Noticias

16.Ene.2016 / 08:34 am / Haga un comentario

Foto: Prensa Miraflores

Foto: Prensa Miraflores

Para la construcción de un nuevo modelo económico, que rompa con el rentismo petrolero y se sustenta en el reimpulso del aparato productivo, el presidente de la República, Nicolás Maduro, llamó este viernes a la unión del pueblo venezolano a fin de fortalecer una cultura de trabajo que permita superar las dificultades que atraviesa el país, producto de la caída abrupta en los precios del petróleo y la guerra económica de la derecha.

“Hago un llamado nacional a la unión, al trabajo, a una nueva cultura del trabajo, quiero hacer un llamado sobre la base de la confianza, la más amplia convocatoria es al trabajo”, expresó desde el Hemiciclo Protocolar del Palacio Federal Legislativo, en Caracas.

Durante la presentación de su mensaje anual a la nación, el Mandatario subrayó que el año 2016 exige que se tomen las riendas de la economía a través delDecreto de Emergencia Económica, consignado este viernes ante la Asamblea Nacional (AN) y en el que prevalece la defensa de los derechos sociales, protegidos durante los 17 años de la Revolución Bolivariana.

Para ello, convocó a “un diálogo constructivo para la acción, para el fortalecimiento de los derechos sociales, para desactivar cualquier mecanismo vinculado a la especulación de la moneda y de los precios, al acaparamiento, a la explotación de los trabajadores y de las comunidades”.

“Es un diálogo de transparencia, para lograr que el capitalismo salvaje no se siga tragando nuestro pueblo, un diálogo socioeconómico. Vamos a hablar de la naturaleza real de la crisis económica, del modelo rentista petrolero, de la acciones para insertarnos en una economía productiva, en el marco del desarrollo de una crisis económica mundial que ya abate a países vecinos de América Latina”, dijo.

En este contexto, subrayó que el sector productivo es una herramienta clave para facilitar ese diálogo y para convertirlos en acción y en resultados que son esperados por los hombres y mujeres venezolanas.

“El pueblo no rechaza lo que hemos hecho, el pueblo reclama lo que no hemos hecho (…) Estamos obligados a dar una salto sostenido nacional entre todos, desde una economía rentista, agitada y en fase terminal, hacia una economía productiva, generadora de riquezas que sean distribuidas de manera justa e igualitaria, con sentido social, cuyo diseño está establecido en la Constitución y en el Plan de la Patria”, sostuvo.

“Ha llegado la hora para ir aminorando esta dependencia, este atraso. Hemos asistido a la caída más severa de los precios del barril de petróleo en el mundo; sin embargo, pese a esta situación que ha mermado nuestra capacidad de acción, jamás hemos dejado de considerar al pueblo como lo sustancial para las políticas públicas”, agregó.

Comunas productivas

En cuanto a los planes concretos para afrontar el desafío económico, el Mandatario venezolano consideró que en esta etapa de revisión y renacimiento del chavismo, deben darse a las comunas “el más sólido, renovado y decidido impulso”.

Recordó que en 2015 las comunidades y la clase trabajadora fueron claves en denunciar el acaparamiento y especulación, pero que “todavía no se han incorporado en una verdadera ofensiva popular, productiva, regeneradora del sistema económico, especulador y dependiente”. Por ello, instó a reforzar la participación de los consejos presidenciales de gobierno popular.

Además, indicó que el Ejecutivo Nacional trabaja en la elaboración de un plan para garantizar 50 rubros y servicios vitales para el país, en un lapso de tres años, a partir de los nueve motores de la economía considerados por afrontar la emergencia económica.

“Lo vamos a aplicar entre 2016 y 2018 por fases, para garantizar la atención de los servicios, bienes a nuestro pueblo”, señaló en transmisión conjunta de radio y televisión, donde precisó que en materia agroalimentaria se trabaja en los planes de arroz, frijol, carne y leche.

También se refirió a la importancia de revisar el precio de hidrocarburos en el país, entre ellos la gasolina. “Venezuela tiene que entrar en un nuevo sistema de cobro de sus hidrocarburos internos”, que siempre esté avocado al beneficio y ventaja del pueblo, dijo.

Anunció que el próximo lunes instalará el Consejo Nacional de Economía Productiva, que funcionará desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, para “ir configurando un mapa productivo de atención en tiempo real de las necesidades”. El vicepresidente Ejecutivo, Aristóbulo Istúris, será el encargado de dirigir esta nueva instancia en la que trabajarán “todos los sectores, industriales, de la economía socio comunal, del campo, de la ciudad”.

Por otra parte, Maduro consideró urgente trabajar en la recuperación del mercado petrolero dentro y fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), para garantizar el crecimiento de la economía mundial y combatir las perturbaciones externas que han afectado severamente la estabilidad de los países productores.

Comisión de justicia, verdad y paz

Durante la presentación del mensaje anual a la nación, el Jefe de Estado llamó a la paz, pero haciendo justicia frente a los responsables de los hechos de violencia generados por sectores de la ultraderecha durante las llamadas “guarimbas”.

“Si se quiere la paz, hagamos justicia, si se quiere la paz, busquemos la verdad, si se quiere la paz, protejamos a las víctimas, que se sepa toda la verdad y protejamos a todas las victimas de febrero, marzo, abril, mayo, junio y julio (2014), que se investigue hasta el último, no importa el cargo que tenga y responda ante la justicia”, expresó.

Maduro ratificó su propuesta de 2014 y 2015, basada en buscar una forma para atender a las víctimas de las acciones violentas promovidas por la derecha venezolana, para lo que propuso la conformación de una comisión paritaria de justicia, verdad y paz.

“Establezcamos una comisión nacional de justicia, verdad y paz paritaria, que sea presidida por un venezolano o una venezolana de confianza pública y que establezca las bases legales, jurídicas para ir a un proceso de paz y que no se imponga la visión del perdón de los victimarios a ellos mismos, estaríamos clavándole un puñado a la paz del país”, señaló.

“Yo propongo ante la injusticia del perdón de los victimarios, yo propongo justicia, verdad, perdón y paz y protección de las víctimas, reivindicación de las víctimas, estén donde estén”.

Esta iniciativa del Ejecutivo Nacional contrasta con las pretensiones de diputados de derecha, que son mayoría en la Asamblea Nacional, en promulgar la Ley de Amnistía que promueve la impunidad y pretende librar de responsabilidad al derechista Leopoldo López, condenado a prisión y a quien el Tribunal Supremo de Justicia declaró culpable por los delitos de instigación pública, daños a la propiedad, incendio y asociación para delinquir.

Igualmente, busca librar de responsabilidad a Antonio Ledezma y Daniel Ceballos, quienes fueron imputados por ser participantes de planes y acciones desestabilizadores para derrocar el Gobierno constitucional presidido por Nicolás Maduro.

2015: Pico coyuntural

Este viernes, el Presidente Nicolás Maduro calificó al 2015 como “el año más difícil” al precisar los cuatro elementos responsables de la compleja coyuntura económica que atraviesa el país.

La debacle de los precios del petróleo, principal producto generador de divisas para el país, así como la debilidad del aparato productivo nacional, fueron los primeros factores planteados como responsables de la situación económica que enfrenta Venezuela desde el año pasado.

El tercer elemento expuesto fue la ausencia de un espíritu nacional de cooperación por parte del sector privado para el desarrollo económico. “Salvo excepciones, el sector capitalista de Venezuela se ha declarado en huelga de inversión y de cooperación con las leyes y con sus obligaciones en los sistemas distributivos y comercializadores”, condenó.

Asimismo, indicó que el cuarto factor es el ataque constante a la moneda nacional, al sistema de cambio, “y la imposición de mecanismos de vulneración de la vida monetaria del país y de fijación de precios especulativos al margen de las leyes de la economía”, modelos impuestos desde Estados Unidos y Colombia, para perturbar la vida económica.

Frente a estas dificultades, el modelo socialista, impulsado por el Comandante Hugo Chávez, se consolidó en 2015 como el único capaz de mantener una política de defensa y protección de los derechos del pueblo.

“El modelo socialista es el único modelo que permite transitar las tormentas, preservando el derecho a las pensiones, al salario, a la vivienda, a la educación pública, gratuita y de calidad. El modelo socialista es el único que puede transitar estas dificultades, no es el neoliberal”, expresó el Jefe de Estado, desde el Hemiciclo Protocolar.

Recalcó que la Revolución Bolivariana, a través de la generación de empleos, la defensa y protección del salario, “ha quebrado la correlación histórica entre la inflación y los niveles de pobreza. Hemos logrado levantar un modelo socioeconómico que ha demostrado su capacidad para distribuir su bonanza en favor del pueblo”.

En este contexto, refirió que durante el año pasado se implementaron cuatro aumentos salariales, que sumaron un incremento total de 137 % en el ingreso mensual de los trabajadores, y se realizó la firma del contrato marco de la administración pública.

También se logró, desde 2011, la construcción de un millón de viviendas para el pueblo, a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Sólo en 2015 se edificaron, a través de esta política habitacional, 326.323 nuevos hogares y se rehabilitaron 114.538 casas por la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor.

Las políticas en materia educativa implementadas por el Gobierno revolucionario permitieron superar el techo de los 10 millones de estudiantes en el sistema público durante 2015, al tiempo que la población universitaria creció y se ubicó en 2.630.000 estudiantes, una cifra que en 1999 apenas se acercaba a las 500.000 personas.

Asimismo, la Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoció a Venezuela como uno de los países de América Latina que cumple las metas del milenio, en materia de soberanía alimentaria en su combate estructural a la desnutrición.

La organización popular también fue impulsada alcanzando la cifra de 1.433 comunas organizadas, de las cuales 503 fueron estructuradas el pasado año. Mientras que de los 45.407 consejos comunales constituidos que existen en el país, 1.375 corresponden al 2015.

Luego de ofrecer el balance, el Jefe de Estado consideró que en el año 2016, el debate en el país debe estar enfocado en “las grandes metas nacionales para el trabajo, la prosperidad y la paz política”.

Vanguardia progresista y revolucionaria

Durante su discurso, el presidente Maduro denunció que desde los primeros meses de 2013, se ha gestado contra el país una guerra no convencional que ha sentado sus bases en las acciones económicas, y que ha sido enfrentada por el pueblo venezolano con un modelo socialista duramente criticado por la opinión nacional e internacional.

“En Venezuela se ha desarrollado una guerra de carácter no convencional, que ha agredido a nuestra patria durante todos estos años, particularmente desde la partida física de Hugo Chávez, desde su enfermedad” expresó.

Maduro recordó que en marzo del año pasado, el presidente Barack Obama, aprobó el decreto que califica al país como una “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad de los Estados Unidos. Por ello, solicitó el apoyo del Parlamento venezolano para exigir a ese gobierno la no ratificación del documento el próximo 9 de marzo, cuando se conmemorará el día del Antiimperialismo Bolivariano en Venezuela, para honrar la posición patriota del pueblo en contra de las acciones injerencistas de la nación norteamericana.

“Como jefe de Estado, quiero desde esta tribuna pedir el apoyo unánime de la Asamblea Nacional para que el presidente Barack Obama no ratifique el decreto de agresión que califica a Venezuela como una amenaza para los Estados Unidos, el próximo 9 de marzo, (cuando) ese decreto debe ser derogado. Quiero pedir el apoyo de esta Asamblea Nacional para quitar sobre la cabeza de nuestro país esa amenaza injusta, ilegal, rechazada por toda América Latina y nuestros hermanos del mundo”, señaló.

Refirió que en ese escenario también se produjeron otras situaciones adversas, con el nuevo Gobierno de derecha en Guyana y la amenaza paramilitar de Colombia. Ante la situación generada desde ambos países fronterizos contra Venezuela, denunció la Operación Tenaza, impulsado por factores “que amenazaron la estabilidad y paz de nuestra República”.

Al respecto, advirtió que estas acciones forman del plan de restauración neoliberal que pretenden ejes imperiales imponer en la región en contra de los pueblos de América Latina y El Caribe, sin embargo, Maduro ratificó que durante este nuevo año Venezuela crecerá y prevalecerán los procesos revolucionarios en la región suramericana.

 

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve