Noticias

31.Mar.2016 / 08:07 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Trabajadores de Empresas Polar denunciaron que los dueños de esta corporación paralizaron la producción de mayonesa y salsa de tomate Pampero, con el argumento de una supuesta falta de divisas cuando en realidad cuentan con medios económicos suficientes para adquirir las materias primas requeridas.

“Hay dos departamentos actualmente parados, tomate desde el 9 de diciembre de 2015 y desde el 9 de marzo de 2016, la mayonesa, están parados por falta de materia prima, pasta de tomate y aceite de soya” dijo el secretario de reclamos del Sindicato Alimentos Polar, Salsa y Untables, Gerald González, citado en un reportaje publicado por el medio privado Noticias 24.

González explicó que la empresa tiene cuatro líneas para elaborar diariamente 90 mil envases de mayonesa “son cuatro líneas que producen integralmente 360 mil envases al día, los siete días de la semana”.  Hoyvin Parra, delegado de prevención de la planta de salsas y untables de Polar, tambien citado en referido medio privado, informó que la empresa posee 4 líneas de producción de salsa de tomate, con capacidad de procesar diariamente 105 mil 660 kilos, equivalentes a 266 mil 136 envases de 397 gramos, la presentación más demandada por las familias venezolanas.

Señaló que Polar paraliza estas líneas de producción con el argumento de que el Estado “no ha autorizado las divisas” para la compra de materia prima.

¿Qué hace Polar con las divisas del pueblo?

El pasado 2 de febrero el dueño de esta empresa, Lorenzo Mendoza, quien posee la tercera fortuna más grande de Venezuela según la revista Forbes, pidió al Ejecutivo nacional divisas a tasa preferencial como condición para producir.

De acuerdo con una investigación realizada por William Serafino, miembro del equipo de investigación periodística Misión Verdad, Polar recibió desde 2004 hasta 2012 casi 6.000 millones de dólares (a tasa preferencial) y nada más en 2013 y 2015 recibió 2.290 millones.

En marzo pasado, el presidente del sindicato nacional de esta industria, Fran Quijada, señaló que Mendoza usa los dólares preferenciales que recibe del Estado para hacer negocios en el exterior y no para invertirlos en la producción nacional.

“Con los dólares que le entregaron en Venezuela, acaba de crear una empresa en Tampa, EE UU, de malta y cerveza”, detalló Quijada. A esas dos empresas se le suma la sucursal de Polar en Colombia que produce y vende Avenas (Quaker y Don Pancho) y harina precocida de maíz (P.A.N y Promasa). Estos productos son exportados desde la nación vecina a más de 20 países, con ganancias en dólares.

La guerra contra el pueblo

De los 42 productos de Polar, sólo cuatro están regulados, estos son: Harina de maíz, arroz, aceite y pasta, y casualmente la empresa ha reducido la producción de los mismos en 40%, a pesar de recibir divisas a tasa preferencial por parte del Estado venezolano.

Sin embargo, la empresa sí produce variaciones de estos rubros que están fuera de la regulación, al igual que las bebidas alcohólicas, su principal producto de venta.

De acuerdo con la investigación realizada por Serafino, la evolución de la producción de este consorcio muestra altibajos en momentos claves del proceso político del país.

“Si vemos la cifra en kilogramos por persona, quincenalmente, ellos estaban produciendo, 1.20 kilogramos antes de la elecciones de 2013. Pero para azuzar el clima de inestabilidad durante las elecciones, encontramos que la producción bajó de 800 gramos a 600 gramos. Estamos hablando de una reducción aproximada del 40%”, detalló en una entrevista concedida a Venezolana de Televisión.

Aunado a la baja producción, Serafino explicó que la mayoría de los rubros producidos por este consorcio son distribuidos a través de mecanismos irregulares y luego revendidos en las calles hasta 1.000 veces por encima del precio regulado, lo que recrudece la especulación.

AVN
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve