Internacionales / Noticias

23.Mar.2016 / 09:12 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Este miércoles, el expresidente de Brasil, Luis Ignacio “Lula” Da Silva, reiteró su apoyo a la mandataria actual del país suramericano, Dilma Rousseff, y rechazó el intento de golpe que pretende ejecutar la derecha a su gobierno.

Durante un encuentro con el Partido de los Trabajadores (PT), Da Silva llamó a respetar lo que el pueblo de Brasil decidió democráticamente al escoger a Dilma como presidenta de la nación en 2011 y reelegirla para un nuevo período presidencial en 2014.

“Ellos (la derecha) tienen que aprender que ganamos las elecciones con los votos democráticos del pueblo de Brasil. Tienen que esperar, no tienen que darle un golpe a Dilma. No vamos a acepta un golpe en este país a Dilma”, reafirmó el exdirigente brasileño, en transmisión de Telesur.

Asimismo, indicó que el motivo de su incorporación al gabinete de la Presidenta Rousseff, se debe a que la misma le hizo la petición en reiteradas ocasiones, porque “iba a poder a hacer lo que mejor hago que es hablar con el pueblo”.

“Yo tengo noción de que convivir un presidente y un expresidente no es fácil. Dilma me había llamado ya en agosto del año pasado pero yo no acepté. Fue ahora con esta crisis política y la crisis mundial, y con cada vez mas adversarios que ella me dijo que quería mi ayuda (…) Tengo conciencia plena que puedo ayudar al Dilma, conversando con el más pobre, conversando con el más rico”, expresó.

Destacó que en Brasil es difícil lidiar con los conservadores, pero con el surgimiento de los sindicatos organizados, colaborando con el gobierno de la región, “el pueblo fue creando consciencia”.

“El pueblo trabajador crece en cantidad, en consciencia, en madurez, con lo que llega el día que todos ustedes ayudaron a la conquista de la democracia, con la creación de sindicatos”, dijo al tiempo que destacó la ayuda que, tanto su gobierno como el actual, se le ha brindado a los sindicalistas.

En su alocución, Da Silva señaló que la presidenta actual de Brasil tiene consciencia de la necesidad de aplicar políticas económicas que estén orientadas a la creación de más empleos y al crecimiento económico. “El pueblo trabajador es el que puede ayudar a resolver la crisis”.

Actualmente, tanto Rousseff como Da Silva enfrentan una campaña de desprestigio promovida por parte de sectores opositores, que intentan vincularlos con asuntos de corrupción, específicamente, con un supuesto fraude en Petrobras (empresa petrolera de Brasil), como parte de una operación de golpe de Estado, impulsado principalmente por la derecha brasilera enquistados en el Poder Judicial de ese país.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve