Héctor Agüero / Noticias / Opinión

2.Dic.2016 / 08:15 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Algo que la derecha se empeña en negar son los méritos de la Revolución Cubana.

Desconociendo con ello, la universalidad del proceso caribeño y su fortaleza, al sostenerse de pie ante nueve gobernantes estadounidense.

Los poderosos medios de comunicación del gran capital relegan a la mínima expresión el resultado de la tradicional votación en la ONU, contra el embargo de la administración norteamericana que golpea al pueblo de Cuba.

Desde hace más de 30 años la votación a favor de Cuba, es masiva y solo Israel y EEUU votaban en contra. Este año 2016 por primera vez estos dos países se abstuvieron, lo cual puede considerarse una victoria moral de la patria de Martí.

Otro ejemplo de universalidad socialista y cubana, es la condición de árbitro internacional del gobierno cubano. Muchas de la jugadas y enroques de distintos conflictos internacionales han pasado por la Habana, desde los procesos como el irlandés, el ETA, las FARC, el Sarahoui, se han dirimido en la Isla del Caribe.  En fecha reciente, uno de los primeros gestos del Primer Ministro de Canadá, al asumir su cargo fue declarar su solidaridad con la Revolución Cubana.

 La España franquista y la del Rey Emérito, Juan Carlos, han manifestado siempre un interés inusual con respecto al proceso cubano. La universalidad y solidaridad cubana siempre presente y vigente en el continente africano. Tanto en la lucha de liberación como en la asistencia en salud y educación, Cuba ha dado su mano solidaria a buena parte de los países de África.

Cuando la tragedia de Chernobyl el pueblo y gobierno de Cuba asumieron un contingente de niños y niñas altamente contaminados, que ningún país europeo quería recibir.

Nosotros somos testigos del desprendimiento de los hermanos cubanos, quienes jugaron un rol decisivo en las Misiones, en especial Barrio Adentro. Nunca antes un médico formado en nuestras universidades, había ejercido un sagrado compromiso en los barrios de nuestras grandes ciudades. Pero el punto culminante de la universalidad solidaria de la Revolución Cubana, en acuerdo con el Comandante Chávez fue derrotar en Mar del Plata el ALCA gringa e instalar ALBA, el sueño del Padre Bolívar y así consolidar los primeros pasos para la integración continental.  Cuba pasará a la historia como ejemplo de solidaridad y universalidad. Hizo Fidel realidad el verso Martiano: “Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve