Noticias

12.Abr.2017 / 05:26 pm / Haga un comentario

Foto: @ONCDOFTMIJP

Foto: @ONCDOFTMIJP

El plan golpista de la derecha venezolana, en complicidad con agentes externos, es de vieja data. La coartada para la gesta de esa confabulación es variable, turbia, ambigua.

Desde el mismo nacimiento de la Revolución Bolivariana, en 1999, que permitió que los históricamente excluidos tuvieran voz y fueran tomados en cuenta, la derecha nacional e internacional no han cesado en su objetivo de hacerse del poder político en Venezuela. La táctica utilizada para ello es ir contra la Constitución y la utilización de la violencia y el terror para el desgaste moral del pueblo.

Este año, el plan de la derecha, arrodillada a los intereses imperiales, no ha sido distinto. Van y vienen los pretextos para provocar violencia y vandalismos en las calles. El objetivo único es recuperar sus privilegios a cualquier precio, incluso la promoción de la injerencia extranjera en asuntos internos del Estado venezolano.

Tal y como ocurrió en 2002, cuando ese mismo sector dio un golpe de Estado en contra del Gobierno del Presidente Hugo Chávez, y para lo cual utilizaron a sus seguidores como carne de cañón para justificarlo, este mes de abril pusieron en desarrollo una nueva fase del plan golpista, ahora en contra del Presidente Nicolás Maduro.

En esta ocasión, el primer argumento utilizado fue señalar como “ruptura del orden constitucional” a dos sentencias emitidas por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), pretexto con el que, una vez más, intentaron acabar con el Gobierno Bolivariano por la vía del ataque a las instituciones y poderes del Estado.

Días después y ante el fracaso del primer paso de esta agenda, pasaron a atacar a los magistrados de la Sala Constitucional del máximo tribunal de la República, exigiendo su remoción. Sin embargo, el Consejo Moral Republicano –ente que rige el Poder Ciudadano– determinó que los magistrados no han incurrido en falta alguna que conlleve a estudiar su posible destitución.

Ante este segundo fracaso del guión golpista pusieron en desarrollo un nuevo plan: embestir al defensor del Pueblo, Tarek William Saab, quien preside el Poder Ciudadano. Esta componenda tampoco escaló.

Con la derrota en la cara, la derecha hoy reedita el vandalismo y las acciones fracasadas que ya fueron utilizadas en 2014 al promocionar convocatorias para “calentar la calle” en protestas supuestamente “pacíficas” que siempre terminan en la comisión de delitos contra personas y el patrimonio público y privado.

Las acciones golpistas que ejecuta la derecha con la intención de desestabilizar el orden constitucional, las instituciones democráticas y el derecho a la paz de los venezolanos, incluyen además de su agenda violenta, la promoción de informaciones manipuladas y descontextualizadas con el objetivo de crear una falsa matriz de opinión en la colectividad nacional e internacional.

Desde el 4 de abril pasado, cuando la derecha llamó a calentar las calles, la violencia ha sido protagonista en las concentraciones opositoras, con hechos que han generado lesiones en efectivos que resguardan la seguridad ciudadana y a transeúntes.

Estos hechos violentos han servido para que medios privados nacionales e internacionales utilicen imágenes para promover el supuesto repudio de todo el país contra el Gobierno del Presidente, Nicolás Maduro, cuando apenas son un grupo de personas en una calle las que ocasionan las acciones vandálicas.

En compañía de esas imágenes, que son muy bien pagadas en dólares a los reporteros, se producen contenidos manipulados y tergiversados que relatan falsas historias sobre una supuesta represión de los organismos del Estado, cuando en realidad, los efectivos de seguridad realizan labores para mantener el orden público y asegurar la normalidad y el libre tránsito para la mayoría de los ciudadanos.

Son muchas las excusas utilizadas por ese sector que ha dejado ver, una vez más, las ambigüedades y la turbiedad sobre las cuales sustentan su lucha. De cualquier forma intentan mantener a flote su verdadero objetivo que no es otra que acceder al poder Ejecutivo por vías antidemocráticas e inconstitucionales como un golpe de Estado.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve