Noticias

10.Nov.2015 / 02:49 pm / Haga un comentario

Foto: Misión Verdad

Al no poder realizarse en la inmediatez de sus ambiciones políticas, ahora sólo les queda como estrategia preelectoral aferrarse a la ilegalidad del dólar paralelo y a su proyecto de especulación infinita, mientras lanzan de forma desesperada en la mediática nacional e internacional granadas de humo con la espoleta vencida, en el intento de reducir hasta donde les sea posible sus evidentes incoherencias, que más allá de reflejar desgaste y exasperación, también ponen de manifiesto su imperiosa necesidad de endosarle al Gobierno Bolivariano los costos políticos del desastre económico que ellos mismos provocaron.

“El Gobierno acapara”

Los medios venezolanos y la MUD durante la semana pasaba se dedicaron a instalar la matriz de opinión sobre el supuesto “acaparamiento” de productos y alimentos importados que ha recibido el Gobierno Bolivariano en varios puertos del país.

Como si fuera poco la evidencia de los 4.057 mercales instalados a cielo abierto en todo el país y la realización de megajornadas de abastecimiento seguro por parte del Ministerio del Poder Popular para la Alimentación en barrios y comunidades caraqueñas, el “empresariado venezolano” y sus medios de comunicación sostienen que el Gobierno Bolivariano es masoquista y que está conspirando contra él mismo a un mes de las elecciones parlamentarias. Como si fuera una política del Estado venezolano, en medio de una guerra económica tan bestial como la que han aplicado, desbaratar sus propios mecanismos de distribución con fines de autoboicot preelectoral.

Esto es, básicamente, reducir a un nivel de estupidización política extrema cualquier razonamiento lógico acumulado durante dos años de guerra económica, donde es precisamente el “empresariado venezolano” los que figuran como los protagonistas estelares de la desestabilización económica.

Quédense tranquilos. El indiscutible récord acaparador que ostentan ustedes es imposible de superar.

“El Gobierno acabó con el aparato productivo nacional”

El PIB (Producto Interno Bruto) mide y condensa todo lo que produce una economía al cabo de un año. Según Fedecámaras, la reducción del PIB (es decir, de la producción) caerá un 10% al finalizar el año y sus capacidades “productivas” se han visto mermadas en un 44% en comparación con el año 2012 por culpa del modelo económico chavista.

Grafiquemos esto con un caso de la vida cotidiana para ejemplificarlo mejor. Si usted tiene un amigo borracho que depende de su sueldo para poder beber, es normal que él lo chulee y beba de acuerdo a lo que gana. Supongamos que usted le da 5 mil bolívares mensuales para que él pueda beber tranquilo. Si el día de mañana a usted lo botan del trabajo y tiene que buscar uno que pague menos, entonces su amigo borracho ya no podrá beberse los 5 mil, sino capaz mil ó 2 mil que usted llegase a prestarle.

Aunque parece bastante obvio el ejemplo, tal cual es la conducta parasitaria del “empresariado venezolano” dentro de la economía nacional. Si Venezuela ostenta altos ingresos petroleros, entonces Fedecámaras y Empresas Polar tienen mayores oportunidades de mantener sus ritmos de parasitismo importador. Si Venezuela ostenta bajos ingresos petroleros, como en la actualidad, entonces el borracho (en este caso el empresario adicto a la importación) se altera, se frustra y comienza a tirar manotazos como loco, porque depende a totalidad de los dólares que da el Estado para mantenerse alejado de su miserable existencia histórica: la nada absoluta en su más atroz pertinencia cultural.

Los datos que expone (manipuladamente) Fedecámaras, en medio del escenario preelectoral con respecto al PIB, se debe a la merma de los ingresos petroleros y no al fracaso de lo que ellos llaman “el modelo”. En tal caso, serían las consecuencias palpables de su modelo industrial de invernadero, deforme, transnacional, dependiente, importador de baratijas y pasapalos, que no tiene otra vía para financiarse que no sean los barriles de petróleo que extrae, procesa, comercializa, distribuye y vende Pdvsa.

Aquí lo fundamental para los medios proempresariales es mostrar al Gobierno Bolivariano como responsable del desastre con base a estereotipos y demandas de desaprobación. Más nada.

Es el Estado venezolano el que los mantiene y el que les bombea oxígeno, pero eso no evita que sigan diciendo que “el modelo” al mismo tiempo que “no produce nada”, persigue “a los que sí lo hacen”. A diferencia de su amigo, este borracho disfrazado de “empresario venezolano”, que tiene más de 100 años gozándose una pea maravillosa subsidiada por el petróleo, no hay centro de rehabilitación que lo salve. Está condenado a morir en el tormentoso devenir del tiempo histórico.

Hasta aquí

No hay industria, negocios y cuentas en el extranjero que los haga esquivar el gancho fulminante que se les viene encima el 6D. No hay dólar ni euro en cual se puedan refugiar para pasar el sustico. No hay contactos políticos en el extranjero que se inmole junto a ustedes.

En la soledad que les otorga el dinero y su servilismo antinacional están las claves de su derrota.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve