de la élite financiera de impactar negativamente en la credibilidad de la empresa y en sus inversiones con países independientes al control de Washington. Es también una agresión geopolítica y una maniobra de intervención extranjera por la vía financiera.
  • Revertir y socavar la recuperación de la credibilidad financiera de PDVSA luego de su exitosa operación de canje de bonos finalizada el mes pasado, en el cual logró ahorrarse 2.899 millones de dólares en pagos de deuda externa. Es también para agudizar la asfixia financiera internacional.
  • Impedir la recuperación política y económica del chavismo.
  • Trasladar el eje del conflicto hacia el frente financiero en busca de tomar la iniciativa del golpe contra el país ante la mediocridad operativa y política de sus operadores internos: la MUD.

Misión Verdad

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve