Noticias

17.Ago.2016 / 02:38 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

El aumento salarial de 50% y de la base de cálculo de los tickets alimentación, decretado recientemente por el presidente de la República, Nicolás Maduro, representa un incremento acumulado de 297% con respecto al monto en que se encontraba el ingreso mínimo legal de los trabajadores a principios de 2016.

Con este aumento, que entrará en vigenica a partir del 1° de septiembre, el salario mínimo pasará de 15,051 a 22,576 bolívares (Bs), el cual será homologado a las pensiones y tablas de trabajadores públicos y militares.

El Jefe de Estado también modificó la base de cálculo de cesta ticket socialista, de 3,5 a 8 Unidades Tributarias (UT), por lo que el monto que perciben los trabajadores por el bono de alimentación se elevó 129% ,al subir de 13.275 Bs a 18.585 Bs.

De este modo, al sumar el salario mínimo mensual y el cesta ticket socialista, el ingreso mínimo integral de los venezolanos asciende un 93,4%, al pasar de 33.636 a 65.056 bolívares.

Este nuevo aumento que impactará a más de 11 millones de trabajadores del país, ha sido una política sostenida del Gobierno Nacional en protección de la clase trabajadora y en cumplimiento fiel de la Constitución Bolivariana, en su artículo 91 que establece que “El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el procedimiento”.

A pesar de la guerra económica que la derecha ha mantenido por más 3 años en contra de los venezolanos, y la disminución que han experimentado los ingresos a la nación por la baja en el precio del crudo en el mercado internacional, el Gobierno Nacional garantiza la protección de un salario justo para el pueblo.

Con el más reciente incremento, la Revolución Bolivariana suma desde su inicio, en 1999, un total de 34 aumentos del salario mínimo, de los cuales 13 corresponden a la gestión del presidente Nicolás Maduro.

Esta realidad contrasta con los 9 aumentos otorgados entre 1974 y 1998, durante los gobiernos de la IV República, la mayoría de ellos muy por debajo a los índices inflacionarios de la época.

Incluso, con un barril de petróleo a un precio promedio de 35 dólares, desde principios de 2015 y hasta la fecha, el Gobierno Bolivariano ha aprobado 6 incrementos salariales.

En febrero del año pasado se aplicó un aumento de 15%, que ubicó el salario mínimo mensual en 5.622,48 Bs.
Posteriormente el 1º de mayo de 2015 se anunció un incremento de 30% que fue fraccionado en dos partes; la primera, de 20%, llevó el salario a Bs 6.761,36 y la segunda, de 10%, que entró en vigencia en julio pasado, situó el ingreso mínimo de los trabajadores en 7.421,68 Bs por mes.

A mediados de octubre de 2015, el Ejecutivo implementó un aumento de 30%, con lo que el salario pasó a un monto de 9.648,18 Bs, al que se suma el incremento de 20% anunciado en febrero de este año, que incluyó la nivelación de la escala salarial para los trabajadores de la administración pública.

Posteriormente, en mayo se decretó un incremento de 30%, que ubicó al salario mínimo en 15.051 Bs. A lo que se suma el más reciente aumento de 50%, con el que el monto mínimo salarial alcanzará los 22.576 Bs.

“Este aumento es para proteger el derecho al empleo, al trabajo justo, útil, bien remunerado y la defensa de la calidad del empleo de los trabajadores, que se lo están tragando las mafias en la calle, yo sé que es así. Un Gobierno socialista, revolucionario, chavista, como el que yo presido tiene que estar siempre protegiendo el empleo, su estabilidad, la salud, la educación”, expresó el jefe de Estado, al reafirmar el compromiso del Ejecutivo por resguardar el ingreso de la clase trabajadora, frente a los ataques de aquellos sectores que intentan desestabilizar el país.

Como parte de la política de protección social, además del aumento salarial, el Presidente incrementó de 14 a 30 mil Bs el monto de las tarjetas de misiones socialistas otorgadas a las jefas o jefes de familias en pobreza extrema, atendidas por el Ejecutivo con servicios de salud, educación, alimentación y formación laboral-productiva mediante las bases de misiones socialistas.

AVN
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve