Noticias / Opinión / Roberto Malaver

31.Oct.2016 / 11:51 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Lo que es del cura, va pa la iglesia! Tremenda vaina nos echamos con el Papa. Después que nos reunimos con su enviado, para hablar del diálogo con los chavistas, y estuvimos de acuerdo, y enviamos al secretario de la Coordinadora Democrática, vulgar MUD, a reunirse con esa gente, los compañeros Embajada Radonski y Espoleta Allup dijeron que estaban esperando la señal del golpe por televisión, es decir, la comiquita de Tom y Jerry, y apareció todo el mundo hablando de diálogo, menos ellos. Lo sabía hasta Ismael –Talanquera– García, al que nunca le dicen un carajo por temor a que salte otra vez, y ahora decimos no es no. ¿Qué dirá el enviado del Papa? Es más, ¿qué dirá el Santo Padre que vive en Roma, cuando el enviado le cuente que estamos degollando a su paloma? En nombre de Dios, tenemos que pensar bien las cosas. El odio no nos puede llevar a adorar al diablo, ni de vaina, así no se vale todo.

Cuando vimos aquella foto con el secretario ejecutivo solito allí, frente a esos chavistas, los tres expresidentes y al enviado del Papa, comenzamos la fiesta del twitter. Allí sí somos buenos nosotros, que si quién carajo autorizó a ese señor para ir hablar con esa gente, a mí no me avisaron. Y Menos mal que no dieron el golpe, porque seguro que dejan a mucha gente afuera, y no llaman a los que estamos como caimán en boca de Caño Amarillo esperando el poder.

Aquí no hay unidad, lo que hay son unos puñales de largo alcance, que siempre están dispuestos para caerle a quien sea. Espoleta Allup habla de hacerle un juicio político al Presidente, cuando él, que es lengua larga, sabe que esa vaina no existe aquí, pero eso le importa un carajo, porque él es experto en mentir, y además, él habla para los medios internacionales. Y al que están dejando solo, solo, solito, es a Embajada Radonski, que no quiere aceptar que el referéndum no va. Y además, Julio –Matemático– Borges sabía lo de la reunión con el enviado, porque se reunieron en la oficina privada de Embajada Radonski en Bello Monte, y, sin embargo, Matemático Borges no llamó a Embajada.

Hay que decir que María –Súmate– Machado por poco no mandó a cacerolear al Papa cuando se enteró de que Maduro estaba conversando con él en el Vaticano, y el secretario Ejecutivo de la coordinadora, vulgar MUD, estaba conversando con los chavistas, los expresidentes y el enviado del Papa, la mujer pegó el grito en el infierno. Así no se vale, dijo.

El papá de Margot estaba rezando para que se diera el diálogo, y cuando escuchó a Embajada Radonski decir que el gobierno había engañado al Papa, se puso de pie y dijo: “Perdónalo Dios, porque no sabe lo que dice”, y se fue al cuarto y le metió aquel coñazo a la puerta que estremeció el edificio, y un vecino gritó: “No es golpe de puerta, es golpe parlamentario, desgraciado”

—Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé, –me canta Margot.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve