Internacionales / Noticias

7.Jun.2016 / 11:17 am / Haga un comentario

CIA

Una investigación realizada por el canal multinacional TeleSur reveló este lunes la injerencia de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) para desestabilizar al gobierno del presidente Rafael Correa, para lo cual se apoya en el trabajo de varios actores políticos.

La investigación muestra cómo la CIA a través de oficias como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) o la Fundación Nacional para la Democracia (NED) entrega recursos económicos para la desestabilización política de gobiernos progresistas en la región con el fin de mantener el control geopolítico y los negocios de las grandes empresas transnacionales estadounidenses.

El material audiovisual evidencia el rol que han tenido varios actores políticos ecuatorianos y extranjeros para desarrollar planes desestabilización de la CIA como el exdirector de inteligencia de las Fuerzas Armadas, Mario Pazmiño; el sindicalista petrolero, Fernando Villavicencio, sentenciado en el país por injurias en contra del presidente Correa, y la agente SWAT Leyla Hadad Pérez, una ciudadana libanesa que actuaba encubierta en el país y dictaba los lineamientos estadounidenses a los políticos a este país suramericano.

Según la investigación, entre los aliados de esta estrategia estadounidense se encuentran periodistas como Emilio Palacio, quien se asiló en Estados Unidos para escapar de la justicia ecuatoriana, Juan Carlos Calderón, Christian Zurita, Carlos Vera, Martín Pallares, César Ricaurte, entre otros, quienes han seguido los lineamientos estadounidenses y han recibido fondos para hacer cumplir sus propósitos.

Medios digitales entre los que se encuentran PlanV, Focus, Crudo Ecuador, 4Pelagatos, financiados por las oficinas norteamericanas para el supuesto desarrollo de la democracia, los derechos humanos y la libertad de expresión, forman parte de este entramado que no es nuevo, pero forma parte de la política estadounidense de control regional.

Entrevistada para TeleSur, la asambleísta María Augusta Calle testimonió cómo Ecuador ha tenido que sortear las operaciones de la CIA y afrontar el costo político de haber puesto fin a la presencia de bases militares en el territorio nacional, concretamente la de Manta, en la costa al Pacífico ecuatoriano, a partir de la Constitución de 2008.

Imagen de previsualización de YouTube

ANDES

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve