Noticias / Opinión

9.Nov.2017 / 01:28 pm / Haga un comentario

YoSoyChávez

Por Lucas Rafael Chuanello

Mi nombre es Lucas Rafael Chianello y soy brasileño. Tengo 31 años de edad. A los 16, no teníamos en Brasil otra fuente de información sino los medios golpistas. Era una difícil tarea invertir en nuestra mente lo que los medios querían de nosotros. En abril de 2002 decidí que tenía de defender al chavismo para mis colegas de la escuela cuando escuché al Comandante acusar a los EE.UU de patrocinar el golpe de Pedro Carmona. Garantizo que fue la mejor decisión política de mi vida. Hoy soy abogado.

En el constitucionalismo, Chávez lideró uno de los más grandes movimientos constitucionales de la humanidad cuando el pueblo venezolano refrendó a la Constitución Bolivariana por el votopopular.

En una entrevista en Brasil, Chávez mostró un ejemplar de la Constitución y dijo que la nueva Venezuela nacía de ella. Desde entonces yo me he definido como un chavista brasileño y defiendo la Constitución Bolivariana refrendada por el pueblo, que es la matriz de las realizaciones del socialismo del siglo XXI, principalmente las misiones, la erradicación del analfabetismo y el cumplimiento de las metas alimentarias de la ONU/FAO.

Chávez tenía la conciencia de que el imperio no lo perdonaría por eso. Con la muerte del comandante, Maduro ha tenido que enfrentar grandes dificultades, pues el imperio ha emprendido una fuerte ofensiva con las guarimbas y la guerra económica.

Si Obama trató de retomar las relaciones de los EE.UU con Cuba, fue un completo desastre para el resto de América Latina, incluso trató a Venezuela aún peor que George W. Bush y espió a Petrobras en Brasil.

Maduro aún tiene una difícil misión en sus manos: vencer la guerra económica. Después de la derrota del chavismo en las legislativas en el 2015, el sucesor del comandante activó genialmente el proceso constituyente de la Constitución Bolivariana como una herramienta autocrítica de la Revolución para comenzar un nuevo capítulo de la historia del enfrentamiento al imperio y la oposición apátrida.

La autocrítica no es penitencia y simple reconocimiento de errores, ya que significa una inigualable oportunidad de reconfiguración política.

La masiva participación electoral a las urnas de la constituyente y durante las regionales demuestran la disposición del pueblo revolucionario venezolano escribir un nuevo capítulo de su historia de resistencia, por la independencia definitiva y por el socialismo del siglo XXI, una tendencia mundial fundada por el Comandante Chávez.

Los resultados de las regionales son una piedra en las dudas sobre el futuro de la revolución.György Lukács señaló muchas críticas al sistema soviético, pero jamás dejó de reconocer que el socialismo era el futuro de la humanidad: “El peor socialismo es mejor al mejor capitalismo”.

Es con esa conciencia que el pueblo venezolano tiene que apoyar incondicionalmente a Maduro y al PSUV.

Después de la Revolución cubana, el chavismo se ha edificado como el más grande movimiento revolucionario de Suramerica.

Los errores son parte del proceso y son posibles de corregir, pero no hay una tercera vía en Venezuela, el Stalingrado de nuestro tiempo en las palabras de Atilio Borón.

Por eso, cierro mis puños y grito a mis hermanos venezolanos con respeto a su autodeterminación y toda solidaridad: “Chávez, te juro, estamos con Maduro!”.

Cuatro F

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve