Internacionales / Noticias

18.Abr.2016 / 01:57 pm / Haga un comentario

Dilma Rousseff

Foto: @teleSURtv

El abogado de la presidenta de Brasil Dilma Rousseff, José Eduardo Cardozo, alertó este lunes que la mandataria se ha convertido en “víctima de una acción orquestada” por sectores de la derecha que pretenden hacerse del poder que le fue otorgado a la mandataria brasileña, por el poder popular en 2014, cuando fue reelegida como presidenta de la nación suramericana.

En este sentido, indicó que la mandataria luchará “con todas sus fuerzas para demostrarle a la sociedad que no ha dicho adiós a la democracia tan duramente conquistada”, cita la agencia de noticias española EFE.

Reiteró que el “juicio político” que se pretende iniciar en contra de Rousseff es ilegal, debido a que carecen de sustentación, así como está siendo manejado por personas que se encuentran implicados en crímenes, como lo es el caso del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

“El presidente de la Cámara de los Diputados está acusado de crímenes graves: está imputado y consigue usar el poder para impedir ser destituido, su proceso de impugnación en el Consejo de Ética empezó antes del ‘impeachment’, su proceso se arrastra entre obstáculos mientras que el de Rousseff avanzó rápidamente”, detalló Cardozo, citado en la nota.

La Cámara de Representantes de Brasil dio este domingo el primer paso para el golpe de Estado a Rousseff al aprobar con 367 votos a favor, 167 en contra y siete abstenciones, el juicio político que incluye la destitución de la mandataria.

Ahora el proceso deberá continuar en el Senado, instancia que decidirá de manera definitiva la realización del juicio político, que para ser aprobado debe obtener el voto de la mayoría simple (41) con un quórum de 42 senadores. De lograrse estos votos y comenzar el proceso, la Presidenta tendrá que separarse del cargo por 180 días, equivalentes a seis meses, período en el cual la Cámara Alta tomará la decisión y emitirá el veredicto final.

Al respecto, el abogado manifestó que la defensa presentará los mismos argumentos que se dieron en la Cámara Baja, así como enfatizó que “en el Senado se nos dejará aportar pruebas concretas” lo que, según él, debería poner la balanza del lado de la presidenta Rousseff.

Para que se dé la destitución definitiva de la mandataria brasileña, ésta debe ser aprobada con al menos dos tercios (54) de los 81 senadores.

Si Rousseff abandona el cargo lo asumiría temporalmente el vicepresidente Michel Temer, del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) que rompió su alianza con el Partido de los Trabajadores (PT), y terminaría el mandato en 2018. No obstante, la Corte Suprema pidió un proceso de juicio político que de llevarse a cabo, junto al de Rousseff, asumiría el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien deberá llamar a elecciones dentro de 90 días para elegir a un nuevo jefe de Estado de la nación suramericana.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve