Noticias / Opinión / Roberto Malaver

8.Jul.2018 / 08:20 am / Haga un comentario

Foto: Referencial

Foto: Referencial

Por: Roberto Malaver

Ante la renuncia de Ramos Allup y su partido AD de la MUD, los pocos miembros que quedan, se dieron a la tarea de buscar rápidamente un motor arrechísimo para sustituir al secretario  más viejo de AD.

Aquel día, jueves 5 de junio, que no había juegos en el mundial de Fútbol, Ramos Allup dio una rueda de prensa para decir que había decidido salirse de la Mesa de la Unidad Democrática – vulgar MUD- porque ya no soportaban ciertas tardanzas en la elección del secretario ejecutivo y porque no veían ningún avance, eso, sí “salimos de la mejor manera, sin traumas, pero muy democráticos, como siempre”.

El asesor comunicacional de cabecera de Henry Ramos Allup lo había planeado todo. Una vez que estudió lo que venía pasando en esa MUD, y viendo que ya Alianza Progresista, de Henri Falcón, el MAS, de Felipe Mujica, y Copei, de Pedro Pablo Fernández, no estaban en la Mesa porque habían salido a votar en las elecciones presidenciales, el asesor había hablado con Ramos Allup acerca de la posibilidad de abandonar el juego antidemocrático de la MUD y salir a recorrer el país “como lo hubiese hecho Rómulo Betancourt”. Esa fue la frase del asesor, Peter Pérez, que más motivó a Ramos Allup: “Como lo hubiese hecho Rómulo Betancourt”.  También le dijo que esperaran las declaraciones de Pablo Guanipa, que el domingo antes estaría en Televen con Carlos Croes. Esperaron las declaraciones y allí dijo Guanipa: “La Mud viene, y viene cargada de futuro, muchos proyectos, vamos a anunciar un nuevo plan…” Ahí apagaron la televisión y el asesor dijo: “Más de lo mismo”. Ramos Allup aceptó. Y entonces planificaron todo lo que pasó después.

Y esa mañana del domingo 8 de junio, estaba Ramos Allup leyendo la página digital de El Nacional en el salón Rómulo Betancourt, y al lado de su querida armadura comprada en Toledo, cuando vio el aviso que de repente sobre salió de la primera página: “Se solicita motor arrechísimo para la MUD” El hombre sonrió, y antes de llamar a su primera dama, llamó al asesor Peter Pérez y le dijo: “Todo está funcionando. Ahora reconocen que el motor de esa mesa era yo”. El asesor le recordó que le debía unos cuantos dólares, y Ramos Allup le contestó: “Espera que ya vienen por allí desde Estados Unidos”.

Después, Ramos Allup, viendo el aviso en la pantalla de su computadora, se estiró hacia atrás en su silla Luis XV giratoria, y llamó a su primera dama: “Mi amor. Venga, adelante a luchar miliciana, para que vea lo importante que soy”. La señora llegó cantando el himno del partido blanco y le preguntó: “¿Qué pasa mi motorcito?” El secretario general más viejo –por el tiempo en el cargo- de AD, le señaló el aviso que alumbraba en la pantalla de la computadora, y le dijo: “Allí quedaron buscando un dirigente que reúna mis características. Pero no lo van a encontrar”. “Claro, que no, mi amor”- le contestó su primera dama.

En eso sonó el timbre –we will come back- de la quinta la Pipa de Guatire, y el hombre preguntó quién era,  y desde afuera le contestaron que era Edgar Zambrano. Ramos Allup pulsó un botón en la armadura, y abrió la puerta. Edgar Zambrano llegó contentísimo. “Somos tendencia en twitter. Todo el mundo habla de tu salida y la de AD de la MUD. Somos noticia, como en los viejos tiempos de la cuarta, que ha sido mucho mejor que la quinta y lo que venga. Nos han dicho de todo, esos desgraciados, pero no importa.” Los dos hombres se abrazaron y estuvieron a punto de llorar, recordando los viejos tiempos, pero se aguantaron. Se escuchó un sonido en la computadora y era anunciando que había llegado un menaje del asesor Peter Pérez. Ramos Allup abrió el correo y lo leyó en voz alta: “De ahora en adelante tiene usted que asumir su liderazgo. Salir por todo el país y llevar la esperanza adeca a esos pueblos, insistir ahora más que nunca, que con AD se vive mejor. Y demostrar que está dispuesto a ganar las próximas elecciones. Ya la MUD es un cadáver insepulto – allí se detuvo Ramos Allup con admiración y siguió-  de partidos rechazados por la mayoría. A Primero Justicia no lo quiere nadie, sobre todo porque su líder Borges anda dándose la gran vida por el exterior y pidiendo sanciones para que las suframos todos menos él. De Voluntad Popular nadie se acuerda, y es mejor no nombrarlo. De Vente, de María Corina, ni se diga, allí no hay nadie con autoridad que apoye a esa mujer. Y de Un Nuevo Tiempo, solo queda Barboza, y ni en su casa saben que es el Presidente de la Asamblea Nacional en desacato. Así que tiene el campo libre para ser el candidato de las mayorías nacionales. Prenda ya ese motor. Y adelante a luchar miliciano. NOTA: No se olvide de los 10 mil dólares que me debe”.

Y, esperando que termine el mundial de fútbol, Ramos Allup está calentando los motores para salir a darle la vuelta a Venezuela en 80 días.

 

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve