Noticias

12.Feb.2015 / 08:08 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

En febrero de 2014, hace ya un año, sectores de extrema derecha generaron un ambiente de caos y de violencia en varios estados del país, provocando la muerte de más de 42 venezolanos, dejando un saldo de más de 800 personas heridas y causando daños materiales que generaron una pérdida económica de 10 mil millones de dólares aproximadamente.

Esta cuantiosa cifra corresponde al destrozo de las instalaciones de diferentes instituciones públicas y privadas, así como centros educativos, unidades de transporte y estaciones del sistema Metro de Caracas que fueron quemadas, además de plazas, parques y otros espacios públicos donde grupos fascistas instalaron sus guarimbas, como parte de un plan fallido promovido por Leopoldo López denominado “La Salida”, para derrocar al Gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

“Hemos calculado en 10.000 millones de dólares los daños materiales que le han hecho al país en estas cuatro semanas de guarimbas, en este intento de golpe de Estado. Han destrozado universidades, que lo sepa el mundo”, expresó el presidente Nicolás Maduro durante una reunión con su equipo económico que tuvo lugar en el Palacio de Miraflores en marzo de 2014.

En esa oportunidad, el primer mandatario aseveró que que no se trataba de protestas sino de “vandalismo, terrorismo y destrucción (…)” y lamentó el silencio de la dirigencia opositora ante los hechos vandálicos.

Todo el país sufrió los embates de las guarimbas que no solo se originaron en la ciudad capital, sino que se extendieron por todo el país y recrudecieron en algunos estados. En el caso de Mérida, reconocido por ser un estado con alta afluencia de turistas, las pérdidas fueron enormes, a causa de la caída en un 45,5% del fujo turístico durante las festividades de carnaval, según informó el ministro para el Turismo, Andrés Izarra.

Distribución de alimentos afectada

Igualmente, las alteraciones del orden y los actos terroristas de la oposición, afectaron significativamente la normal distribución de bienes y servicios en todo el territorio, y provocaron que 280 toneladas de alimentos no llegaran al pueblo venezolano.

La información fue proporcionada por el viceministro para la Producción Alimentaria, Carlos Franklin Cesis, quien explicó que tal cantidad representó una pérdida de seis millones 700 mil bolívares y de 25.000 personas que dejaron de atender desde el comienzo de las guarimbas, el 12 de febrero de 2014.

Meses después, el Banco Central de Venezuela y el Instituto Nacional de Estadística ofrecieron un informe que señalaba las repercusiones de la violencia derechista en la economía del país, sobre todo en el aumento de los índices de inflación.

“Estas perturbaciones, de carácter extraordinario, ajenas a los factores propios de toda actividad productiva, influyeron desfavorablemente en los resultados del Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc), al presionar, como se ha observado, la disponibilidad de bienes en los anaqueles de los establecimientos públicos y privados, con el consecuente efecto en los resultados de la inflación”, cita el texto.

Ante esto, el presidente de la República, Nicolás Maduro, firmó un conjunto de convenios con representantes de diversas marcas y empresas privadas, para el establecimiento de precios justos mediante el equilibrio de la cadena de producción y distribución, e impulsó la Misión Alimentación en todo el territorio nacional, a través de Pdval, Mercal, Mercados Bicentenario y los diversos programas sociales para proteger a los venezolanos y venezolanas.

Más recientemente, el Jefe de Estado realizó un viaje de trabajo a China y a los países que integran la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) para afianzar las relaciones bilaterales de cooperación de carácter diplomático, económico y comercial, para el mejoramiento de la economía nacional, en la que se busca superar el rentismo petrolero con el fomento de la producción.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve