Memorias / Noticias

19.May.2015 / 10:22 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Poema de Propaganda
En estos doce puntos
¿Acaso hay algo de extraordinario?
Todo aquel que sea un poco patriota
No los olvidará.
Hagamos de ellos un hábito
Para todos y cada uno.
Un pueblo y un ejército valerosos
No conocen nada imposible.
La raíz hace sólido al árbol,
El palacio de toda victoria
Se construye sobre el pueblo entero.
Ho Chi Minh

Ejemplo de ética revolucionaria y constancia en la lucha contra la opresión colonial, en un principio, y el imperialismo norteamericano, luego. Nguyen That Thanh o Nguyen Ai Quoc, mundialmente conocido como Ho Chi Minh, líder revolucionario vietnamita nacido en la ciudad de Hoang Tru la aldea de Hoang Tru, comuna de Kim Lien, distrito de Nam Dan, provincia de Nghe An, Vietnam el 19 de mayo de 1890, en un contexto de dominación política y cultural producto de la ocupación francesa.

Luego de su educación inicial, y de ejercer funciones de maestro en la provincia de Phan Thies, ingresa a la Escuela de Obreros Marítimos de Saigón, a través de la cual solicita trabajo en un barco francés, logrando ingresar como ayudante de cocina, en junio de 1911. Entre este año y 1914, recorre África, Estados Unidos y el Reino Unido, desempeñando diversas labores, para finalmente radicarse en Francia, donde comienza un proceso de formación política que lo lleva a asimilarse a las filas del Partido Socialista Francés en 1918.

A inicios de 1919 bajo el seudónimo de Nguyen Ai Quoc (Nguyen “El Patriota”), envía un comunicado a los Jefes de Estado, reunidos en la Conferencia de Versailles, que constaba de ocho puntos donde solicitaba el reconocimiento de los derechos del pueblo vietnamita a la libertad, la democracia, la igualdad y la autodeterminación como pueblo soberano. Este comunicado fue publicado por el periódico L’Humanité el 18 de junio de ese mismo año.

La Revolución rusa provoca un debate profundo entre las y los militantes socialistas del mundo, el cual trae como consecuencia que las posiciones encontradas provoquen divisiones entre las organizaciones revolucionarias. Ho, inspirado en las tesis del líder de la Revolución Bolchevique, Vladimir Ilich Uliánov conocido con Lenin, madura sus ideales de liberación para el pueblo vietnamita, y presenta ante el XVIII Congreso del Partido Socialista Francés (que en ese momento se debatía el posible apoyo a una Tercera Internacional, impulsada por Lenin), una serie de postulados donde exigía el respaldo de los verdaderos revolucionarios y revolucionarias a la lucha de los pueblos por la liberación y la autodeterminación.

En este contexto, Ho Chi Minh se alinea con el grupo que funda, posteriormente, el Partido Comunista Francés en el año 1920, en apoyo a la Tercera Internacional. Entre 1920 y 1930, funda la publicación en francés Le Paria. En 1923 llega a la URSS, donde recibe formación académica y política, logrando convertirse en miembro permanente del Buró Oriental de la Internacional Comunista. En China organizó la Juventud Revolucionaria, reclutando entre los exiliados el núcleo humano necesario para impulsar una revolución anticolonial en Indochina (1924); sobre aquella base fundó más tarde el Partido Comunista Indochino (1930).

A mediados de 1931 es apresado por la policía china e inglesa en Hong Kong, y puesto en libertad a finales de 1932. Vuelve a la URSS en 1934, donde cursa estudios en la Escuela Internacional V.I. Lenin, donde también realiza un curso de postgrado en el Instituto de Investigaciones de los Problemas Nacionales y Coloniales del Partido Comunista Soviético.

En 1938 entró en contacto con Mao Zedong en China, desde donde pasó a Vietnam en 1941, para participar en la lucha contra Japón y contra la Francia de Vichy, en el marco de la Segunda Guerra Mundial (1939-45). Fundador del Vietminh (Liga para la Independencia de Vietnam). Participa en el VIII Pleno del Comité Central del Partido Comunista Indochino como representante de la Internacional Comunista. La conclusión definitiva de este Pleno fue establecer la liberación de la nación del colonialismo, como la tarea más importante de esta organización.

A partir de este momento, adopta el nombre de Ho Chi Minh (el que ilumina) en 1943, cuando lidera la insurrección nacional vietnamita contra la colonia francesa. En 1945, logra entrar a la ciudad de Hanoi con las fuerzas revolucionarias del VietMinh. Se establece un Gobierno Provisional en agosto de 1945, liderado por el mismo Ho Chi Minh, conformado por 15 miembros, que provenían de los partidos políticos, capas populares y personalidades progresistas a favor de la lucha independentista.

El 2 de septiembre de 1945, lee la Declaración de Independencia del Pueblo vietnamita en la plaza Ba Dinh. A pesar del reconocimiento formal de la independencia de la República Democrática de Vietnam, esta fue utilizara como parte de la estrategia japonesa para utilizar los nacionalismos asiáticos en contra de la presencia europea en la zona; pero, al terminar la guerra con la derrota del Japón, los vencedores decidieron en la Conferencia de Postdam dividir Vietnam en dos zonas, la República Democrática de Vietnam al norte, dominada por el Vietminh, y encabezada por Ho Chi Minh, y una zona de ocupación británica en el sur.

La guerra se saldó con el triunfo del Vietminh tras la batalla de Dien Bien Phu (1954), que obligó a Francia a reconocer la existencia en Indochina de cuatro Estados independientes: Laos, Camboya, Vietnam del Sur y Vietnam del Norte, este último bajo gobierno de Ho Chi Minh. Éste estableció un régimen socialista alineado con la Unión Soviética, impulsó una profunda reforma agraria y se esforzó por impedir la corrupción y el abuso de poder, manteniendo un liderazgo carismático basado en compartir las decisiones políticas y en mantener un estilo de vida austero y popular.

Prosiguió su lucha revolucionaria por la reunificación de Vietnam, prestando apoyo desde el norte al movimiento guerrillero comunista del sur (Vietcong), que se enfrentaba a una dictadura sostenida por la ayuda militar de Estados Unidos.

El 12 de enero de 1967 recibe a representantes del Centro de Investigación de las Instituciones Democráticas de Estados Unidos, ante los cuales declara lo siguiente: “La Administración estadounidense debe terminar incondicionalmente sus bombardeos sobre el norte de Vietnam; sólo así pueden conversar con nosotros sobre otro asunto. Su Gobierno debe comprenderlo. No invadimos a EE.UU. No cometemos ningún acto agresivo en su territorio. Respeto al pueblo norteamericano, que es inteligente y amante de la paz y la democracia. Los soldados norteamericanos son forzados a venir aquí para matar y morir. Es difícil para ustedes creer que me siento muy dolido no sólo cuando mueren los vietnamitas, sino también los soldados norteamericanos. Simpatizo con el dolor de sus familias. Créanme cuando digo que sería muy feliz de recibir de manera pacífica al presidente norteamericano en Vietnam. Tendemos la mano de amistad a cualquier nación que reconozca a Vietnam como un país independiente y libre”.

Desde 1957, la insurrección masiva del campesinado contra el gobierno títere del sur, hizo recaer el peso de la guerra sobre el ejército norteamericano, que utilizó su abrumadora superioridad en medios para masacrar cruelmente a la población civil. El pueblo vietnamita, indefenso y sin armas de mayor envergadura, tuvo que soportar años de bombardeos de napalm, ser testigos de cómo las tropas estadounidenses arrasaron aldeas a sangre y fuego. Sin embargo, la resistencia organizada, asimétrica, incansable, orientada por Ho Chi Minh, soportó este flagelo, hasta conseguir la victoria y la independencia definitiva de todas las formas de dominación imperial. Desde 1968, el presidente norteamericano Johnson abrió negociaciones de paz con Vietnam del Norte, que se completarían bajo el mandato de Nixon.

Sin embargo, el líder y fundador del movimiento, Ho Chi Minh, murió antes del fin de la guerra en Hanoi, en el año 1969. Muerte prematura, ya que no pudo ser testigo del triunfo de su pueblo sobre las tropas estadounidenses y su retirada definitiva en el año 1973, el hundimiento militar de Vietnam del Sur (1975) y la reunificación del país bajo un régimen comunista (1976). En su honor, las autoridades vietnamitas pusieron el nombre de Ciudad Ho Chi Minh a la antigua capital de Vietnam del Sur, Saigón (1975).

Poeta, estratega militar, teórico de la Revolución y la liberación de los pueblos, ha sido inspiración y guía de procesos de emancipación y lucha por los ideales socialistas, expresa como último deseo en su Testamento que “todo nuestro Partido y pueblo, unidos estrechamente en la lucha, construyan un Vietnam pacífico, unificado, independiente, democrático y próspero y hagan una valiosa contribución a la Revolución mundial”.

La lucha vietnamita, y el legado de Ho Chi Minh sirve de inspiración para los pueblos que sufren la ocupación forzada, la violencia militar de los imperios traducida en bombas, muertes inocentes, destrucción. En ese contexto y como diría otro Grande de la Historia, Ernesto “Che” Guevara, la consigna y tarea fundamental es “crear, dos, tres…muchos Vietnam” esperando que, al final – como en el caso de Vietnam – se imponga la paz y la justicia de los pueblos.

MPPRE

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve