Luis Britto García / Noticias / Opinión

18.Dic.2017 / 10:06 am / Haga un comentario

Luis Britto García

Las criptomonedas, hasta el día de hoy, han sido lanzadas por especuladores privados, interesados solo en la ganancia. El petro, al ser lanzado por un gobierno, debe tener en cuenta el interés nacional.

Las criptomonedas no tienen más respaldo que la confianza en el especulador. El petro, por estar respaldado por reservas en petróleo, diamantes, oro y en general por el patrimonio de la República, darían al tenedor derecho a la participación en ese respaldo.

Quien invierte en las criptomonedas no obtiene más que el valor simbólico que estas representan. Quien invierte en el petro, al exigir su respaldo en las riquezas de Venezuela puede tener participación en el petróleo, el hierro, el aluminio, el oro, los diamantes, la biodiversidad, hasta ahora patrimonio colectivo e indiviso del pueblo venezolano.

Las criptomonedas, al no tener entidad material, funcionan gracias a complejos sistemas de comunicación instantánea de débitos y créditos llamados blockchains. El petro no podría existir sin la instalación de uno de estos sistemas, funcionalmente competitivo con los de los países desarrollados; definitivamente, no con el ABA de Cantv, con el cual tardo varios días en enviar un mensaje con un simple archivo.

Denuncia el Gobierno venezolano que acumuladores de papel moneda acaparan la edición limitada de esta hasta dejar sin circulante a la población. Igualmente acaparadores del petro podrían adquirir la totalidad o la mayor parte de la emisión limitada de éste y controlar o impedir la circulación monetaria en el país.

Denuncia el Gobierno que páginas web como DolarToday devalúan la moneda física emitiendo falsas cotizaciones de ésta que los comerciantes adoptan. De igual manera, páginas web como Petro Today podrían devaluar la criptomoneda emitiendo falsas cotizaciones que los comerciantes adoptarán mientras se los deje hacerlo.

La moneda física solo vale por la credibilidad real de su promesa de ser intercambiada por metales preciosos u otros bienes económicos. La criptomoneda solo vale por la credibilidad real de su promesa de ser intercambiada por otras monedas físicas o por bienes económicos.

Se pueden adoptar todas las medidas para evitar la fuga de capitales, de moneda o de divisas; pero para evitar la fuga de petros, ninguna.

Es posible adoptar medidas para disminuir el lavado de capitales; el petro es un quanto de información que no necesita lavado.

Según la Ley de Gresham, la mala moneda de aceptación obligatoria sustituye a la buena. Si el petro es de aceptación obligatoria y resulta malo, suplantará al bolívar; si resulta bueno, será sustituido por éste.

De acuerdo con el artículo 318 de la Constitución, “La unidad monetaria de la República Bolivariana de Venezuela es el bolívar”. El nuevo petro requerirá una Constitución nueva.

Luis Britto García

brittoluis@gmail.com

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve