Noticias

26.Jul.2015 / 05:42 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, recordó este 26 de julio el histórico encuentro entre Simón Bolívar y José de San Martín en 1822 en Guayaquil, Ecuador, donde discutieron la soberanía sobre la provincia de Guayas, el destino de Perú y el de América del Sur.

A través de su cuenta en la red social Twitter, @NicolasMaduro, el Jefe de Estado indicó que la esencia independentista e integracionista del Libertador Bolívar y del padre de la patria de Argentina signan en la actualidad las luchas de los pueblos por la construcción de la patria grande.

“193 años del encuentro de dos gigantes: San Martín y Bolívar, y aún siguen al frente de la batalla por la Patria grande”, escribió el Mandatario Nacional.

La llamarada del Moncada

Asimismo, el Jefe de Estado venezolano recordó los 62 años de la gesta heroica del asalto al Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, un hecho que abrió paso a la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista (1952-1959, impuesta por Estados Unidos) y despertó la conciencia revolucionaria hacia la definitiva liberación de Cuba del tutelaje imperial.

En aquella jornada histórica, 74 hombres y dos mujeres -comandados por Fidel Castro- emprendieron el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba y Bayamo Granma, respectivamente, en la zona oriental de la isla, dando comienzo a la lucha armada que culminaría cinco años, cinco meses y cinco días después con el triunfo de la Revolución, el 1° de enero de 1959.

“Fidel, Raúl, hermanos de Cuba, la llamarada de esperanza y rebeldía del Moncada está vigente en Nuestra América”, manifestó el presidente Maduro.

En 1953 el cuartel Guillermón Moncada era la sede del regimiento número 1 de la Antonio Maceo en la ciudad de Santiago de Cuba, capital de la provincia de Oriente. Por su importancia, el Moncada era la segunda fortaleza militar del país, ocupada por unos mil hombres.

El 10 de marzo de 1952, Fulgencio Batista dio un traicionero golpe militar en Cuba, en conjunto con el imperialismo yanqui; desde los inicios, el pueblo tuvo conciencia de la gravedad que transitaba el país.

Un grupo de jóvenes, liderados por Fidel Castro, se colocó a la vanguardia de la lucha por la verdadera independencia de Cuba, y en el año del centenario del héroe nacional José Martí, el 26 de julio de 1953, ellos protagonizaron el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

En la madrugada de ese día, los combatientes, vestidos con uniformes del Ejército y dirigidos por Fidel Castro, precisaban el plan de ataque. Se organizaron en tres grupos, el primero de los cuales, con Fidel al frente, atacaría la fortaleza; los otros dos grupos, mandados respectivamente por Abel Santamaría —segundo jefe del movimiento— y Raúl Castro, tratarían de tomar dos importantes edificios contiguos al cuartel: el Hospital Civil, donde se atendería a los heridos, y el Palacio de Justicia, donde radicaba la Audiencia, desde cuya azotea apoyarían la acción principal.

A la misma hora del “Moncada”, en Bayamo se procedió al asalto al cuartel Carlos Manuel de Céspedes, con el que apoyaría a la rebeldía que entrarían al Moncada, con la estrategia de desviar la atención de las fuerzas para evitar que enviaran refuerzo a Santiago.

Evita Perón

Asimismo, el Jefe de Estado recordó este domingo que hace 63 años partió físicamente la argentina Evita Perón, símbolo de solidaridad y humanismo, y destacó que su espíritu se mantiene vivo en la lucha de los pueblos.
“Hace 63 años partió la Evita de los pueblos y hoy la sentimos viva, con su palabra y sonrisa, en todas nuestras luchas”, escribió el Mandatario venezolano, a través de su cuenta en Twitter, @NicolásMaduro.
Eva Perón pasó de ser joven actriz casada con el coronel del ejército Juan Domingo Perón a símbolo de los humildes, conducida por una fuerza irreverente y solidaria que la llevó a convertirse en símbolo de solidaridad para los desposeídos en Argentina.

En 1951 se presentó para conseguir la vicepresidencia de su país pero el Ejército la obligó a retirar su candidatura. Desde el balcón del Ministerio de Salud pronunció -en 1952- un discurso de renuncia a la candidatura a la vicepresidencia de Argentina para las elecciones generales de aquel año, mientras la multitud clamaba su postulación junto a Perón, quien iba por la reelección.

“Renuncio a los honores, pero no a la lucha”, manifestó entonces Eva Perón, quien además encaminó sus luchas a la reivindicación de las mujeres, lo que la llevó a fundar, en 1949, el Partido Peronista Femenino, con el que promovió políticas orientadas especialmente al impulso de la integración de la mujer en el mercado laboral.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve